Decoracion casa prefabricada

10 consejos indispensables para decorar casas prefabricadas

Cuando entras al mundo de las casas prefabricadas, unas de las primeras preguntas que te haces es “¿y cómo haré para dejar mi huella personal aquí? ¿Cómo haré para que esta casa no parezca una más del montón?”. Pues, por suerte, la respuesta no es nada difícil si sabes llevar esta guía de decoración contigo. Te propondremos diez ideas para que lleves tu casa prefabricada al próximo nivel y la sientas tan única como tu personalidad.

Primer paso, romper el mito de que todas las casas prefabricadas son iguales. Vale, sí tienen la misma estructura, y eso es la que las hace fiables en primer lugar; su diseño ha sido testeado por clientes antes que nosotros, y por eso sabemos que funcionan a la perfección. Pero el interior o la fachada no tienen por qué ser idénticos a las de más. De hecho, es muy fácil dejarle tu propia marca y estilo a tu hogar. 

¿Cómo decorar una casa prefabricada?

Hablemos más específicamente de las casas prefabricadas de madera, que tienen la particularidad de ser las más versátiles del mercado, y las que mejor te permitirán personalizar los ambientes en tu propio estilo. Aquí te dejamos diez consejos indispensables para tener en cuenta a la hora de decorar tu casa prefabricada:

  1. Ten en cuenta el material de tu casa

Cuando empieces a decorar, al ver todo vacío, échale un vistazo a las paredes, sean de yeso o de madera, intenta inspirarte por el color y la textura. Aunque en el mundo de la decoración todo es posible, lo mejor es que sigas algunas reglas clásicas si no sabes nada sobre combinaciones. Un estilo rústico o casual veraniego es muy recomendable si tienes paredes oscuras de madera o de piedra. Puedes elegir elementos más tradicionales si tienes paredes de yeso que luego pintarás. Y si eres del estilo moderno, intenta preservar las líneas más fuertes de las paredes, esas junturas únicas que no necesitan más que algún detalle minimalista.

  1. Evita las paredes altas y vacías

Muchas veces nos encontramos con paredes de doble altura por el simple hecho de que del otro lado hay un entrepiso, y a veces simplemente contamos con paredes altas por cuestiones arquitectónicas que se nos escapan de las manos.

Por el motivo que sea, es mejor crear un balance visual interrumpiendo toda esa longitud. Puedes hacerlo con una gran lámpara especial que cuelga del cielo raso, con tapices, mantas e incluso alfombras colgadas de la pared, y si no es demasiado hasta puedes poner un bote, un remo, una cornamenta… ponte creativo, las opciones son infinitas si usas tu imaginación.

  1. Usa los árboles de tus alrededores

Las ramas o los troncos encontrados cerca de donde tienes tu hogar pueden entrar a la casa si tienen una forma particular que te ha llamado la atención, ¿por qué no?

Puedes utilizar una larga rama como baranda para la escalera, puedes emplear un gran tronco cubierto por un cuero de oveja para estar cerca de una salamandra, puedes personalizar las manillas de tus muebles con pedazos de único de la naturaleza.

Invita a la naturaleza dentro de tu casa, el efecto intrigante que causa muchas veces nos produce un sentimiento de confort extrañamente familiar.

  1. Buenos puntos de vista

Siempre que sea posible, intenta que haya un centro de atención focal en cada una de las habitaciones de tu casa prefabricada. Puede ser una gran ventana, una chimenea encendida, una escalera, una alfombra o una lámpara antigua y única. 

Si tienes un espacio muy grande puedes tener más de un foco de atención, pero lo importante es que tomes conciencia del lugar hacia donde va naturalmente la mirada y le saques provecho de la manera más inteligente y bella posible. 

  1. Los juegos de la luz 

Si tienes paredes de madera, te habrás dado cuenta de que la madera suele ser algo más oscura que una simple pared de yeso pintada de un color claro. Pero también habrás notado que la luz rebota de una manera más cálida cuando apuntas una luz hacia ella. Así que a la hora de iluminar no solamente tengas en cuenta la intensidad de la bombilla, juega con los rebotes de la luz en las paredes y los reflejos. 

  1. No dejes de jugar

Ya sea que hayas elegido un estilo rural, algo ecléctico o hipermoderno, apúntatelo y no lo olvides; seguir una línea decorativa puede ayudarte si estás dando tus primeros pasos en este mundo.

Sin embargo, después de un tiempo, atrévete a experimentar y ponerte creativo. Pintar de un color audaz los cabinetes de tu cocina, agregar un elemento “ridículo” en los aseos o jugar con las cortinas del dormitorio pueden ser, justamente, lo que haga de tu casa, un hogar. Hazlo único, hazlo tuyo.

  1. Un gran uso del color

Explosiones de color usadas de manera inteligente pueden ayudarte muchísimo a separar ambientes y darle una identidad a cada espacio.

Tienes que saber cómo balancear esos colores con sus alrededores; si tienes paredes oscuras, mejor elige un sofá que no desentone con ellas y opta por un color claro y neutro. Si la mayoría son paredes de madera quizás puedas elegir colores terrosos que inviten a un ambiente relajante y ocioso. Investiga a fondo todas las opciones que te pueden dar los colores, y alejate de los prejuicios; un gris puede ser alegre y el rosado no es solo para las niñas.

  1. Telas que combinan con el ambiente

Las telas son muy importantes cuando empiezas a pensar en la decoración de tu hogar. En casas prefabricadas solemos buscar aquellas con texturas que invitan al confort, a quedarse junto a un fuego y un buen libro. Si ese es el ánimo que buscas para tu casa, ten en mente la tela chenille, el cuero con lana o sin lana, y, sobre todo, los tejidos orgánicos. 

  1. El adentro y el afuera, juntos

Cuando estás dentro de tu salón y miras por el gran ventanal que da hacia un bonito césped o un pequeño conjunto de árboles, es buena idea que nada te interrumpa la visión. O que la interrumpa para sumar un elemento que complemente el paisaje. ¿Qué queremos decir con esto? Que si tienes un porche elijas una gran maceta con flores, una hamaca bien bonita, un tronco que sirva como banco para ver el atardecer.

¡No dejes de decorar tu galería y las inmediaciones de tu hogar!

  1. Avanza de a poco

Aunque tengas mucha ansiedad, deja que la casa “te hable”. Encuentra tu propio estilo a medida que avanzas, no hay ninguna prisa por tenerlo todo justo ahora. Si te tomas las cosas con calma, muy probablemente encuentres el mueble que te hace falta para ese rincón, quizás tus ojos puedan acostumbrarse a aquello que al principio te resultó un gesto decorativo demasiado audaz.

Dale tiempo a tu visión para que se desarrolle, si avanzas lento llegarás muy lejos.

Estos son solo diez consejos para que puedas disfrutar de una decoración personalizada en tu casa prefabricada, pero hay mucho más por aprender. Vive tu nuevo hogar con calma y descubre los mejores trucos atreviéndote a pensar sin prejuicios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)