Desarticula PGR red del CJNG que operaba en Sudamérica

Desarticula PGR red del CJNG que operaba en Sudamérica

0 66

José Ángel Somera

Un juez de Control dictó el  auto de vinculación a proceso en contra de Arnulfo “G” y Ulises González Valencia, cuñados del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por delitos del orden federal, asimismo, la PGR desmanteló una red de este grupo delictivo que operaba en Sudamérica.

La PGR indicó que Arnulfo enfrenta cargos contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de cocaína y metanfetamina, previsto y sancionado en el artículo 195 del Código Penal Federal. Ulises delito contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de cocaína y metanfetamina, previsto y sancionado en el artículo 195 del Código Penal Federal.

Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, previsto y sancionado en el artículo 83 TER fracción II de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Posesión de cargadores para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, previsto y sancionado en el artículo 83 Quintus, fracción I, de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Tras una audiencia de 14 horas, el juzgador fijó un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

En conferencia de medios, Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policía Federal, indicó que como resultado de trabajos de inteligencia e investigación, elementos de élite de la División Antidrogas de la Policía Federal y de la PGR, capturaron a Arnulfo y Ulises, identificados como operadores financieros y parte del primer nivel dentro del CJNG que tiene presencia en Jalisco, Baja California, Colima, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Quintana Roo y Veracruz, principalmente.

Comentó que derivado de la información obtenida, efectivos federales dieron cumplimiento a dos órdenes de cateo otorgadas por un Juez de Distrito, en los municipios de Zapopan y Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, donde se implementaron operativos simultáneos que dieron como resultado la detención de ambas personas.

Detalló que Arnulfo fue asegurado en el municipio de Zapopan, estableció su centro de operaciones en Bolivia en 2016, donde formó una estructura financiera enfocada al lavado de dinero a través de la compra, venta y renta de bienes inmuebles, la cual servía también como enlace con proveedores de cocaína en países de Sudamérica, droga que era enviada a México para su distribución y venta en algunos estados, así como para los Estados Unidos.

Se ostentaba con identificaciones apócrifas y nombres falsos para no ser detectado. La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de Norteamérica (OFAC) agregó a Arnulfo a la llamada lista negra.

Mientras que Ulises fue detenido en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga y de acuerdo a informes de inteligencia se ostentaba como empresario en el ramo inmobiliario y utilizaba nombres falsos e identificaciones apócrifas para pasar desapercibido ante las autoridades. Además de las operaciones con recursos de procedencia ilícita, Ulises “G” también se dedicaba al trasiego y comercialización de drogas.

De las investigaciones realizadas se desprende también que los imputados aprovecharon la cercanía familiar con el principal encargado de la organización criminal con presencia en el estado de Jalisco, para establecer una red operativa para la comercialización de drogas y lavado de dinero a nivel nacional e internacional, pues mantenían presencia en los países de Brasil, Bolivia, Colombia, Uruguay y en México.

Al momento de la detención se le encontró en posesión de diversas drogas, así como armamento, numerario, documentación y objetos diversos.