Capacidad de empresas criminales supera a los tres niveles de gobierno

Capacidad de empresas criminales supera a los tres niveles de gobierno

0 157

José Ángel Somera

Los grupos delictivos le siguen ganando la lucha a los tres niveles de gobierno, tan es así que en los últimos meses han sido asesinados varios presidentes municipales y otro que recientemente tomó protesta el fin de semana pasado optó por renunciar a su cargo antes de que los sicarios lo ejecutarán.

De nada han servidos los dispositivos federal, estatal y municipal para recuperar la seguridad e inhibir las acciones de los grupos criminales, las detenciones y aseguramientos anunciados por el gabinete de seguridad han quedado en acciones estériles ya que los capos siguen sembrando el terror entre los ediles de localidades de los estados de Michoacán, Puebla, Guerrero y otros.

En el último de los casos el lunes pasado el alcalde electo del municipio de Nopalucan, Puebla, Félix Aguilar Caballero del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue ejecutado por dos sujetos en el crucero de Santa María Ixtiyucan, sobre la carretera federal Nopalucan-Soltepec, los sicarios iban a bordo de dos camionetas una de color rojo y otra oscura, interceptaron al político quien regresaba de una reunión.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal manifestó que en este caso no se descarta que su ejecución esté vinculada con el robo a trenes y robo de combustible de procedencia ilícita, pues ya se tenía una línea de investigación sobre esto.

En julio pasado, “mensajeros de la muerte” al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), asesinaron al presidente municipal de Tecalitlán, Víctor Díaz cuando se dirigía a una reunión junto con una trabajadora del ayuntamiento y su secretario particular. De acuerdo con la Fiscalía del estado, se trató de un ataque directo.

Víctor Díaz y sus colaboradores viajaban en una camioneta roja Toyota, tipo Tacoma, había publicado en su cuenta de Facebook una agresión contra su familia, subió dos fotos en donde denunciaba que sujetos desconocidos habían roto los vidrios de la camioneta de su hermano.

También se vio involucrado en la desaparición de los tres italianos en Tecalitlán el 31 de enero. Policías municipales, habrían entregado a los italianos al CJNG, por lo que su gobierno fue señalado por los familiares de los italianos, sin embargo, el alcalde negó tener relación con los hechos o ser cómplice de los policías que participaron en la desaparición.

Otro caso que representa la psicosis y terror que vive la clase política mexicana, es el de Elvia del Socorro Ortega quien renunció a su cargo de edil de Buenavista Tomatlán, Michoacán, a la vez que prometió no volver a la vida política y se mostró en un video desde Tijuana, en donde espera para salir del país

Elvia del Socorro Ortega, era síndica de esa localidad renunció a su cargo como presidenta municipal de Buenavista Tomatlán, Michoacán, mismo que debía asumir tras el asesinato del alcalde electo el pasado 20 de julio.

El sábado pasado hizo pública su renuncia al cargo y a su militancia en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Esto se hizo pocas horas antes de tomar protesta a su cargo de síndica electa y alcalde, que asumía luego de que presuntos narcotraficantes asesinaran el 20 de julio a balazos a Eliseo Delgado Sánchez, alcalde electo.

Delgado ganó la alcaldía en los comicios del 1 de julio por Morena, fue atacado a tiros cerca de la presidencia municipal de Buenavista, ubicado en la región de Tierra Caliente. El 27 de junio, presuntos sicarios del crimen organizado asesinaron a Javier Ureña González, secretario del Ayuntamiento y alcalde en funciones de Buenavista Tomatlán.

Tierra Caliente es zona de influencia del CJNG y La Nueva Familia Michoacana, presente a través de su brazo armado autodenominado “Los Viagras”. De esta manera la política de seguridad en los tres niveles de gobierno ha sido un completo fracaso y le dan la razón al próximo titular de la SSPF Alfonso Durazo Montaño que el nuevo gobierno federal recibirá un “panteón”.