Traficantes de humanos amenazan a sobrevivientes de sismo en Nepal

Traficantes de humanos amenazan a sobrevivientes de sismo en Nepal

0 571

Miles de mujeres jóvenes que sobrevivieron al sismo en Nepal son blanco de tratantes de blancas, que podrían secuestrarlas y obligarlas a trabajar en burdeles del sur de Asia, denunciaron activistas nepaleses al diario The Guardian.

En su edición electrónica, da cuenta sobre la amenaza que corren miles de jóvenes y niñas de las zonas rurales devastadas por el terremoto en Nepal y la posibilidad de que sean víctimas de redes de tratantes de blancas.

El sismo de 7.8 grados de Richter, que devastó amplias zonas de Nepal el 25 de abril pasado y provocó la muerte de siete mil 557 personas, también dejo cientos de miles de damnificados en comunidades pobres, que durante mucho tiempo han sido blanco de los traficantes.

Las Naciones Unidas (ONU) y organizaciones no gubernamentales (ONG) nepalesas estiman que entre 12 mil y 15 mil niñas nepalesas son traficadas y llevadas como trabajadoras sexuales a países vecinos, como India, Corea del Sur, o incluso tan lejanos como Sudáfrica.

“La mayoría termina en burdeles indios donde decenas de miles trabajan en condiciones espantosas”, destacó The Guardian en su reporte, que incluye entrevistas a activistas, representantes de ONG y una de las víctimas de traficantes de humanos.

“Estamos recibiendo reportes de (personas) pretendiendo ir a rescatar (a las víctimas del sismo), miran a la gente, a las jóvenes para secuestrarlas”, afirmó Sunita Danuwar, director de Shakti Samuha, una ONG en Katmandú.

El activista aseguró que en situaciones de emergencia y casos, como las que se viven actualmente Nepal por el devastador terremoto, son una gran oportunidad para los traficantes de mujeres, para llevarse a las jóvenes, como Sita, una chica de 20 años, que fue vendida en India.

La mujer contó a The Guardian cómo fue sacada por un familiar con engaños de su aldea en Sindhupalchok, una zona ubicada al norte de Katmandú, y llevada hasta el pueblo de Siliguri, en la frontera india, donde fue vendida al dueño de un burdel

“No tengo pesadillas sobre mi tiempo allí. Lo he borrado de mi memoria”, dijo Sita, tras recordar que fue golpeada y violada sistemáticamente por cientos de hombres, algunos de ellos infectados con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

La joven, quien fue rescatada el año pasado, fue engañada por un tío que le ofreció “un trabajo” en la India. Sus padres, quienes son agricultores y analfabetos, creían en que un buen trabajo le garantizaría regresar con un buen salario, indicó el diario británico.

En el prostíbulo de Siliguri, Sita fue forzado a tener sexo sin protección con hasta 20 o 30 hombres al día, siete días a la semana durante un año. Hasta que el lugar fue allanado por la policía y ella fue entregada a una organización no gubernamental, que la ayudo a regresar a casa.

“Estoy preocupado ahora por las otras chicas que pueden ser sacadas. Se necesitará el dinero y serán tentados si alguien les habla de un trabajo. pero después les pasará lo mismo que me pasó a mí”, indicó Sita, quien vive en un refugio de Shakti Samuha.

Los padres de Sita desconocen exactamente lo que pasó cuando trabajo en India, sin embargo sus hermanos que conocieron la verdad la repudian, ya que aun cuando saben que fue víctimas de violencia sexual, consideran que es una vergüenza para su comunidad.

“El terremoto definitivamente aumentará el riesgo de abuso”, dijo Rashmita Shashtra, una trabajadora de Salud de Sindhupalchok, donde se estima que murieron más de dos mil personas a consecuencia del terremoto.

Aquí, agregó, la gente ahora está desesperada y corre cualquier riesgo. Hay observadores en las aldeas que convencen a sus familiares y agentes locales “para hacer el negocio”.