Guerrero emprenderá operativo de seguridad en la zona serrana

Guerrero emprenderá operativo de seguridad en la zona serrana

0 80
Chilpancingo.- El gobierno de Guerrero se comprometió a realizar un operativo de seguridad para resguardar el regreso de desplazados de la Sierra de Guerrero antes del 24 de diciembre.
Las personas desplazadas se trasladaron a Chichihualco desde el pasado 11 de noviembre, cuando irrumpieron de manera violenta a la comunidad policías civiles pertenecientes a la Unión de Comunitarios, originarios de municipios de la zona norte y Tierra Caliente, así como de Tlacotepec.
En entrevista, Héctor Astudillo, mandatario estatal, mencionó que “en el caso de Filo de Caballos, toda esa parte de la sierra, hay un planteamiento de que antes del 24 (de diciembre) hagamos también un operativo para acompañar a personas que han sido desplazadas”.
Grupos de comunitarios de los municipios de Teloloapan, San Miguel Totolapan, Cocula, Cuetzala, Cutzamala y Heliodoro Castillo tomaron las comunidades de Leonardo Bravo, lo que provocó el desplazamiento de más de mil 400 personas de diversas comunidades del lugar.
Tras esa irrupción, los desplazados y los comunitarios han intercambiado acusaciones de pertenecer o servir a grupos delincuenciales antagónicos.
Sobre el conflicto, que también permanece en los municipios de Tecpan y Petatlán y que han protagonizado grupos de autodefensa, Astudillo informó que este miércoles se iniciaron reuniones con el representante de la Secretaría General de Gobierno, y el encargado de la Secretaría de Seguridad Pública.
“La idea es que se asuma por parte de la Defensa Nacional y por parte del gobierno del Estado, a través de la Policía del Estado, los puntos que plantearon (los grupos de autodefensa), no todos los que plantean porque tendríamos que llevar a muchos y la verdad no es el único problema que tenemos”, sostuvo.
Agregó que hay una serie de líneas de acción con el tema de la mariguana, “más con la mariguana que con la amapola. Yo creo que en la medida también de que se vaya avanzando en el tema de la amapola pues se van a ir distensando las cosas, es un pleito, como tú lo acabas de decir y que yo lo he dicho, no es un tema que también se esté diciendo por primera ocasión en este momento”.
Sobre esos conflictos, generados en zonas de alta producción de enervantes, Astudillo consideró que se debe a “el decaimiento del precio de la amapola es lo que ha generado una gran confrontación en los territorios donde se siembra, y obviamente hay que buscar opciones también para que no solamente se apueste a la amapola”, en torno a la necesidad de impulsar otro tipo de cultivos.
Cuestionado sobre el avance en la puesta en marcha de la Guardia Nacional, dijo que es un asunto que abordó con el presidente de la República el viernes pasado en Mérida, “y nosotros vamos a hacer lo que nos corresponda para colaborar, yo no soy diputado, pero en lo que yo pueda colaborar junto con mis compañeros gobernadores lo habremos de hacer”. Y agregó que esa corporación para Guerrero “es viable y necesaria”.
Sobre el presupuesto que la federación asignó a Guerrero y que aún se encuentra a discusión en la Cámara baja, Astudillo Flore consideró que “sin pleitos, sin descalificaciones y con razones hay que plantear que sea reconsiderado el tema Guerrero en el presupuesto”.
En el tema de los adeudos millonarios que tiene la paramunicipal Capama de Acapulco con la Comisión Federal de Electricidad, señaló que “yo ya les dije que no voy a pagar el adeudo de Capama porque la verdad es mucho dinero y en su momento yo siempre pensé y dije que eso era un problema que solamente se prolongó, se puso al tiempo, ya reventó y ahora pues hay que pagar”.
Sólo ofreció su apoyo político al ayuntamiento porteño para que se negocie la deuda, tras el primer encuentro que propició entre la alcaldesa morenista, Adela Román, y el gerente general de CFE, Manuel Bartlet.
Del mismo modo, dijo que hará gestiones para que el titular de CFE reciba al alcalde perredista de la capital del Estado, Antonio Gaspar Beltrán, y se dé inicio con la negociación de la deuda que tiene ese ayuntamiento con la paraestatal.