Debe garantizarse que altavoces de alerta sísmica funcionen al cien por ciento

Debe garantizarse que altavoces de alerta sísmica funcionen al cien por ciento

0 123

Leobardo Reyes

A poco más de dos semanas de cumplirse un año del sismo del 19 de septiembre de 2017 que devastó gran parte de la metrópoli, las autoridades de la CDMX deben garantizar que los sistemas de alertamiento se encuentren funcionando al ciento por ciento como son los altavoces, ya que éstos pueden salvar vidas en caso de emergencia sísmica, y sustituir de inmediato los que no funcionan por unos nuevos, advirtió la asambleísta Janet Hernández Sotelo.

Mencionó que la población en la Ciudad de México debe contar con las medidas de prevención civil en óptimas condiciones en caso de presentarse un sismo mayor, por ello las autoridades locales deben garantizar que la totalidad de los Altavoces de Alerta Sísmica funcionen sin fallas, lo que permitirá que los ciudadanos puedan ser prevenidos.

Expuso que el lunes pasado fallaron 47 altavoces de la Alerta Sísmica del total en la metrópoli, por lo que reiteró que se debe tener una prevención integral que incluya la totalidad de dichas alarmas ya que eso ayudará a las personas a ponerse a salvo en caso de una emergencia.

Manifestó que las pruebas que está realizando el gobierno local en altavoces que fallaron son para detectar errores que deben ser subsanados lo más pronto posible, un fenómeno natural como un sismo se puede presentar en cualquier momento.

Resaltó, “una sola bocina puede salvar cientos de vidas ya que ayuda a que se desalojen lugares que pudieran poner en peligro a las personas, la alerta sísmica es vital para un adecuado desalojo rápido y con anticipación, todas las bocinas deben trabajar al ciento por ciento y las autoridades deben realizar revisiones continuas de éstas”.

Cabe señalar que la alerta sísmica conocida como SAS (Sistema de Alerta Sísmica) depende del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), que es una asociación civil, auspiciada por el gobierno capitalino, y tiene el propósito de detectar sismos importantes y avisar con al menos 50 segundos de anticipación en la Ciudad de México, la llegada de ondas sísmicas importantes.