“Rocky” Hernández expone su título mundial juvenil

“Rocky” Hernández expone su título mundial juvenil

0 45

Hugo Martínez Zapata

El invicto noqueador mexicano, Eduardo “Rocky” Hernández, combatirá este sábado contra el colombiano Luis “Machete” Díaz, en el turno estelar en la Sala de Armas de esta ciudad, donde expondrá su título mundial juvenil superpluma del CMB.

Hernández, entrenado por el ex campeón mundial Isaac “Tortas” Bustos, realizará un entrenamiento público en el Gimnasio Rodolfo “Chango” Casanova, del Deportivo Guelatao, en el que tendrán participación los protagonistas de los combates estelares.

Para promocionar la velada internacional mañana, el “Rocky” y el “Machete” acudirán a conferencia en conocido hotel de Reforma y para el viernes 12 acudirán al pesaje reglamentario en la Explanada de la Comisión de Box de la Ciudad de México.

Eduardo Hernández pondrá en disputa ante Luis Díaz el campeonato juvenil superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en la contienda programada a 12 rounds.

Por otra parte e l’Rocky’ Hernández culminó el fin de semana su preparación de altura en el Centro Ceremonial Otomí.

Hernández, de apenas 20 años, encabeza la papeleta de la función del sábado, en un duelo en el cual se juega no solo la corona que avala el CMB, sino su marca perfecta en 26 combates y el derecho de disputar una eliminatoria frente al ex campeón mundial Francisco ‘Bandido’ Vargas, que fue ordenada por la junta de gobierno del organismo que preside el mexicano Mauricio Sulaimán.

El ‘Rocky’, quien ha ganado el 88% de sus encuentros por la vía del nocaut, realizó tres campamentos de fin de semana en el Otomí, pensando en llegar en las mejores condiciones al vital combate con el cafetalero;

“El sábado hicimos un cierre de preparación en Meave con todos mis amigos, me sentí muy rápido y fuerte, tal y como habíamos planeado para éstas alturas de la preparación; de ahí nos fuimos al Otomí para cerrar con el trabajo de resistencia”., señaló

“Es increíble la fortaleza que adquieres cuando entrenas en un lugar como el Centro Ceremonial Otomí, no solo física, sino mental; te das cuenta de lo que tu cuerpo es capaz de lograr y eso te motiva a ir en busca de más; estoy listo para lo que viene aunque antes tengo un rival muy complicado este sábado y no quiero llevarme una sorpresa”, mencionó.

“Nuevamente y con la ayuda de mi equipo estoy al cien por ciento, decidimos hacer trabajo de altura pues la pelea es en la Ciudad de México; y nada puede salir mal, esta pelea tengo que ganarla de forma contundente para demostrar que estoy listo para esa guerra eliminatoria y para ir en busca del título del mundo”, sentenció.