¡Mi primera tarjeta de crédito! ¿Cómo elegir la adecuada?

Recibir una tarjeta de crédito por primera vez puede otorgar independencia, comodidad, oportunidades y mucha libertad. Manejarla de manera responsable puede beneficiar la salud crediticia de quien la posea, lo que es útil para, por ejemplo, pedir un préstamo en el futuro. Por lo tanto, es importante agregar tu primera tarjeta de crédito a tus métodos de pago. Pero, igual de importante es elegir la tarjeta adecuada.

Las tarjetas de crédito son una herramienta poderosa, pero un mal uso puede traer consecuencias negativas y afectar el mantenimiento de las finanzas al día. Esto es lo que deben saber las personas que buscan acceder a una tarjeta de crédito por primera vez.

Cómo elegir la tarjeta que me convenga

Al elegir una tarjeta, existe que una amplia cartera de opciones y, cada una de ellas, atiende un conjunto específico de necesidades o intereses. Pero, ¿cuáles son las opciones principales? Hay varias categorías.

Por un lado, están las tarjetas de recompensas que dan “premios o beneficios” al usuario como reembolsos en efectivo, estancias en hoteles, millas aéreas o puntos por compras realizadas. También hay tarjetas sin recompensas. Normalmente cuentan con tasas de interés y cargos anuales más bajos, lo que permite manejar las deudas con ofertas y cierto margen y da un respiro de los cargos de los intereses que en, la mayoría de los casos, suelen ser elevados. Por último, existen las tarjetas con garantía para quienes desean establecer o reparar su crédito. Entonces, al existir tantas opciones, ¿cómo se puede elegir la que más convenga?

La tarjeta de crédito adecuada es la que equilibra las necesidades a corto plazo con las necesidades a largo plazo. Antes de solicitarla, considere detenidamente sus circunstancias y cómo la selección que realice puede marcar una diferencia en el estilo de vida y los objetivos financieros por los que está averiguando. Por ejemplo, no tiene sentido investigar qué banco tiene las tarjetas de crédito más caras en México, si su salario no llega al mínimo pretendido por la entidad para otorgársela.

Entonces, como puntos principales, se deben considerar factores como ingresos, hábitos de gasto, puntaje de crédito y la capacidad para hacer, mínimamente, los pagos mínimos si no se puede liquidar el saldo completo. Una vez analizada esta etapa, ya puedes empezar a pensar qué tipo de tarjeta es la que más te conviene.

Por ejemplo, si lo que se desea es ahorrar dinero, la mejor opción serán las tarjetas sin recompensas. Una tarjeta de crédito con intereses bajos permite generar menos intereses sobre el saldo. Por otro lado, si el interés pasa más por disfrutar de los beneficios y aprovechar al máximo las compras realizadas, una tarjeta de recompensas sería la ideal ya que pueden ahorrarle dinero o contribuir a las experiencias.

Por último, si no se tiene crédito o se necesita mejorar el crédito, una tarjeta con garantía podría ser la opción buscada. Sin embargo, es importante saber que una tarjeta con garantía requiere un depósito de seguridad que determinará el límite de crédito.

Consejos básicos sobre las tarjetas de crédito

Mantén los gastos bajo control

Las entidades bancarias quieren asegurarse de que los gastos no superen el monto que se puede pagar. Una regla general es no gastar más del 30 por ciento del límite de crédito. Si destina la tarjeta para pagar compras que no están dentro del presupuesto, es posible que use todo el crédito disponible de manera repentina. Para establecer un historial de crédito sólido, es aconsejable usar la tarjeta para compras planificadas y asegurarse de tener un plan para pagarla.

Paga a tiempo

No realizar o atrasarse en un pago aunque sea solo una vez puede tener serias consecuencias como cargos por intereses y un efecto negativo en el puntaje de crédito, lo que puede perjudicar la obtención de préstamos a tasas favorables en el futuro. Si sabe que todos los meses cuenta con el dinero, es recomendable establecer pagos automáticos a través del homebanking para asegurarse de pagar a tiempo.

Paga el saldo completo

La mejor estrategia para evitar acumular deudas es pagar la totalidad del saldo. Pero si por algún motivo no puede hacerlo, pagar sobre el mínimo requerido disminuirá el saldo pendiente, lo que puede disminuir los cargos por intereses.

Revisa con frecuencia los cargos

Es muy importante  dar seguimiento a las compras realizadas. La mayoría de los bancos ofrece el servicio de banca en línea y aplicaciones móviles que permiten tener acceso a las transacciones en tiempo real. También se pueden programar alertas que notifiquen sobre cargos sospechosos, cuando está cerca del límite de crédito y cuando se acerque el momento de pagar la factura.

Si quieres empezar a contar con una tarjeta de crédito propia, conocer esta información te ayudará en la elección consciente de la solicitud. Ante cualquier duda, dirígete a la entidad bancaria de tu preferencia y pregunta todo lo que necesites al respecto. Contar con una tarjeta de crédito te facilitará la vida en muchos aspectos siempre que la utilices responsablemente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)