Paquetes explosivos dirigidos a políticos en EU siembran temor

Paquetes explosivos dirigidos a políticos en EU siembran temor

0 54
Washington.- La Policía interceptó supuestos artefactos explosivos enviados al expresidente de Estados Unidos Barack Obama, a la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton y a la oficina de CNN en Nueva York, aparentemente dirigidos contra figuras criticadas por la derecha a dos semanas de las elecciones legislativas.
En medio de la profunda polarización instalada en el país bajo la presidencia de Donald Trump, los paquetes generaron un nuevo nivel de tensión antes de los comicios, que determinarán si los demócratas pueden desafiar las mayorías que gozan los republicanos en el Congreso.
El paquete para Clinton fue localizado en la noche del martes, mientras que el destinado a Obama fue hallado el miércoles temprano, ambos durante registros rutinarios del correo, señaló el Servicio Secreto. Ni Obama ni Clinton corrieron riesgo, según precisó.
A principios de semana fue enviada una bomba a la casa de George Soros, un destacado donante del Partido Demócrata, en un barrio residencial de Nueva York.
Debbie Wasserman Schultz, Hillary Clinton, George Soros y Barack Obama (Reuters)
El Time Warner Center, que alberga la oficina de CNN en Nueva York, fue evacuado en un esfuerzo de máxima precaución tras la recepción de un paquete sospechoso en la habitación del correo, informó el presidente de CNN, Jeff Zucker, en una nota a sus empleados. Aseguró, asimismo, que están siendo revisadas las redacciones de la cadena en todo el mundo.
La policía de Nueva York emitió una alerta de emergencia instando a la gente en torno al edificio, que está en el extremo sur de Central Park, a que “busque cobijo”. Más tarde avisó de que el artefacto sospechoso del Time Warner Center fue retirado de forma segura.
CNN es un objetivo frecuente de Trump, que califica de manera habitual a los medios como “enemigos del pueblo” y a la cobertura crítica como “noticias falsas”.
El paquete sospechoso enviado hoy a las oficinas del edificio Time Warner en Nueva York iba dirigido al exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John Brennan, apuntaron hoy varios medios estadounidenses.
La Casa Blanca condenó en un comunicado los ataques frustrados contra Obama y Clinton.
“Estos actos de terror son viles y los responsables responderán ante la ley”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. “El Servicio Secreto de Estados Unidos y otras agencias de seguridad están investigando y adoptarán todas las acciones apropiadas para proteger a cualquiera que sea amenazado por estos cobardes”.
Trump fue informado de la situación y un alto funcionario de la Casa Blanca aseguró que “nos lo estamos tomando de manera muy seria”.
En Florida, el edificio que alberga la oficina de la legisladora Debbie Wasserman Schultz, expresidenta nacional del Partido Demócrata, fue evacuado después de que llegó al correo un paquete sospechoso, reportó WFOR-TV en Miami, citando a la policía local.
CONDENA TRANSVERSAL
Legisladores republicanos y demócratas condenaron los ataques frustrados, indicando que la violencia política no tiene cabida en Estados Unidos, incluso aunque algunos demócratas dijeron que la retórica de Trump está elevando las tensiones.
Las palabras importan. El liderazgo importa. Este es el país que ha creado @realDonaldTrump y debe condenar estos actos de terrorismo en los términos más duros”, tuiteó el congresista demócrata David Price.
El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el republicano de más alto rango en el Congreso, calificó los actos como “censurables”, agregando que “no podemos tolerar ningún intento de aterrorizar a las figuras públicas”.
El paquete enviado a la casa de Clinton en el barrio neoyorquino de Chappaqua era un artefacto explosivo, según el diario The New York Times.
El expresidente Bill Clinton estaba en casa cuando el artefacto fue interceptado en una instalación cercana del Servicio Secreto, según MSNBC, quien agregó que su esposa está en Florida asistiendo a actos de recaudación de fondos.
Un funcionario de seguridad federal dijo a Reuters que más de uno de los paquetes parece tener la misma construcción o diseño. Otra fuente indicó a Reuters que el FBI sigue analizando si los paquetes contienen materiales peligrosos o explosivos.
The Chappaqua Patch, una web local de noticias, citó a un funcionario de seguridad que dijo que los paquetes enviados a Soros, Obama y Clinton parecían ser bombas caseras. “No son sofisticadas, pero sí funcionales”, señaló.
INTERCEPTAN OTRO PAQUETE SOSPECHOSO A CONGRESISTA DEMÓCRATA
La Policía del Capitolio de Estados Unidos interceptó hoy otro paquete sospechoso en unas instalaciones situadas a las afueras de Washington en las que se procesa el correo postal dirigido a miembros del Congreso, informaron hoy las cadenas de televisión ABC News y CNN.
El paquete iba dirigido a la congresista demócrata Maxine Waters, una de las figuras de la oposición más criticadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, según ABC News.
El equipo especializado en bombas de la Policía del Capitolio está investigando el paquete detectado en esas instalaciones, ubicadas en la localidad de Capitol Heights (Maryland), fronteriza con el Distrito de Columbia en el que se encuentra la capital estadounidense.
Waters, que en junio pasado animó a los opositores de Trump a increpar en público a los funcionarios de su entorno si se los encontraban por la calle, ha sido objeto de numerosas críticas del presidente, que se metió con su inteligencia y la citó a menudo en sus mítines de campaña.
AUTORIDADES NUEVA YORK DESCARTAN AMENAZA TRAS “ACTO TERRORISTA”
Las autoridades de Nueva York calificaron de “acto de terrorismo” el artefacto enviado hoy a la sede de la CNN en Nueva York, si bien descartaron “amenazas específicas” en la ciudad tras el paquete potencialmente explosivo que obligó a evacuar el céntrico edificio Time Warner.
En una rueda de prensa conjunta del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, las fuerzas de seguridad y el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, este último señaló que dado el “patrón” de los incidentes ocurridos en las últimas horas no le “sorprendería que aparezcan más dispositivos”, y reveló que su oficina en Manhattan también ha identificado y gestionado otro paquete sospechoso.
Lo que hemos visto es un esfuerzo para aterrorizar, un acto de terror que pretende socavar la prensa libre y a los líderes del país mediante actos de violencia, pero la ciudad de Nueva York no se va a sentir intimidada”, expresó por su parte De Blasio.
Tanto el alcalde como el gobernador sostuvieron que no hay amenazas creíbles ni específicas contra esta gran ciudad, pero destacaron que se va a reforzar la seguridad en lugares “clave para los medios” y en otros “lugares importantes”.
El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, explicó que el paquete hallado en el edificio Time Warner, donde se encuentra la CNN, contenía un aparente “artefacto explosivo vivo” y un sobre con “polvo blanco”, y ambas cosas están siendo investigadas.
Las autoridades señalaron que ese y otros dispositivos enviados a la excandidata presidencial Hillary Clinton, el expresidente Barack Obama y la congresista demócrata, Debbie Wasserman Schultz, eran “bombas de fabricación casera”.
John Miller, encargado de contraterrorismo de la policía local, señaló que el patrón “comenzó el lunes por la noche, con un paquete enviado al condado de Westchester”, en referencia al que recibió la residencia que tiene en Bedford el magnate George Soros, y que fue “desactivado y llevado al laboratorio del FBI”.
Las fuerzas del orden están colaborando por si “se desarrollan incidentes en otros lugares”, ya que “parece que uno o más individuos han enviado múltiples paquetes similares”, y tienen desplegados unos 20.000 efectivos de seguridad privada.
Cuomo recordó que el primer ataque terrorista en Nueva York ocurrió en 1993 y apuntó que el “terrorismo solo funciona si se lo permites”, mientras que De Blasio lamentó que son “tiempos de odio y división en esta nación”, por lo que llamó a “no exacerbar” las tensiones ni a “alentar a la violencia o los ataques a los medios de comunicación”.
TRUMP PROMETE DETALLADA INVESTIGACIÓN
El presidente Donald Trump dijo el miércoles que las amenazas de violencia política no tienen cabida en Estados Unidos y prometió una investigación completa por el envío de paquetes sospechosos a destacados demócratas y otros destinatarios.
Nuestro gobierno está desplegando todo su peso para realizar esta investigación y llevar ante la justicia a los responsables de estos actos viles. No obviaremos recursos ni gastos en este esfuerzo”, afirmó el mandatario republicano durante un acto contra el abuso de opioides.
“En estos tiempos tenemos que unirnos, juntarnos y enviar un mensaje claro, fuerte e indiscutible de que en Estados Unidos no hay lugar para los actos o amenazas de violencia política de ningún tipo”, señaló.
El Servicio Secreto dijo el miércoles que había interceptado paquetes sospechosos destinados al expresidente Barack Obama y a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. También hubo reportes del envío de paquetes a CNN, al multimillonario George Soros y a otros objetivos habituales de las críticas de Trump.