Principales habilidades requeridas para ser un jugador profesional de póker

En los casinos físicos, así como en los casinos en línea, tales como GGBet, incluyen el tradicional juego de cartas conocido como póker.

Para algunos jugadores no tan expertos en el tema, alegan que jugar al póker, debe hacerse de manera muy agresiva, pero esta estrategia no es del todo válida, puesto que el póker así como el ajedrez requiere de habilidades mentales y hoy conocerás lo que necesitas aprender para consolidarte como un gran jugador.

Definamos que es el póker

El objetivo principal del póker es reunir una combinación en cartas con las numeraciones más altas, el juego empieza al momento que se reparten 5 cartas o naipes. La combinación más elevada es la denominada “la escalera” o “flor imperial”, este tipo jugada recaba 5 cartas idénticas del mismo palo del 10 o de los Ases.

Las otras jugadas dentro del juego son:

  • Luego de esta combinación le sigue la “escalera de color”, las cuales son 5 naipes seguidos de un determinado palo.
  • También está “el póker”, siendo 4 naipes de igual valor.
  • “El full” que son 3 naipes iguales y 2 naipes iguales.
  • El “color”, son todos aquellos naipes del mismo color, pero que no son consecutivos.
  • El “trío”, como lo dice su nombre, son tres cartas del mismo color.
  • Las “dobles parejas”, son dos pares de parejas de cartas iguales.
  • La “pareja” son dos naipes iguales.
  • Finalmente, tenemos la “carta alta”, en este caso gana el jugador que tenga los naipes más altos.

Estas son las destrezas requeridas para aquel individuo que quiere convertirse en un experto jugador

Destreza matemática 

El mazo de naipes trae una combinación de números, colores y letras, dicha combinación permite crear jugadas como las mencionadas en el segmento anterior, y aunque para muchos pudiera ser algo más de suerte, que de alguna habilidad matemática, resulta que es un juego que maneja probabilidades y estadísticas, por lo cual quien logra comprender estos eventos matemáticos, tiene mayores posibilidades de resultar vencedor en una partida de póker.

Acá se debe resaltar que es fundamental reconocer las reglas y normas del juego, las variantes del mismo, esto con la finalidad de poder aplicar las matemáticas y saber qué posibilidades reales tiene el jugador de ganar una partida.

Destreza de autocontrol 

Esta habilidad está relacionada con la capacidad de poder controlar las expresiones faciales, ya que es importante confundir al oponente, puesto que el mismo no puede sospechar por ningún motivo cuál es la jugada que tienes, si realmente es buena o es la peor combinación que has podido obtener.

Aquí lo primordial es mantenerse calmado, sereno y centrado; en determinadas ocasiones la mano de naipes no es lo más favorable y es allí que mantener un rostro calmado es fundamental, ya que de demostrar angustia o desesperación, a la posible pérdida que podría presentar monetariamente sería mayor.

El sentimiento de frustración debe quedar anulado, porque así como se presenta una mala racha, todo puede cambiar si mantienes tu habilidad mental y matemática.

Destreza de disciplina y trabajo 

Una habilidad que es difícil de adquirir es la disciplina, ya que para estudiar matemáticas, mejorar las expresiones faciales se requiere práctica, ejecutar numerosas partidas de póker y es aquí donde muchos jugadores pierden el norte, puesto que se desaniman con la primera mala racha o con la primera mano pérdida.

Convertirse en un gran jugador de póker requiere de mucha práctica, porque con cada mano se acumula experiencia, se mejoran las habilidades y se conocen de nuevos “trucos” que bien aplicados pueden servir para mejorar las partidas.

Así que no se desanime en la primera semana, la perseverancia le permitirá ser un gran estratega del póker.

Con respecto al trabajo, se tiene estimado que el jugador debe ejecutar 100 manos al mes, con la finalidad de:

  • Lograr ganancias estables.
  • Acumular conocimiento con cada mano.
  • Afinará sus destrezas matemáticas en estadísticas y probabilidades.
  • La suma de las rachas negativas serán menores en comparación con las rachas positivas.
  • Conocerá mejor a sus rivales, ya que por lo general suele toparse con los mismos apostadores.

Destreza financiera

Es una de las habilidades fundamentales para un buen jugador de póker, pues debe saber distribuir sus finanzas, destinar el dinero que ingresa para pagar las cuentas de comida, servicios públicos, colegiatura en caso de tener hijos, el alquiler del inmueble o local comercial de poseer uno, y hacer un fondo aparte para el dinero de apuestas.

Una recomendación que se le hace a todo jugador es que una vez superado los fondos monetarios de apuestas, no se deben disponer del dinero de gastos personales y familiares. No se debe caer en la obsesión de querer ganar a toda costa o de creer que la próxima mano será la ganadora, el jugador debe aprender a retirarse de una partida en el momento correcto.

El jugar póker tiene un componente psicológico muy elevado y la descarga neuronal por parte de la adrenalina es alta, lo cual suele conllevar a la adicción y es aquí donde se debe tener mucho cuidado, puesto que a algunos los ha llevado a la bancarrota.

Así que aquí predomina el adagio “la práctica hace al maestro”, algo que siempre debes recordar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)