La hipoxia intermitente

¿Qué es la hipoxia intermitente y para qué sirve?

¿Te han hablado alguna vez sobre la hipoxia intermitente? Esta es una práctica que se ha popularizado en los últimos años. Sin importar que sean profesionales del deporte o no, muchos han podido beneficiarse de ella. Este tipo de técnica tiene como objetivo educar y preparar al cuerpo para que funcione con total normalidad aún en condiciones donde el oxígeno es menor. Hay quienes lo practican de forma artificial o natural, pero sea cual sea el caso, las ventajas que ofrecen son las mismas.

La hipoxia intermitente se ha convertido en una actividad común. Sin embargo, es una técnica muy utilizada por los deportistas de élite, puesto que los ayuda a sacar lo mejor de sí al aumentar su rendimiento. Algunas personas sienten cierto grado de temor al escuchar hablar sobre la hipoxia, pero al ponerse en las manos correctas no hay nada que temer. Pero es necesario destacar el hecho de que antes de hacer este tipo de práctica, es necesario consultar a un profesional de la medicina.

La hipoxia intermitente

La hipoxia intermitente consiste en aplicar una técnica de entrenamiento para ayudar a la persona a mejorar su transporte de oxígeno por el cuerpo. Realizar esta técnica ofrece grandes beneficios para la salud, así como para el rendimiento deportivo. No se trata de privar a alguien del oxígeno, puesto que eso sería simplemente aguantar la respiración. Se trata de seguir respirando normalmente pero con un tipo de aire modificado que ayuda a entrenar el cuerpo.

Privarse de forma intermitente de “una respiración normal” es como algunos definen en pocas palabras la hipoxia intermitente. En nuestra respiración normal hay un 21% de oxígeno, pero cuando se trabaja con la respiración mecanizada para lograr la hipoxia hay menos del 20%. Aunque la diferencia parezca muy mínima para algunos los efectos son visibles. Por esa razón, se recomienda ser guiados por aquellos que son profesionales en ello.

¿Qué beneficios ofrece la hipoxia intermitente?

Sí, la hipoxia intermitente es una de las técnicas más utilizadas actualmente. Uno de los aspectos que más suelen destacar los profesionales es el hecho de que la hipoxia los ayuda a reducir la carga de entrenamiento. Sin embargo, no solo se trata de este beneficios, existen otros que también son muy relevantes, algunos de estos son:

  • Aumento de la potencia y del rendimiento.
  • Mejora en la capacidad anaeróbica.
  • Reducción de mareos y fatigas.
  • Incremento de la quema de grasas.
  • Mejora en la condición cardiovascular y pulmonar.
  • Aumento en la oxigenación del cerebro.
  • Potenciación del sistema inmunológico.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)