Quedarán casi libres procesados por caso Ayotzinapa, por falta de elementos

Quedarán casi libres procesados por caso Ayotzinapa, por falta de elementos

0 219

José Ángel Somera

El juzgado I de distrito de procesos penales federal con sede en Tamaulipas, dictó dentro de la causa penal 100/2014 ordenó la liberación bajo las reservas de Ley, de cuatro presuntos integrantes del grupo delictivo “Guerreros Unidos”, relacionado con la desaparición de los 43 normalistas de la escuela “Raúl Isidro Burgos” de  Ayotzinapa en septiembre de 2014, debido a que la PGR no aportó elementos de prueba de los cargos que les hace.

Los beneficiados con esta resolución son Marco Antonio Ríos Berber (a) “El Cuasi”, Martín Alejandro Macedo Barrera (a) “El Becerro”, Luis Alberto José Gaspar (a) “El Tongo”, y de Honorio Antúnez Osorio (a) “El Patachín”, aunque sólo uno de ellos saldrá de prisión al no tener más acusaciones en su contra.

Ríos Berber de acuerdo con sus declaraciones rendidas ante el Ministerio Público Federal fue el encargado de comprar el diésel que presuntamente se usó para incinerar los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2014, en el basurero del municipio de Cocula.  Este sujeto no abandonará la prisión, porque aún enfrenta una causa penal más.

José Gaspar (a) “El Tongo” recobrará su libertad al no existir una causa penal más en su contra.  Pese a lo anterior, la PGR aún tiene oportunidad de imputar otros cargos si durante la pesquisa surgen más elementos en contra de estas personas.

Estos integrantes de “Guerreros Unidos” fueron detenidos por la Fiscalía de Guerrero, ante quien primero rindieron declaración y posteriormente dicha averiguación previa fue atraída por la PGR.

En octubre de 2014, “El Cuasi” declaró que participó en los hechos contra los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, señalando el lugar donde dejaron los cuerpos sin vida de 28 personas,  la autoridad descartó que las 28 víctimas fueran los normalistas, también narró cómo fue contratado como “halcón”, después de que “El Chucky” le ofreció una paga de 7 mil pesos mensuales.

Posteriormente ante el Ministerio Público Federal, el 5 de octubre del mismo año, “El Cuasi” cambió su declaración, aunque coincide en datos importantes: “en relación a la persona que conozco y que le dicen ´El Chino´… sé que él trabaja en la estación de bomberos que se encuentra en Iguala… y esta persona el día 26 de septiembre me habló por teléfono a mi celular… me dijo: Si no vienes a la base, le voy a decir a El Chucky que mate a tu familia… por lo que aproximadamente a las ocho de la noche yo me trasladé a la base de bomberos…. al llegar ahí (El Chino) me dijo:  Vete a halconear al centro para ver qué hacen los ayotzinapos, ponte ver…, porque de los que vienen en los autobuses vienen de los contras, Los Rojos, a pelear la plaza, son pelones”.