Siguen los malos manejos y corruptelas en el IMSS, en especial la...

Siguen los malos manejos y corruptelas en el IMSS, en especial la zona Sur

0 76

Son innumerables las denuncias de corrupción y otras irregularidades en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en especial con las áreas que se encuentran en la zona sur de la metrópoli, pero esto es solamente una pequeña muestra de lo que es a nivel general el instituto.

Ya son múltiples las revelaciones y quejas contra el extitular del organismo y actual candidato del PRI a la Alcaldía de la Ciudad de México, Mikel Andoni Arriola Peñaloza, de quien se dice dejó al órgano sumido en la corrupción e inoperancia que lo han empujado aún más a la quiebra, sin olvidar de que se manifiesta que es uno de los principales precursores de la privatización de los servicios médicos públicos.

Los problemas van desde la falta de tacto del personal médico hacia los pacientes, los desplantes de algunos galenos o galenas con pacientes principalmente los de tercera edad, que al no poder tener la consulta con su doctor le dicen descortésmente que “están haciéndoles un favor”, olvidando que gracias a las cuotas y pago de impuestos de los trabajadores son contratados y perciben un salario.

Así como el desabasto de medicinas principalmente para los padecimientos crónicos, que no esperan a que el paciente pueda acceder a ellos, la falta de instalaciones para las operaciones, también de material quirúrgico básico para realizarlas, en el caso de los pacientes con diabetes no se les puede medir la glucosa debido a que el personal médico no cuenta con las tiras reveladoras suficientes para realizar la prueba, entre otros aspectos.

Otro grave problema que emerge es la petición de “entres” para la adjudicación de obras o servicios, en el primer caso a los aspirantes les practican una “rigurosa auditoría” donde sale a relucir que tienen una multa de 600 mil pesos, pero se puede arreglar con 250 mil de entrada en lo oscurito, para que esta después aparezca como de 200 mil. Lo anterior sin tomar en cuenta el dilema de las pensiones que ese es otro cantar, ya que se les han arreglado para que desaparezca el informe de cotizaciones semanal, haciendo énfasis que las personas que aportan durante mil 250 semanas sus cuotas al IMSS acceden a una pensión por raquítica que esta sea, este problema no es nada más de las zonas norte y sur del Instituto sino a nivel nacional.

Es ya del dominio público los arreglos fuera de normatividad en las compras de medicamentos u materiales para los servicios que se prestan, en especial el otorgamiento de contratos millonarios a una red de empresas propiedad de una misma familia.

De acuerdo a esto  el IMSS otorgó 248 contratos equivalentes a más de 764 millones en licitaciones con simulación de competencia, todos favoreciendo a miembros de una misma familia. Familia tuvo que invertir en algunos presentes y favores del instituto de salud, algunas de ellas son empresas fantasmas que sirven al objetivo de desfalcar al Estado, lucrando con un derecho humanos que es el derecho a la salud.

Lo peor de eso es que dichas firmas mantuvieron sus contratos aun cuando según la propia Cofepris detectó registros sanitarios falsos en los equipos que proporcionaron como servicio, los nombres que aparecen son Dacega Corporation, DCG Technology, Carimed Equipos, MED Prime, International Equipment JCB e Innovación MEC forman la red que administra María Isabel Camacho, y en la que participan sus hijos, una hermana, sobrina, empleados y exempleados, según consta en actas del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Lo destacado de esto es que estas empresas fueron fundadas en pocos meses antes de que empezaran a ganar contratos, obtuvieron 489 millones de pesos sin competir con nadie, ya sea con procedimientos de adjudicación directa o por invitación a tres proveedores, en los que participaban las mismas integrantes de la red.

Esto se desarrolló en la administración de Mikel Arriola Peñaloza al frente del

IMSS, fue puesto ahí por su cercanía y amistad con el abanderado presidencial José Antonio Meade, sobre esto Mikel Andoni dijo que durante la licitación no estaba en el IMSS, aun cuando la red de otorgamientos de contratos se extendió del 2012 a los años en que Mikel estuvo al frente.

En marzo pasado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que 95 equipos médicos y de laboratorio destinados al IMSS en Veracruz y Ciudad de México están desaparecidos, no hay documentos que lo justifiquen, dichos equipos tienen un valor total de 36 millones 782 mil 912 pesos.

El material que falta se evidenció durante la revisión de la cuenta pública 2016, en la cual la ASF indicó que hay otros 47 equipos en Veracruz de los cuales “no se evidenció su traspaso, ni la actualización de su registro en el Departamento de Conservación y Servicios Generales (del IMSS), y no se elaboraron los dictámenes técnicos de no utilidad”.