México y España llaman a “diálogo sin condiciones” en Venezuela

México y España llaman a “diálogo sin condiciones” en Venezuela

0 63
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo en rueda de prensa junto a su homólogo español Pedro Sánchez que su Gobierno y el de España coinciden en llamar a un “diálogo sin condiciones” en Venezuela.
“Tenemos coincidencia con el Gobierno español en llamar al diálogo a las partes (en Venezuela), en eso creo que coincidimos, estaríamos en condiciones de participar si se nos solicita, para que puedan sentarse las dos partes en conflicto y dialogar sin condiciones”, dijo López Obrador.
El mandatario mexicano agregó que “el diálogo siempre deja buenos resultados, da frutos”.
“No se pueden imponer las cosas, queremos convencer a las partes para que sienten a dialogar y buscar acuerdos”, añadió el presidente.
El resultado de ese diálogo “debe desembocar en la democracia”, continuó a una pregunta que aludió a la búsqueda de “elecciones libres y justas” que propone su homólogo español.
“No se debe descartar la vía democrática de ninguna forma, pero respetando la decisión de los venezolanos, esa nuestra postura”, enfatizó.
López Obrador exhortó a las partes a “evitar la confrontación” y ofreció que, si se logra el diálogo, México participará para ayudar para que “se lleve a cabo y se exploren todas las salidas a la crisis”.
El jefe de Estado mexicano cuestionó los reconocimientos al líder opositor Juan Guaidó, como presidente encargado y el desconocimiento del presidente Nicolás Maduro.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que busca crear un grupo de contacto para dar paso a un diálogo entre las partes en Venezuela con el fin de que se celebren “elecciones libres y justas”.
“Queremos salvaguardar la posición de la Unión Europea de crear un grupo de contacto que propicie un diálogo entre la partes, para que se celebren elecciones libres, justas y transparentes, para que el propio pueblo venezolano encuentre la salida a la crisis”, dijo el mandatario español.
España, enfatizó el jefe del Gobierno, “no quiere quitar o poner gobierno, sino que con métodos democráticos, con elecciones justas y transparente se encuentre salida a una crisis económica y social que se vive en forma de éxodo masivo”.
Sánchez recordó a miles de refugiados españoles que a principios del siglo XX “tuvieron que renunciar a su patria como consecuencia de la guerra civil y la represión, y encontraron su patria en México”.
El mandatario mexicano agregó que “el diálogo siempre deja buenos resultados, da frutos”.
“No se pueden imponer las cosas, queremos convencer a las partes para que sienten a dialogar y buscar acuerdos”, añadió el presidente.
El resultado de ese diálogo “debe desembocar en la democracia”, continuó a una pregunta que aludió a la búsqueda de “elecciones libres y justas” que propone su homólogo español.
“No se debe descartar la vía democrática de ninguna forma, pero respetando la decisión de los venezolanos, esa nuestra postura”, enfatizó.
López Obrador exhortó a las partes a “evitar la confrontación” y ofreció que, si se logra el diálogo, México participará para ayudar para que “se lleve a cabo y se exploren todas las salidas a la crisis”.
Finalmente, el jefe de Estado mexicano cuestionó los reconocimientos al líder opositor Juan Guaidó, como presidente encargado y el desconocimiento del presidente Nicolás Maduro.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que busca crear un grupo de contacto para dar paso a un diálogo entre las partes en Venezuela con el fin de que se celebren “elecciones libres y justas”.
“Queremos salvaguardar la posición de la Unión Europea de crear un grupo de contacto que propicie un diálogo entre la partes, para que se celebren elecciones libres, justas y transparentes, para que el propio pueblo venezolano encuentre la salida a la crisis”, dijo el mandatario español.
España, enfatizó el jefe del Gobierno, “no quiere quitar o poner gobierno, sino que con métodos democráticos, con elecciones justas y transparente se encuentre salida a una crisis económica y social que se vive en forma de éxodo masivo”.
Sánchez recordó a miles de refugiados españoles que a principios del siglo XX “tuvieron que renunciar a su patria como consecuencia de la guerra civil y la represión, y encontraron su patria en México”.
Al mismo tiempo, Sánchez expresó que la política exterior de ambos países “corresponde a un acerbo de la relación trasciende de lejos lo que pueden ser crisis determinadas como la de Venezuela”.