En plazas públicas, del 25 al 28 de octubre se aplicará la...

En plazas públicas, del 25 al 28 de octubre se aplicará la consulta ciudadana sobre el NAIM

0 147
Del jueves 25 al domingo 28 de octubre de este 2018, se aplicará la consulta ciudadana sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) con el despliegue de mil a mil 500 mesas de recepción de opinión; en las principales plazas públicas de todo el país donde se instalarán mesas de recepción de opinión de las 8:00 a las 18:00 horas informó Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, en entrevista.
La Fundación Arturo Rosenblueth será la encargada de procesar los resultados de la participación de 100 mil a medio millón de personas.
Calderón Alzati agregó que “hasta dónde yo tengo entendido, también se hará una encuesta por lo menos. Pienso que simplemente para ver qué tanto la consulta se parece, creo que esto es un buen ejercicio, pero casi diría yo de tipo académico, para ver qué diferencias hay entre una consulta y una encuesta, cosa que nunca se ha hecho”.
La consulta estará abierta “a la gente que quiera participar. Es una consulta voluntaria muy similar a los procesos electorales, donde las personas deberán presentar credencial de elector válida y una vez que esto se haya verificado, se les dará una boleta para que pongan sus respuestas en una urna”, explicó el Calderon Alzati.
“Serán dos, tres o cuatro preguntas. No sé exactamente todavía cuáles son las preguntas, pronto lo dará conocer quién va a ser secretario de Comunicaciones (y Transportes), el ingeniero (Javier) Jiménez Espriú, pero no son exactamente sobre qué opción quieres (si Texcoco o Santa Lucía) sino preguntas sobre qué opina al tanto de Texcoco como de Santa Lucía; pero no sé exactamente que se vaya preguntar”, agregó Calderon Alzati.
“Cada día nos reportarán a través de Internet respuestas positivas y negativas a cada pregunta que se haga y estos son los resultados que estaremos entregando (entre las 20:00 y las 21:00 horas) para que ellos lo transmitan a la opinión pública”, detalló el presidente de la Fundación Rosenblueth.
En opinión del experto en informática, serán “costos pequeños” los que se necesiten para la consulta.
Calderón Alzati señaló que “hay un compromiso de (Andrés Manuel) López Obrador de escuchar a la población, de que esto sea un ejercicio democrático, como en el pasado no se hizo, es decir, preguntarle a los mexicanos; en el pasado, los gobiernos hacían lo que les deba la gana, por ejemplo, la reforma educativa simplemente la impusieron sin preguntar”, apuntó Calderón Alzati.
“El cambio —dice el presidente de la Fundación Rosenblueth— es que López Obrador está diciendo, ahora vamos a tener una democracia de verdad y en la democracia la opinión del pueblo cuenta”.
En opinión del experto, la consulta “va a ser representativa de la gente que de alguna manera está vinculada a los aeropuertos y gente que utiliza los aviones; que de alguna manera sus actividades las relacionan con el tema del aeropuerto. No es de toda la población, yo creo qué hay segmentos de la población que nunca se ha subido a un avión o a lo mejor nunca han estado en un aeropuerto, pues creo que esas personas difícilmente van a estar interesadas en contestar algo que desconocen”.
Calderón Alzati resaltó que “México es un país que ha vivido sin democracia los últimos 70, 100 años; está es una experiencia en donde tenemos que aprender como país qué cosa es la democracia y este es un buen ejercicio para aprender porque es un tema que si le interesa a muchas personas”, pero advirtió, “hay muchos intereses”.
En la Fundación (Arturo) Rosenblueth, precisó el Dr. Calderón Alzati, “hemos participado en muchas consultas. Una es el plebiscito que se hizo en 1993 para que la gente opinara si el Jefe de Gobierno del Distrito Federal debía ser electo o lo debía nombrar el presidente como había sucedido anteriormente pues antes de 1993 todos los Jefes de Gobierno los nombraba el presidente; se hizo esta consulta nada más en el Distrito Federal y participaron cerca de 340 mil personas pero la opinión a favor de que el Jefe de gobierno se eligiera fue devastadora y aunque Carlos Salinas dé Gortari se oponía a esto, con eso se cambiaron las leyes a final de cuentas y por primera vez se eligió a un jefe de gobierno. Primero fue el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y el segundo fue el mismo López Obrador”.
También recordó que la Fundación realizó la consulta que les pidió el Subcomandante Marcos sobre el Ejército Zapatista en 1994, en 1995 y “fue el mismo papel, simplemente computar las respuestas y dar los totales”.
“Creo que de aquí López Obrador, pues con esta experiencia nos ha invitado a participar en este nuevo ejercicio pero esto es un primer aprendizaje de lo que debe ser la democracia”, apunta Calderón Alzati.