Encuesta y consulta sobre nuevo aeropuerto, solo faramalla: Antonio Ortega

Encuesta y consulta sobre nuevo aeropuerto, solo faramalla: Antonio Ortega

0 165

El diputado federal perredista Antonio Ortega Martínez acusó de una mera “simulación y un disfraz” la consulta que, sobre la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, será realizada a finales de este mes y cuyos pormenores serán dados a conocer el próximo jueves (de acuerdo con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador). El legislador federal alertó que la decisión a favor de Texcoco ya fue tomada y que el gobierno emplazará a los empresarios para que sean ellos quienes paguen la obra sin importarle que con eso debilitará a su administración aun no iniciada, y a la imagen pública del país ante el mundo.

“El gobierno no va a poner un peso más para terminar el aeropuerto, prefiere resguardar esos recursos y dedicarlos a seguir en campaña fomentando el clientelismo político y dañando la credibilidad, la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros que ven que un gobierno privilegia sus propósitos políticos por encima del interés nacional; entonces, la encuesta y la consulta son faramalla, simulación. La decisión está tomada”, recalcó.

Ortega Martínez se refirió en esta oportunidad a los trabajos que hace el equipo de López Obrador para la transición y dijo que si bien pudieran ser vistos como algo positivo y digno de reconocimiento porque se han adelantado con varios meses antes de la toma de protesta, lo cierto es que estamos testificando ocurrencias, improvisaciones y dislates que si AMLO no frena, pueden colocarlo en serios conflictos precisamente por temas sensibles para el crecimiento económico, los empleos y la estabilidad del país como son las inversiones en infraestructura (el aeropuerto) y, sobre todo, la seguridad nacional que fue prioridad en sus propuestas de campaña y que le valieron el respaldo de 30 millones de votos.

“Pensamos que está bien que quieran ganar tiempo al tiempo; pero queremos ver ya propuestas en firme y en los plazos anunciados, por ejemplo, en el caso de la Secretaría de Seguridad donde Alfonso Durazo aseguró que estos días daría a conocer la propuesta; pero solo publicó ayer un video en sus redes sociales. Él dice una cosa; Olga Sánchez dice otra; Alejandro Encinas otra, Monreal también da su versión y López Obrador sale con una diferente. Todo mundo lanza sus cartas al aire y esto pareciera una orquesta desafinada donde el director no tiene control, la música ha sido totalmente desentonada, incoherente y nadie sabe lo que quiere transmitir. Están propiciando confusión entre la opinión pública”, advirtió.

“El proyecto de Seguridad, lejos de fortalecerse, se debilitó con la cancelación de los foros para la Pacificación y Reconciliación Nacional en estados prioritarios por la alta incidencia delictiva como Tamaulipas, Morelos, Tabasco, Veracruz y Sinaloa. Andrés Manuel debe poner orden en su equipo, y si no hay una definición de estrategia, tendrá que valorar si el perfil de Durazo –en este caso- es el adecuado para estar al frente de la nueva Secretaría de Seguridad, si lo que ha mostrado en estos meses acredita la altísima responsabilidad y confianza que le ha otorgado el Presidente electo, o considerar un cambio”, planteó.

“El gobierno entrante tiene prisa, no ha querido perder tiempo, busca mostrar la planeación ante la mirada pública; pero ha terminado por hacer una especie de amasijo con opiniones sueltas, ocurrencias que han llegado al daño de instituciones como el Ejército. Se presagia un daño fuerte para nuestras fuerzas armadas, esperamos que no haya desdén porque la sociedad las considera confiables y son respetadas”.

“Tampoco –añadió- puede ser que la construcción del aeropuerto se decida con una consulta a la ciudadanía. Los analistas han juzgado que 61 por ciento de la población no quiere saber nada porque no viaja por avión; un porcentaje menor dice tener una opinión algo informada, mientras que otro tanto no conoce nada ¡pero van a participar! Es decir ¡no podemos depender los siguientes seis años de decisiones populacheras! ¡el resultado de esa consulta no tendrá una base real, es una decisión que corresponde al gobierno!”, recalcó.

La Fundación Rosenblueth tuvo reconocimiento hace varias décadas y ahora la reviven para un propósito político: hacer el cómputo porque la organización correrá a cargo de Morena y, por lo tanto, esta “consulta” queda en entredicho porque hay un procedimiento tendencioso y falto de transparencia, acusó.

Finalmente, el Decano de esta LXIV Legislatura cuestionó si cien mil opiniones sobre el aeropuerto son admisibles y suficientes para un gobierno que ganó la presidencia con el aval de 30 millones de votos ¿A quién hará caso, a la encuesta o a la consulta? Finalmente, la decisión ya está tomada, aunque el costo será la desconfianza de los inversionistas y un problema social y político por un gobierno que busca mantenerse en permanente campaña”, remató.