Buscan seguir “saboreando las delicias del poder”, y dejan trabajos a medias

Buscan seguir “saboreando las delicias del poder”, y dejan trabajos a medias

0 1074

Leobardo Reyes

Inició la cuenta regresiva para las elecciones de junio próximo en la metrópoli, donde se elegirán diputados federales, locales y delegados, por lo que ya 12 de los jefes delegacionales solicitaron licencia para separarse de sus cargos y buscar una curul ya sea en la ALDF o en la Cámara de Diputados.

Algunos de ellos dejan su delegación en bancarrota, trabajos a medias y con una gran responsabilidad para sus sucesores, destacando Alejandro Fernández Ramírez de Cuauhtémoc, Sergio Palacios Trejo en Azcapotzalco, Elizabeth Mateos Hernández en Iztacalco, por citar algunos.

El Gobierno del Distrito Federal confirmó que 12 de los 14 delegados del PRD solicitaron su  licencia al cargo, que se hizo efectiva la madrugada de ayer, ya que aspiran a una precandidatura rumbo a las elecciones del próximo 7 de junio, algunos de los aspirantes ya prácticamente se encuentran en las listas para competir en los comicios próximos, algunos no.

Del total de solicitudes, trece son con el objetivo de que los delegados puedan competir por un cargo de elección popular, mientras que la otra solicitud es del jefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia, quien la realizó para ser investigado sobre un presunto conflicto de intereses por la PGJDF.

En tanto, los delegados en Cuajimalpa, el priista Adrián Rubalcava, y de Benito Juárez, el panista Jorge Romero, son los únicos que no todavía han presentado una solicitud de licencia al cargo, debido a que aún sus institutos políticos no han dado a conocer las fechas de sus convocatorias para sacar a sus abanderados.

Apenas del  sábado 17 de enero, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dio a conocer que 12 de los 16 delegados habían expresado su intención de contender por puestos de elección popular.

En cuanto a la posibilidad de que algunos de los jefes delegacionales que han solicitado licencia regresen al cargo una vez pasadas las elecciones, Mancera Espinosa indicó que le corresponde a cada uno de ellos analizar cómo evoluciona el sentir de la gente, aunque expresó que lo más importante es que se va a seguir trabajando en los programas y acciones de gobierno.

Las indagatorias lo orillaron a dejar Iztapalapa

Por lo que respecta a la renuncia del jefe delegacional en Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán, el titular del Ejecutivo local indicó que esto ayuda a las investigaciones que realiza tanto la Contraloría local como la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), sobre todo porque el delegado tiene pendiente varias comparecencias ante las autoridades de ambas instancias.

Refirió que el propio Jesús Valencia ha manifestado su disposición a actuar en el marco de la legalidad y “nosotros le dijimos que hay que comprobarlo con las autoridades correspondientes”.

Mateos Hernández

La delegada en Iztacalco, Elizabeth Mateos que busca una curul en el recinto de Donceles y Allende, pasó a la posteridad tras ser captada en un audio en el que se escucha que le pide a un empleado una comisión de 10 por ciento de su sueldo, bajo el pretexto de que era para la vida partidista.

La cinta difundida a inicios del año pasado, mostraba que la jefa delegacional explicaba que el diezmo solicitado no se comparaba con lo que pedían en las delegaciones Venustiano Carranza o Coyoacán, que según ella misma creía, era la mitad del sueldo de los trabajadores.

El escándalo desató otras revelaciones, como que vecinos eran presionados para asistir a los eventos, y en caso de no hacerlo se arriesgaban a no recibir los apoyos de programas sociales. A pesar de esta exhibición, Mateos continuó en el cargo, sin siquiera recibir una amonestación ni por el GDF y menos por el PRD capitalino.

 Milpa Alta

El jefe delegacional en Milpa Alta Víctor Hugo Monterola Ríos quien busca curul en la ALDF, en reiteradas ocasiones locatarios del Mercado Tianguis 395 de Villa Milpa Alta lo acusaron de querer “privatizar” ese espacio con el fin de edificar ahí un centro comercial y un estacionamiento subterráneo.

Lo anterior derivó en fricciones el pasado 19 de marzo de 2014, cerca de 300 elementos de la Policía Metropolitana de Granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, desalojaran a 43 comerciantes quienes tenían en su poder, dicho mercado, tras oponerse a la construcción de las nuevas instalaciones, aunado a las denuncias de organizadores de la Feria del Mole quienes le señalaron de querer imponer su ley, y prácticamente intervenir en todo lo relacionado a esto para obtener beneficios personales.

“El Potrillo” busca otros aires

Pero el caso que más llama es el de Alejandro Fernández, quien se dice que prácticamente impuso a su sucesor Edgar Doroteo, que enfrenta diversas denuncias por presuntos casos de extorsión, corrupción, el asunto de no entrega de apoyos delegacionales a personas de la tercera edad, cierre de establecimientos mercantiles al filo de la ley, protección a centros nocturnos, y múltiples quejas de falta de servicios públicos.

Incluso sus detractores le acusaron de entregar en “charola de plata” la delegación Cuauhtémoc, al Partido Revolucionario Institucional (PRI), además de favorecer algunos líderes del ambulantaje quienes prácticamente se han apropiado de la vía pública ante la impotencia de los habitantes de esta demarcación.

 “El Virrey de Azcapotzalco”

Otro personaje que se encuentra en el “ojo del huracán” es el ahora delegado en Azcapotzalco con licencia, Sergio Palacios Trejo, quien presuntamente dejará su puesto a Rubén Martínez Rodríguez, quien resalta en su currículo ser licenciado en derecho graduado con mención honorifica, aunque no indica por cual universidad. Anteriormente tuvo puestos menores en el Municipio de Tlalnepantla de Baz, Estado de México, y desde el 2009 ha trabajado en cargos dentro de la delegación Azcapotzalco.

Palacios Trejo deja una demarcación plagada de falta de atención a la ciudadanía, quien se queja de la falta de servicios básicos, inseguridad, aunado al problema que dejó en la oficina de licencia de la jurisdicción donde en múltiples ocasiones salieron a relucir casos de corrupción e impunidad, en fin estos serán algunos de los aspirantes a una diputación local o federal, para seguir haciendo de las suyas.