empezar en forex

Los mejores consejos para empezar a operar en Forex hoy mismo

Forex es el mercado financiero más grande del mundo al mover casi 5 billones de dólares al día. No hay ningún mercado que se le pueda igualar. Esta es una de las principales razones por las que muchos inversores se interesan por este.

En este artículo te vamos a dar los mejores consejos para que empieces a operar desde hoy, sin olvidarnos primero de responder a la pregunta qué es Forex.

¿Qué es Forex?

Forex o mercado de divisas es el lugar donde se negocia el valor de las principales monedas del mundo como el euro, dólar o la libra esterlina, además de otras consideradas como exóticas como el peso mexicano o la corona danesa.

Las divisas se negocian en pares. Es decir, una enfrente la otra. Por ejemplo, el par más popular de todos es el USD/EUR.

Otra de las peculiaridades de este mercado es que opera de lunes a viernes las 24 horas del día. Eso es posible gracias a que Forex opera en varias bolsas del mundo (como las de Londres, Nueva York o Tokio) que tienen diferentes husos horarios.

Hay que destacar también que es un mercado muy volátil, por lo que se puede ganar mucho en poco tiempo (o perder mucho). A continuación, te vamos a dar una serie de consejos para que empieces a operar en este mercado ya mismo.

Entender el mercado es fundamental

Por lo general, los inversores que se interesan en Forex buscan resultados inmediatos. Y no hay algo peor que la falta de paciencia cuando se realiza una inversión. Antes de empezar a invertir en el mercado de divisas (este consejo sirve para cualquier mercado financiero),  es necesario que investigues un poco y no te lances a invertir a ciegas. Sin los conocimientos necesarios no obtendrás resultados.

Estudia estrategias y deja que te “orienten”

Que algo haya funcionado en el pasado no significa que lo vuelva a hacer en el futuro. Sin embargo, sí que te puede servir como ayuda.

Investiga y estudia cuáles han sido las estrategias que han sido exitosas en el pasado. Fíjate en qué parámetros se fijaban para tomar una u otra decisión. Aunque lo que se hizo no garantice un éxito futuro, en general te puede ayudar a tomar tus propias decisiones para conseguir el éxito en tus inversiones.

Siempre con los pies en el suelo

Empezar a invertir siempre ha sido complejo. Es por eso fundamental que seas realista con tus objetivos. Es decir, no esperes una rentabilidad del 100% con tu primera inversión. Mantén los pies en el suelo y sé consciente que invertir no consiste en ganar dinero mientras no haces nada.

Lo más importante es que practiques y analices qué es lo que funciona y qué no. Ya verás que con la experiencia que vayas ganando los resultados llegarán.

Empieza con una cuenta demo

Antes de invertir con dinero real lo ideal es que lo hagas con dinero ficticio. Es una buena forma de poner en práctica todo lo que hayas aprendido a base de investigar. Así podrás ver qué es lo que funciona y cuál es tu tolerancia al riesgo. Cuando te sientas preparado puedes empezar a invertir un poco con dinero real. Eso sí, nunca inviertas más de la cuenta, ya que los mercados son inestables.

Deja que el mercado trabaje por ti

Hay inversores que quieren beneficios a corto plazo. Sin embargo, si solo estás empezando lo mejor es que inviertas a largo plazo. Por lo general el mercado se corrige a sí mismo. Ya verás como los beneficios tarde o temprano llegarán.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)