Directora del STC-Metro permite extorsiones en “el gusano naranja”

Directora del STC-Metro permite extorsiones en “el gusano naranja”

0 94

Comerciantes informales conocidos como “vagoneros” pidieron la urgente intervención de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, para que ponga en orden las arbitrariedades y extorsiones que ocurren en este transporte público, con la venia o la falta de atención de la directora del organismo Florencia Serranía Soto.

De acuerdo a los quejosos los operativos que realiza la PBI a cargo de Jesús Orta Martínez y el equipo de seguridad del metro son de “consigna” no a todos les toca,  han buscado la forma de acercarse a las autoridades de la CDMX para regularizarse y ejercer su trabajo bajo la normatividad vigente, sin tener respuesta alguna.

“Nos sentimos impotentesya que de esto sacamos para llevar el sustento a nuestros hogares, cuál es el cambio de gobierno si la situación ha empeorado más, que es eso de la IV transformación, quienes nos extorsionaban y cuidaban a los carteristas la administración pasada, son los mismos que resguardan las instalaciones de este medio de transporte, porque a ellos no los corrió la doctora Sheinbaum Pardo”, subrayaron.

Refirieron que en varias estaciones de las 12 líneas del STC-Metro, “los Hermanos Darío y Enrique Sánchez Altamirano –este último gerente de protección institucional- protegen a los carteristas para hacer de las suyas en el metro en perjuicio de millones de usuarios”.

Comentaron, “a diario recorremos las estaciones del metro vendiendo productos, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, no tienen que andar buscando a los malos afuera, porque dentro del STC-Metro se encuentran los autores intelectuales que protegen a la ´rata´ y a los ´bailadores´ de este sistema de transporte masivo”.

Indicaron “no creemos que la doctora Sheinbaum Pardo y su equipo de trabajo desconozca esta situación, ahí está la información de este par de ´lobos con piel de corderos´, que haga uso de los aparatos de inteligencia para  que se dé cuenta que desde adentro del metro se protege a las bandas de ladrones que operan en las 12 líneas”.

Refirieron, “porque a pesar de tener conocimiento de las bandas de carteristas, ladrones de celulares, y extorsionadores que operan en el metro, no van por ellos, pero cuando se trata de nosotros van con todo, pagando los platos rotos, nos quitan nuestros productos, nos llevan al juez cívico, nos extorsionan lo mismo policías que personal bajo el mando de los hermanos Darío y Enrique Sánchez Altamirano”.