Sin pretextos debe cumplirse con equidad de género en candidaturas

Sin pretextos debe cumplirse con equidad de género en candidaturas

0 638

La presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la ALDF, Esthela Damián Peralta, exhortó a cumplir, sin pretextos, con la equidad de género en la distribución de candidaturas de diputaciones y jefaturas delegacionales, y pidió responsabilidad a todos los partidos políticos para acatar lo que consagra la legislación federal y local en la materia.

Damián Peralta mencionó “esperamos de todos los partidos políticos responsabilidad en  lo que establece la legislación electoral, a las mujeres nos corresponden la mitad de todas las candidaturas de diputaciones y jefaturas delegacionales, no hay pretextos”.

Recalcó que el reto femenino está en demostrar que la equidad en la trinchera política no busca solo igualdad, sino que la tarea está en confirmar que las mujeres “podemos darle un nuevo perfil a la política logrando mejores leyes y políticas públicas”.

Señaló que en  el PRD no puede ni debe mantenerse ajeno a las circunstancias, pues está obligado a enfrentar este momento, a no apostar más por la simulación sino por la acción, a ver este proceso electoral desde una perspectiva integral.

Apuntó, “este proceso será sin duda un parteaguas para nuestro partido, de nosotros, de nuestra dirigencia, de nuestros liderazgos depende que sea para bien y que en el futuro podamos decir que hemos sorteado este momento de manera adecuada, con responsabilidad política”.

Indicó que  2015 es un año en el que la clase política debe hacer un alto y replantearse su aquí y ahora, ya que no está a la altura de lo que afuera está sucediendo, no logra tener alternativas reales y no ha podido contener el deterioro al que todos han contribuido.

Añadió, “las puertas de solución a los graves problemas que enfrentamos no son los partidos ni los políticos, sino asumir nuevas actitudes; llegamos con el anhelo de transformar lo que no estaba bien, no debemos claudicar en este objetivo”.

Insistió en que la representación popular debe honrarse día con día de la mano con la gente y aclaró que no es un privilegio para colmar deseos propios, “menos aún una  prebenda para olvidarnos por qué nos dedicamos a la política; la representación popular, la política misma, principalmente para los que nos preciamos ser de izquierda, es el esfuerzo permanente de encontrar soluciones reales no a un tema o una circunstancia, sino a los problemas de los que menos tienen”.

Manifestó que el desafío es cambiar las cosas día a día, erradicar la pobreza y las grandes desigualdades, sin olvidar que se representa a  los que difícilmente tienen voz, a los que no pueden ser dueños de su destino porque no cuentan con las condiciones mínimas de salud, alimentación, vivienda y educación.

Advirtió que toda la clase política, los poderes formales e informales se encuentran ante un severo cuestionamiento, con un claro distanciamiento de las causas y problemas de la gente con lo que se hace en los partidos, en el Congreso de la Unión, en los órganos impartidores de justicia, “no olvidemos que el peor gobierno es el que es ajeno a su gente”.