La Cámara de Diputados aprobó reforma al Artículo Décimo Tercero Transitorio de...

La Cámara de Diputados aprobó reforma al Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos

0 457

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, por 301 votos a favor, 147 en contra y 2 abstenciones, el dictamen por el que se reforma el Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de agosto de 2014, y lo remitió al Senado.

Establece que, al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados se dejará sin efectos la facultad otorgada a la Comisión Reguladora de Energía para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas de primera mano de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, así como la comercialización que realicen personas controladas por Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios.

Precisa que la enajenación que realicen Petróleos Mexicanos, sus empresas productivas subsidiarias, o una persona moral, por cuenta y orden del Estado, será considerada como comercialización en términos de lo establecido por la Ley de Hidrocarburos y sus Reglamentos, por lo que se deberán observar los principios de generalidad y no indebida discriminación previstos en la misma.

En su régimen transitorio, se estipula un plazo de 30 días naturales a partir de la entrada en vigor del decreto, para que la Comisión Reguladora de Energía deje sin efectos los acuerdos, disposiciones administrativas de carácter general, resoluciones y lineamientos relacionados con la imposición de principios de regulación asimétrica a Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios, bajo la atribución concedida por la disposición transitoria que se reforma en el presente decreto.

El documento avalado busca el máximo factor de producción de los hidrocarburos y petrolíferos, garantizando el suministro de los mismos, en beneficio de las y los mexicanos.

Lo anterior, añade, con la finalidad de lograr la seguridad y soberanía energéticas para contribuir al desarrollo nacional, teniendo como referencia que Pemex es una empresa productiva del Estado mexicano.

En la discusión en lo particular, diputados del PRI y PRD presentaron propuestas de modificación al Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos, las cuales fueron rechazadas por el Pleno.

Por su parte, el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) en la Cámara de Diputados rechazó este miércoles el Dictamen que reforma el Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos bajo la premisa de que Morena y sus aliados pretenden retornar a tiempos superados y borrar “de un plumazo”, los principios del libre mercado, la competencia y concurrencia económicas, respaldados en la Constitución Política. Ahora, dijo, la finalidad es volver a hacer de Petróleos Mexicanos un monopolio.

Con la representación del Grupo Parlamentario del PRD, Antonio Ortega Martínez acusó en cambio que, en realidad, esta controvertida ley (igual que la recién aprobada de la Industria Eléctrica) otorga -como a ninguno de los secretarios o directores de las épocas monopólicas- un enorme poder discrecional a Rocío Nahle y a Manuel Bartlett, titulares de Energía y CFE respectivamente, como: Cancelar permisos, imponer barreras adicionales a viejos y nuevos permisionarios, expropiar, intervenir activos, extorsionar, asfixiar hasta la quiebra, hasta  bloquear o desplazar cualquier proyecto privado en desarrollo que consideren ajeno o competitivo y no se alinee.

Ante el Pleno, Ortega Martínez señaló que ni la ley ni este transitorio tienen una base constitucional por lo que emplazó a los promoventes de Morena a que, si en verdad insten en esta aberración, cambien la Constitución.

 “No hay argumentos, solo escuchamos insultos, estigmatizaciones y generalizaciones de corrupción y, en lugar de dar incentivos, se reciben amenazas de cancelación de permisos a gasolineras privadas, para que no «delincan y especulen» y «se apropien» del subsidio a la gasolina que otorga Hacienda; sin embargo –aclaró- el problema que padecemos de gasolina cara, no tiene nada que ver con los concesionarios, sino con los subsidios y la incompetencia de Pemex”.

El legislador federal destacó que -desde el punto de vista jurídico- el desatino es mayúsculo pues no importa a Morena y sus aliados que las recientes reformas a la Ley de Hidrocarburos se encuentren en litigio con múltiples amparos y controversias constitucionales: “La mayoría es omisa al hecho de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no ha emitido posición final aún y ya dan ‘una vuelta más a la tuerca’ con este transitorio mediante el que pretenden anular la esencia de la reforma energética en materia de hidrocarburos, invalidar el marco constitucional vigente (que establece un régimen de competencia en la cadena de valor de los hidrocarburos), y regresar a un mercado dominado por un monopolio estatal”.