Precios de la carne se mantienen estables, reporta la AMEG

Precios de la carne se mantienen estables, reporta la AMEG

0 397
La Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG) dio a conocer que el precio de la carne se mantiene estable, ya que el costo lo define el consumidor y no los productores o comercializadores.
Detalló que actualmente, el precio de este alimento se ubica entre 90 y 105 pesos el kilo en promedio en tiendas de autoservicio y carnicerías, respectivamente.
En conferencia de prensa, Rogelio Pérez Sánchez, director de Mexican Beef, refirió que las condiciones externas, son las que fijan el costo de la carne, por lo que refirió que las amas de casa cuentan con diversas opciones para no dejar de consumir este alimento.
“No necesariamente toda la carne te va a costar 100 pesos, tenemos carnes o productos más económicos; los precios no dependen de nosotros es un efecto internacional, es un efecto que si lo podemos ver y si ustedes lo analizan, en Estados Unidos tienen un incremento de precios, en el mundo hay incremento de precios en el tema de la carne, no es un tema exclusivo de México. Cómo trabajamos en este tema, trabajamos haciéndole ver a la ama de casa que el consumo de la carne se puede dar de diferentes maneras, tenemos productos económicos como el chambarete, tenemos las faldas y lo que queremos es enseñarle a la ama de casa a cocinar”.
Por su parte, director de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG), Enrique López López, informó que la exportación de carne registró un incremento del 30 por ciento y detalló que en el último año, México envió productos cárnicos a 16 países, principalmente a Estados Unidos, Japón, Hong Kong, Canadá, Corea del Sur, a países de Centro y Sudamérica, así como de África.
Indicó que las exportaciones de carne mexicana durante 2015 sumarán 160 mil toneladas, con un valor superior a mil millones de dólares, especialmente de bovino.
El dirigente del sector productivo mencionó que luego de las sequías registradas en los últimos años, ya se logró recuperar alrededor de un millón de cabezas de ganado del millón 800 que se perdieron, uno de los factores que permite que el precio de la carne se mantenga estable.