Por qué los niños no deben comer miel

¿Por qué los pequeños no deberían comer miel?


¿Sabías que no se recomienda la ingesta de miel en los niños? La miel es uno de los alimentos que suelen estar en medio de debates. Hay quienes disfrutan de ella y la promueven, y otros que al verla le dan un rotundo no. Uno de los mayores problemas de comer miel que algunos destacan es el hecho de que actualmente solo hay miel artificial. Aunque hay mieles naturales, la realidad es que no siempre están al alcance, por eso muchos se resisten a su consumo.

La miel es un alimento nutritivo que promueve el desarrollo y el crecimiento en los más pequeños. Sin embargo, esto no significa que sea una buena idea que los niños la coman ¿Por qué?

Comer miel produce botulismo

El botulismo es una enfermedad que tiene como procedencia el Clostridium botulinum, este se encuentra en alimentos que ya están en mal estado. Algunos de estos alimentos pueden ser los embutidos y conservas, y tristemente también suele producirse en la miel. Pero quizás te preguntes, ¿por qué si la miel puede producir esta enfermedad puede ser consumida por adultos pero no por niños?

Los niños menores de un año no deben comer miel porque esta pudiera tener esporas de la bacteria Clostridium botulinum que viajan por el sistema digestivo del menor. Una vez que estas esporas llegan al intestino se libera una toxina que paraliza los músculos del bebé, lo cual se convertiría en una emergencia grave. Quienes somos adultos no tenemos problema en comer miel debido a que el botulismo se presenta principalmente en niños menores de 6 meses de edad.

¿Cuáles son los síntomas del botulismo?

La realidad es que son muchos los síntomas que pueden generar en los pequeños el botulismo. Pero en esta ocasión vamos a destacar los más comunes:

  • Estreñimiento.
  • Succión débil.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Aturdimiento.
  • Respiración ralentizada.
  • Ojos semicerrados.
  • Falta de reflejos.

¡Es importante cuidar de la salud de tu bebé!

La salud de los pequeños es de gran importancia, por eso no se debe tomar a la ligera y se recomienda tener y mantener una alimentación saludable. Es vital que los niños tengan una dieta equilibrada, que cuente con los nutrientes necesarios para favorecer su desarrollo y crecimiento. Recuerda que el hecho de que un alimento parezca saludable no significa que sea una buena opción. Comer miel puede ser muy dañino para su pequeño organismo, lo mejor es sacarlo de su dieta, al menos hasta que estén un poco más grandes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)