López Obrador les cumple a los maestros; firma iniciativa para cancelar la...

López Obrador les cumple a los maestros; firma iniciativa para cancelar la Reforma Educativa

0 153

En su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador realizó la firma de la iniciativa de reforma para cancelar la mal llamada Reforma Educativa, abrogarla. Y sustituir el ordenamiento actual, el marco jurídico actual, por uno nuevo, en el que se establece, en lo fundamental, el derecho a la educación.

Señaló que: la educación, que no es un privilegio, es un derecho de todos los mexicanos. Educación pública, gratuita, de calidad, en todos los niveles escolares.

Gratuita porque el plan educativo es que no se cobre la educación que imparte el Estado en el nivel básico, como quedó establecido hace 20 años, cuando se hizo la primera modificación al artículo tercero, se comprendía que la educación era gratuita; en ese entonces se limitó la educación gratuita al nivel básico.

Hace poco se agregó la educación gratuita también para el nivel medio superior y con la reforma que se va a presentar es educación gratuita en todos los niveles escolares.

Es un plan con un proceso de aplicación a partir de destinar cada vez más recursos y que no haya rechazados, que todos los jóvenes que quieran ingresar en el nivel medio superior y el nivel superior, en las universidades, tengan la oportunidad de estudiar.

En el periodo neoliberal una de las características, algo lamentable, fue que año con año se rechazaban a miles de jóvenes que no podían estudiar, con la mentira, con el pretexto, de que no pasaban el examen de admisión, cuando eso no es cierto. No es que no pasaban el examen de admisión. Es que no había cupo, no había espacios, porque las universidades públicas no contaban con presupuesto suficiente.

Para ingresar a la escuela de medicina de una universidad pública había que contestar bien 125 preguntas o, mejor dicho, el cuestionario era de 125 preguntas, presentaban solicitud de ingreso 10 mil, pero tenían posibilidad de aceptar a mil y entraban los que contestaban bien, de las 125 preguntas, 120, porque no había espacios.

El que contestaba bien 119 ya no entraba.  Entonces, no es que reprobara el examen de admisión, es que no había espacios. Siguen faltando espacios y recursos, pero tenemos que resolver esto.

Por eso, se van a construir 100 nuevas universidades públicas y se van a otorgar becas a estudiantes de nivel superior; 300 mil becas a estudiantes de familias de escasos recursos económicos.

También, en este nuevo plan educativo, es importante destacar que se ha llegado a un acuerdo inicial con padres de familia y con maestros. Esto es un cambio importante, una diferencia con relación a la manera en que actuaron cuando impusieron la mal llamada Reforma Educativa, que se hizo en contra de la voluntad de los maestros.

No podemos llevar a cabo ningún plan para mejorar la calidad de la enseñanza sin el apoyo, la colaboración de los padres de familia y de los maestros.

Éste es otro lineamiento general. Y, también, mencionar que nunca, jamás, se le va a faltar al respeto a los maestros, al magisterio nacional, a nuestras maestras, a nuestros maestros, como sucedió recientemente, que se dedicaron a ofender a los maestros. Eso se termina.

Hay, afortunadamente, muy buenas relaciones con los maestros y con las organizaciones sindicales del magisterio.

La iniciativa ingresa hoy (ayer) por la Cámara de Diputados.

Compromiso cumplido maestras y maestros de México.

El secretario de educación Esteban Moctezuma señaló: Muy buenos días, señor presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Durante su campaña, usted recogió el enorme anhelo que hay en el país por una educación con equidad y con calidad y, al mismo tiempo, recogió la frustración de que las expectativas sembradas con la Reforma Educativa no produjeron un incremento en el aprovechamiento escolar de las niñas, los niños, los jóvenes. Y sí, en cambio, provocaron un estrés e injusticias muy importantes al magisterio nacional.

Fue, sin lugar a dudas, muy injusto que se haya culpado a los maestros como únicos responsables de los problemas de la educación pública.

El resultado en el gremio magisterial lo podemos ver de manera muy tangible, cuando analizamos que en los últimos tres años 150 mil maestras y maestros de México pidieron su prejubilación o su jubilación.

Y, por otra parte, se dio una caída en la matrícula en las normales públicas y privadas, también, en promedio, en todo el país, de un 23 por ciento, y en el sur del país, de un 50 por ciento.

Éste fue un daño enorme que se le hizo a la profesión magisterial, que debe de ser orgullo de todo nuestro país.

Y, sin lugar a dudas, un problema fundamental fue lo que usted acaba de comentar, de que se dio esa reforma como una decisión unilateral, sin la participación de la sociedad. Y eso lo llevó a usted en la campaña a afirmar que nunca más habrá una reforma educativa sin la participación del magisterio.

Nos solicitó ya, en la época de la transición, realizar una amplia consulta para conocer el sentir de maestras, maestros, expertos, padres de familia, académicos, sociedad civil organizada, alumnos, y lo que sucedió fue, precisamente, que al abrir puertas y ventanas de esta gran consulta nacional, la participación fue enorme.

Tan sólo en la plataforma digital tenemos registradas, y se pueden consultar por cualquier persona, más de 64 mil ponencias para indicar mejoras que se pueden incorporar al sector educativo.

En los foros educativos más de 80 mil personas participaron de manera presencial en todas las entidades federativas.

Y el grupo de jóvenes que voluntariamente realizaron entrevistas y diálogos en las calles y en los hogares de México, levantó un millón 700 mil entrevistas.

Esto habla de un esfuerzo enorme y de una cosecha todavía más grande de resultados sobre el sentir nacional alrededor de la educación, que nos llevó también a enviarles a todos los directores del país un cuestionario, que respondieron 110 mil directores y docentes. Lo curioso es que nunca antes se le había preguntado a un director sobre su trabajo.

Esta consulta nos llevó a muchos hallazgos, de los cuales destaco sólo algunos:

En primer lugar, tenemos que reconocer que la mayor riqueza de nuestro sistema educativo está, sin duda, en nuestras maestras y maestros. Tenemos un magisterio experimentado, estudioso y, sobre todo, comprometido de cuerpo y alma con su tarea.

Un segundo hallazgo es que los maestros están convencidos de que no están formando solamente empleados, sino que están formando ciudadanos, ciudadanos con conciencia social, con solidaridad y conciencia sobre su comunidad; ciudadanos que respetan el medio ambiente y que buscan, sobre todo, ser buenos mexicanos.

Otro hallazgo importante es que múltiples demandas magisteriales se derivan de rezagos administrativos, cuya solución concierne a la autoridad educativa, que debe de atenderlos.

Por ello, toda esta consulta a la base nos llevó a proponer la iniciativa legal que usted acaba de firmar y que será precisamente la plataforma para la construcción ahora de un gran acuerdo educativo.

No será una reforma que parta exclusivamente del sector educativo, sino un acuerdo en donde se va a invitar a toda la sociedad, porque es tarea de todos la educación, a participar en ella, para fortalecer el estado de bienestar que usted promueve.

Esta iniciativa contiene, entre otros aspectos, en primer lugar, la revaloración del magisterio. En esta iniciativa se reconoce por primera ocasión, al docente como agente de cambio en México y se garantiza su servicio a través de un nuevo servicio de carrera profesional del magisterio.

En el texto del Artículo 3º Constitucional, por primera vez, aparece el concepto de las niñas, niños y jóvenes, a quienes se les confiere el interés supremo de la educación que imparte el Estado. El foco de la educación serán ellos.

A los principios tradicionales de la educación se le agrega la integralidad, la equidad y la excelencia, como principios básicos de la educación pública que imparte el Estado.

Al hablar de equidad, estamos conscientes de que en México la educación más pobre se le da a los más pobres y eso tiene que cambiar. Tenemos que hacer un esfuerzo de fortalecer el sistema educativo para que rompa una de las causas de la pobreza en el país.

Se consagra el principio de obligatoriedad de la educación superior.

Asimismo, el derecho a los maestros para acceder a un sistema permanente de actualización y formación continua.

Éste nuevo servicio de carrera profesional del magisterio se basará en una permanente capacitación a los maestros. Queremos mejores maestros y la buena noticia es que quien más lo desea son ellos mismos. Es uno de los gremios que más se prepara y que más capacitación permanente tiene en el país.

La reforma consagra la atención prioritaria al fortalecimiento de las escuelas normales y de las instituciones de educación superior, que brindan formación docente para actualizar sus métodos de enseñanza y mejorar la calidad de la educación.

No podemos cambiar la educación si no nos vamos al origen y el origen, precisamente, de la formación magisterial, son las normales, a las que se les va a apoyar.

Se establece, también, la obligatoriedad de incluir en los planes de estudio la promoción de valores, el civismo, la historia, la cultura, el arte, en especial, la música; el deporte escolar, el respeto al medio ambiente, entre otros. A eso es a lo que llamamos educación integral.

Se introduce la visión regional que promoverá la formulación de contenidos y políticas diferenciadas.