Confirman juicio contra Kirchner por supuesta trama de sobornos

Confirman juicio contra Kirchner por supuesta trama de sobornos

0 98
La justicia argentina consideró a la expresidenta, Cristina Kirchner, como jefa de una asociación ilícita y ratificó su procesamiento, que se llevará a cabo en un juicio oral.
La justicia argentina confirmó este jueves el procesamiento a la expresidenta y actual senadora Cristina Kirchner por la causa conocida como “los cuadernos de la corrupción“, una trama de supuestos sobornos que involucra a decenas de empresarios y exfuncionarios.
La Cámara Federal consideró a Kirchner como jefa de una asociación ilícita y ratificó su procesamiento, que se llevará a cabo en un juicio oral, así como el pedido de prisión preventiva que ya había hecho el juez Claudio Bonadio y un embargo por un monto de mil 500 millones de pesos, 38 millones de dólares, según la resolución publicada por el Centro de Información Judicial.
Cristina Kirchner goza de fuero parlamentario. Hasta ahora, el Senado no ha tratado el pedido del juez Bonadio para retirarle la inmunidad.
La Cámara Federal también confirmó el procesamiento con prisión preventiva y embargo por mil 200 millones de pesos, 30 millones de dólares, al exministro de Planificación Julio de Vido en calidad de organizador de la asociación ilícita.
De Vido se encuentra en prisión desde octubre de 2017 por otras causas. El pasado octubre fue condenado a cinco años y ocho meses de cárcel por un accidente ferroviario que causó 51 muertes en 2012.
En total, la Cámara Federal confirmó el procesamiento a 37 personas y revocó la prisión preventiva de algunos exfuncionarios de menor rango y de varios empresarios, aunque seguirán imputados por cohecho activo.
La Cámara Federal de Buenos Aires, encargada de resolver los recursos planteados por las defensas de los imputados, también confirmó la imputación contra el ya detenido exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, informaron fuentes judiciales.
Tanto a él como a la exmandataria se les acusa de ser organizadores de una asociación ilícita y cohecho en la conocida como causa de “los cuadernos de la corrupción”.
Desde que surgió el escándalo, principios de agosto, decenas de importantes empresarios y exfuncionarios han sido procesados -algunos declarados imputados “arrepentidos”- y muchos han reconocido ante el juez de instrucción, Claudio Bonadio, la existencia de las coimas y la supuesta implicación de Fernández y su fallecido esposo, el también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).
Entre los empresarios involucrados está además Ángelo Calcaterra, primo del actual presidente, Mauricio Macri, y el padre y el hermano del mandatario, Franco y Gianfranco Macri, respectivamente, fueron también llamados a declarar.
El caso surgió después de que llegasen a la Justicia las anotaciones, fotografías y filmaciones efectuadas durante más de una década por Oscar Centeno, chófer del ministro De Vido y del subsecretario de Coordinación de su cartera, Roberto Baratta.
El conductor señalaba cómo presuntamente transportaba bolsos con millones de dólares procedentes de empresarios, para ser repartidos a los funcionarios implicados.
Ese material, según la investigación, apuntaba a la existencia de una “organización delictiva” conformada por funcionarios públicos comandados por Kirchner -fallecido en 2010-, su viuda, y De Vido.
Bonadio señaló durante la instrucción que hay indicios que permiten sostener que Baratta y otros funcionarios más de la cartera efectuaron los cobros a distintos particulares, siendo trasladados después, “en la mayoría de las oportunidades”, en vehículos conducidos por Centeno.
A partir de ello, según el juez, y previo percibir el porcentaje que correspondiera a sus tareas, procedían a entregar los fondos recaudados a otros funcionarios”, que “finalmente los derivaban a manos de los verdaderos beneficiarios de la maniobra ilícita”: Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Julio de Vido.