Diputados cuestionan seriamente a Rosario Robles por corrupción y desvíos

Diputados cuestionan seriamente a Rosario Robles por corrupción y desvíos

0 155

Rechiflas y serios reclamos vivió la ex titular de la secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y titular de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados como parte de la glosa del sexto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

La secretaria fue seriamente cuestionada por los supuestos desvíos que ha habido en las administraciones a su cargo en las mencionadas dependencias.

La diputada Sandra Simey Olvera Bautista (Morena) expuso que en los documentos de las empresas que recibieron dinero, tal vez no aparece su firma, “pero sí se hicieron con su conocimiento, pues es la titular, ¿fue engañada, o acaso será que lo sabía y no hizo nada?”

“Se lo pregunto de nuevo, secretaria, ¿por qué fue usted cómplice de la estafa maestra, o es usted la maestra de la estafa? Esto no lo digo yo, están las investigaciones profesionales de periodistas, de la Auditoría (Superior de la Federación), pero sobre todo está la realidad de la gente”, manifestó.

En la intervención de la diputada ciudadana Martha Tagle el tono fue el mismo, del ya famoso, ‘no te preocupes Rosario’, tenemos que pasar al no te equivoques Rosario. La condición de género no nos exime de asumir nuestras responsabilidades en el cargo público, ni de ser señaladas por actos de corrupción. No te equivoques Rosario tampoco al querer seguir tapando a esta red de corruptos que te pusieron en esta condición, porque mientras a los demás secretarios los protegieron y los enviaron a comisiones y tienen a sus cabilderos hablando para que para que no los maltraten, a ti te trajeron al pleno justamente para vivir esto.

Y más vale que ya no lo sigas tapando y no te equivoques Rosario. No te equivoques porque esa red de corrupción de la que formas parte, en algún momento van a rendir cuentas y van a rendir cuentas, cuando no en una comparecencia como esta, que quedarán muchas preguntas sin responder, van a rendir cuentas como se lo dije al Secretario de Hacienda, cuando estén ante las autoridades y estén encarceladas las personas que han dañado el erario público. Van a rendir cuentas cuando estén en la cárcel. Justamente en ese momento vamos a lograr acabar con esa red de corrupción que le ha hecho daño a este país déjame.

Déjame decirte que en materia de los programas de género no ha habido generosidad por parte el gobierno de Peña Nieto. Ha habido mucha simulación porque hoy en día la violencia de género ha aumentado más que ninguna otra, porque hoy en día esos cuartos rosas no le han resuelto las necesidades a las mujeres, porque a pesar de que quisieron utilizar los programas sociales para comprar su voto, esas mujeres votaron diferente. Porque esos programas hoy no son más que un elefante blanco, del cual han querido disponer todos ustedes. Ojalá, que este nuevo gobierno haga rendir cuentas al gobierno que sale.

La diputada Adriana Dávila Fernández, comentó: Primero, quiero decirle que mi participación aquí, en nombre del Grupo Parlamentario, no tiene nada que ver con un asunto de violencia de género y tampoco estamos juzgando aquí a la mujer Rosario Robles.

Estamos aquí y, usted está aquí compareciendo como servidora pública,  responsable de distintas áreas de desarrollo social. Lamentablemente, usted está protegida por un halo protector de este Gobierno, así es que no sabe lo que es la violencia política de género. Algunas de nosotras la conocemos muy bien.

Esta es una de las comparecencias más esperadas de esta Cámara de Diputados, no solo por la importancia de los programas que están a cargo de esta secretaría, sino por el lamentable ejemplo que se da al país sobre la opacidad, la corrupción y el manejo de los recursos públicos.

¡No te preocupes, Rosario!, le dijeron a usted. Ya lo mencionaron compañeras y compañeros antes que yo.

En realidad usted no tiene por qué preocuparse, ya le dieron perdón anticipado. ¿Quién se lo dio? El Presidente Electo, para que los compañeros no estén preocupados por eso,  sino por lo que viene.

Su paso por la Administración Pública Federal no fue distinto de cuando participó también como Jefa de Gobierno del Distrito Federal y Presidenta Nacional del PRD, por cierto, época en la que Andrés Manuel López Obrador era Jefe de gobierno.

Acción Nacional lo dijo antes, lo reitera ahora: Su actuación como Secretaria de Desarrollo Social y Sedatu en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está cubierta por el manto del lucro electoral, el enriquecimiento ilícito, pero lamentable, muy lamentable, la impunidad.

El día que presentaron el programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre vino un reconocido expresidente de otro país. Ese expresidente dijo a México y lo exhortó a no fallarle a los mexicanos. Permítame recordarle esta frase, dijo: “El hambre no existe por falta de dinero, no existe por falta de producción agrícola, por falta de tecnología. El hambre existe por la falta de vergüenza de gobernantes en el mundo que no se preocupan por los pobres”.

Ese exmandatario hoy está preso en Brasil, por corrupción.

¡Lástima que aquí no podamos hacer lo mismo!, porque –reitero– ya hubo perdón anticipado.

Señora Rosario Robles:

La Auditoría Superior de la Federación le detectó en su actual Secretaría irregularidades en 76 empresas beneficiadas. No es aquí la defensa que esperamos de usted, de decir que usted cree en los universitarios, creo que todos creemos en los universitarios.

El problema real es que usan a esos universitarios para fines perfectamente perversos que son justamente lucrar con el hambre de muchas personas.

El diputado, Raúl Gracia, señaló: He escuchado con atención su comparecencia y estoy sorprendido, porque no importa cuántos casos sistemáticos de corrupción aparecen en todas las dependencias que usted ha encabezado y siempre alega son mentiras, violencia de género y ahora resulta que usted no solo no debe pedirle disculpa a los mexicanos, sino que casi considera que la debemos de pedir felicitarla y agradecerle.

Pide pruebas. No le bastan con las que son de conocimiento público, las que en su Secretaría han sido detectadas por la Auditoría Superior de la Federación, todavía tiene el cinismo de decir que la Estafa Maestra no fueron hechas por las secretarías que ha encabezado, sino por universidades que contrató y todavía dice no se le pueden investigar, porque son autónomas.

Si no se les acusa de tontos, se les acusa de corruptos.

Ante lo que aquí se ha señalado respecto a las tarjetas clonadas y saqueadas, tiene la desfachatez de decir que 98 por ciento fueron cobradas. Si lo que se acusa, no es que no fueron cobradas, sino que fueron cobradas por quienes no fueron víctimas de los sismos, fue un fraude desde el Gobierno.

Dice usted que no necesita que nadie la defienda, pero, tiene entonces defensores oficiosos de mucho peso, el actual y el próximo Presidente de la República, probablemente por eso, aquí no se ha contestado y, estoy seguro me contestará, como que la Virgen le habla.

Porque si cuando fue Jefa de Gobierno del DF. Su sucesor la protegió de sus desfalcos, entonces sabe que no será la primera vez que Andrés Manuel López Obrador le garantice impunidad. Tal vez por eso, en la anterior intervención dice no tengo fuero, pero tiene la amistad de los presidentes.

Pero hay que aprender como país de los errores.

Usted ha sido de esta nueva especie política-camaleónica que va de partido en partido, pero ha sido congruente desde la Izquierda y desde el oficialismo en apoyar el asistencialismo y nos ha demostrado que el asistencialismo no produce riqueza, no genera una mayor clase media, al contrario, genera más pobres y una gran tentación de corrupción.

Mi pregunta es muy clara y muy concreta: ¿le pide al pueblo de México, disculpas, le pide a los que fueron afectados por los sismos, cuyas tarjetas fueron clonadas, disculpas; fueron aquellos en pobreza extrema que  no recibieron el beneficio de la Cruzada por el Hambre, disculpas?

Por su parte, Rosario Robles comentó que las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) establecieron convenios con universidades públicas y con sistemas de radio y televisión, no con las empresas señaladas en el caso de “la estafa maestra”, afirmó Rosario Robles Berlanga, ex titular de la primera dependencia y actual de la segunda.

“Los convenios establecidos por Sedesol y por Sedatu son absolutamente legales, están bajo el amparo del artículo 1o. de la Ley de Adquisiciones”, dijo la funcionaria federal durante su comparecencia ante el Pleno cameral, con motivo del análisis del sexto informe de gobierno del Ejecutivo federal.

La funcionaria respondió a cuestionamientos de diferentes diputados sobre el caso de presuntos desvíos de recursos públicos, conocido como “la estafa maestra”.

“Sedatu y Sedesol no contrataron con ninguna de las empresas mencionadas en informaciones de carácter periodístico. No hay un solo contrato que se haya exhibido suscrito por Sedesol o por Sedatu con dichas empresas, y mucho menos con empresas fantasma”, agregó.

Insistió en que “no hay un solo elemento de prueba que permita decir que empresas que hayan participado por el trabajo de las universidades hayan sido contratadas por estas instituciones”.