Sureste el más rezagado en México: BM

Sureste el más rezagado en México: BM

0 609

Con un esfuerzo sostenido y coordinado, las Zonas Económicas Especiales generarán un enorme potencial no sólo para las áreas más marginadas del país, sino para todo México, afirmó el director del Banco Mundial para México y Colombia, Gerardo Corrochano.

Durante la presentación de la iniciativa de la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, el funcionario del organismo internacional explicó que el desarrollo del sur-sureste es uno de los desafíos más importantes que enfrenta México.

Este desafío tiene una estrecha relación con los objetivos de eliminación de la pobreza y la promoción de la prosperidad, refirió ante el presidente de México, Enrique Peña Nieto, e invitados especiales.

Corrochano recordó que los estándares internacionales revelan que el instrumento clave para combatir la pobreza es el crecimiento centrado en la generación de buenos empleos e integración económica.

Abundó que la institución financiera ha compartido los elementos de éxito internacional con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), así como con la Secretaría de Hacienda y un grupo de senadores.

Aclaró que las Zonas Económicas Especiales no son una panacea por sí solas y para su éxito es necesario el sector privado y las inversiones, así como tener una visión integral.

“No sólo nos hemos enfocado en los casos exitoso, sino también en aquellos que no lo han sido; es importante enfatizar que existen Zonas Económicas Especiales en el mundo que no han alcanzado el éxito esperado en términos de atracción de inversión o creación de empleo” admitió.

Por lo que, dijo, las Zonas Económicas Especiales son proyectos a mediano o largo plazos y el éxito reside en la capacidad de coordinar los resultados y las acciones de política en las distintas dependencias y niveles de gobierno por un periodo sostenido y ser parte de una política de que privilegie la productividad y la competitividad

Afirmó que estas zonas pueden servir como un laboratorio para reformas profundas e innovadoras, cuya implementación a nivel nacional es muy difícil.

“Es importante aceptar y reconocer que estas zonas son un proyecto complejo y ambicioso a la vez, pero al mismo tiempo muy novedoso respecto a las políticas que se han implementado hasta ahora”, reiteró.

Aseguró que dicho proyecto implica que el gobierno tome ciertos riesgos que, en el caso de México, “se están asumiendo de manera calculada y a través de un cuidadoso trabajo preparatorio con sustento económico y ambiental”.

Durante más de tres décadas, el Banco Mundial ha apoyado la creación de zonas económicas especiales en países como China, Malasia Corea del Sur, Turquía, así como en regiones de África y Latinoamérica.

En el encuentro, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, reafirmo el compromiso del sector con la creación de la Zonas Económicas Especiales.

“Los empresarios pondremos tiempo, dedicación, trabajo y esfuerzo, promoveremos inversiones históricas en estos proyectos y vamos a hacerlo porque creemos en su motivación profunda, en su racionalidad económica, en su potencial de negocios y en su viabilidad social”, aseguró.

Reconoció que los retos son mayúsculos, pero son proporcionales a las oportunidades, “debe de venir un esfuerzo para generar infraestructura, de conformación de clúster y encadenamientos productivos, en el marco de una desarrollo equilibrado, social y ambientalmente”.

Dijo que en todo ello resulta clave el capital humano, por lo que es necesario impulsar la educación de calidad y la formación especializada, vinculada a las actividades que florecerán en las regiones involucradas.

Añadió que la iniciativa del Ejecutivo es todo un plan estratégico de desarrollo, un programa muy completo, y procede su análisis, su enriquecimiento y la aprobación en el Congreso, “donde confiamos que se le dará un carácter prioritario”.