López Obrador debe garantizar los derechos humanos del personal de salud

López Obrador debe garantizar los derechos humanos del personal de salud

0 116

Leobardo Reyes

El presidente la fundación “No Más Negligencias Médicas”, Fernando Avilés Tostado hizo un llamado urgente a la administración que encabezará el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, para que se garantice el respeto a los derechos humanos del personal médico que participa en toda la estructura de salud pública del país, a fin de que los derechohabientes se vean beneficiados de manera directa.

Avilés Tostado mencionó que  internistas de pregrado, así como residentes y personal en general participan en el sector público de salud con extensas, exhaustas y continuas jornadas de servicio, lo que pone en riesgo la atención de pacientes de todo el sector salud.

Señaló, “es evidente que las condiciones en que las que se desenvuelven no son las óptimas, éstas han hecho énfasis en la excesiva carga de trabajo y agotamiento que las jornadas producen. Se sabe de manera amplia que la privación del sueño disminuye la capacidad de juicio clínico, y cómo es necesario evaluar el impacto que esto tiene, no sólo en la calidad de atención a los pacientes, sino también en su seguridad, ya que el cansancio extremo propicia la generación de errores”.

Resaltó que el ritmo actual de nuestra sociedad aunado a las presiones sociales y económicas, ha dado paso a reconocer en las últimas décadas del Síndrome de Desgaste Emocional como un problema de salud laboral que se ha detectado al interior del servicio de salud pública del país.

Explicó, “es un tipo de estrés laboral crónico que afecta de manera directa a grandes y diversos sectores sociales. Por ello es necesario poner atención en esta problemática, toda vez que esta situación no solo ha originado la disminución en la calidad de atención hacia los pacientes, también ha repercutido de manera directa a la salud física y emocional de los médicos y en general a todos los empleados del sector salud”.

Refirió que de acuerdo a estudios de diversas asociaciones de médicos en México  se registra un desgaste emocional, y un alarmante aumento en los índices del síndrome de burnout (agotamiento), con una incidencia del 25 al 60 por ciento, cuyas víctimas en mujeres tienen un 60 por ciento mayor de probabilidad de presentar signos y síntomas que los hombres.

Detalló que en la última década el impacto del abuso, maltrato, discriminación, acoso y hostigamiento hacia residentes médicos ha cobrado creciente importancia en la discusión dentro del campo de la educación médica, y cómo estos factores pueden incidir en la formación emocional de los internos y residentes, situación que adquiere relevancia cuando esto se manifiesta en la forma en que se desempeñan ante los pacientes, aún más preocupante cuando afecta la salud física y psicológica de los propios médicos y enfermeras.

Pidió al equipo que se encargará del sector salud en el próximo gabinete de Andrés Manuel López Obrador, poner énfasis en esta situación de carácter nacional ya que el maltrato al interior de nosocomios debe abrir la discusión para ofrecer una atención pública garante, y apegada a los derechos humanos de los derechohabientes.

Recalcó, “debe existir limitantes en sus actividades clínicas, regulados de una manera justa y con periodos de descanso, trato y respeto adecuados, dado que en todo momento se debe buscar favorecer las condiciones en que ellos prestan un servicio público a miles de derechohabientes”.