Damnificados marchan para pedir solución a problemas de vivienda

Damnificados marchan para pedir solución a problemas de vivienda

0 83

El colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México marchó sobre Calzada de Tlalpan rumbo al Zócalo capitalino en demanda de que se solucionen los problemas de vivienda que surgieron luego de los sismos del año pasado.

Junto a ellos, otros colectivos de damnificados de Tláhuac, así como integrantes del movimiento por los 43 estudiantes normalistas de Iguala desaparecidos, del Comité del 68 y hasta del colorido barrio bravo de Tepito, gritaron consignas para esclarecer el destino de los apoyos internacionales y de organizaciones civiles.

Rafael Maldonado, uno de los integrantes del colectivo que encabeza el contingente, explicó que “ahora los señores del gobierno solamente se les ocurre seguir jugando con nuestras sensaciones, con nuestro dolor, con nuestra angustia y poner su alarma, como si fuéramos un monumento vivo”.

En su opinión y tras un año de caminar tocando puertas de distintas autoridades, “lo que han hecho realmente (las autoridades) es ser omisos durante un año y nos han dejado abandonados a nuestra suerte”.

Los afectados, que avanzan poco a poco entonando consignas como: “cuando la tierra se movió, el gobierno se rajó” y “damnificados unidos, serán reconstruidos”, son acompañados por entusiastas comerciantes que ofrecen aguas y refrescos fríos, así como cigarros sueltos.

Se prevé que la marcha haga una parada en el cruce de la avenida Chimalpopoca y la calle de Bolívar para recordar a las personas que perdieron la vida hace un año en un predio cercano para luego continuar hacia la plancha del Zócalo capitalino.

Por otra de las marchas, el Eje Central Lázaro Cadenas fue cerrado a la altura de Chapultepec, donde integrantes de diversas organizaciones civiles, encabezadas por la Asamblea de Barrios, realizan una marcha hacia la plancha del Zócalo.

A lo largo de la calle Doctor Río de la Loza, el contingente de manifestantes que demandan vivienda lanzaban coros de “Vivienda primero al hijo del obrero. Vivienda después al hijo del burgués”, “la lucha sigue, cueste lo que cueste”.

Personal de Policía y Tránsito de la Ciudad de México hizo los cortes necesarios para que el contingente de unas mil personas pueda avanzar, lo que causó grades embotellamientos en los alrededores al Centro de la Ciudad de México.