Continúa capacitación de funcionarios de Benito Juárez en Derechos Humanos

Continúa capacitación de funcionarios de Benito Juárez en Derechos Humanos

0 650

Tras  reconocer las características, manifestaciones y medios por los cuales se genera el fenómeno de trata de personas en esta demarcación política, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal capacita a funcionarios de la delegación Benito Juárez para fortalecer sus tareas de prevención y denuncia de este delito de alto impacto, desde la perspectiva de derechos humanos.

Las autoridades de esta demarcación señalaron que el curso taller de sensibilización se llevó a cabo ayer en el auditorio del Centro de Atención Social Especializada (CASE), bajo la instrucción de personal de la CDHDF, José Francisco Bazán y Alberto Juan Reséndez, quienes dedicaran doce horas de capacitación a decenas de funcionarios.

Indicó que en tarea de capacitación se desarrollarán en tres sesiones de cuatro horas abordando la relación entre la trata de personas y los derechos humanos; desde la definición de este delito, hasta la responsabilidad social del Estado en la materia, sin soslayar los factores, procesos y medios en los que se manifiesta el fenómeno de la trata de personas, así como su afectación en las víctimas y su comunidad.

En ese sentido, José Francisco Bazán, explicó que el curso taller tiene como propósito despertar la reflexión de los funcionarios benitojuarenses acerca del tema y conocer de las herramientas preventivas para incorporarlas en sus actividades institucionales y fomentar la cultura de denuncia, y que por la naturaleza de los servicios prestados, no se contempla abundar en los protocolos de actuación en procedimientos jurídicos ligados a la delincuencia organizada.

Comentó que en el curso se identificó entre las principales características en que se manifiesta este delito: la privación de la libertad y explotación de las personas mediante el engaño, coacción, extorsión, amenaza o secuestro, a fin de conseguir un beneficio económico ilegal, es decir, sin remuneración y en contra de su voluntad.

Indicó que el delito  afecta a sus víctimas en su dignidad e integridad personal, socavando su derecho al trabajo digno y remunerado, a su libertad de desplazamiento, al acceso a la protección y justicia que garantiza el estado de derecho y régimen democrático que exige las leyes en que viven los mexicanos.

Mencionó que entre las formas de explotación características de la treta de personas se señaló, la explotación sexual de niños, niñas y mujeres con propósitos sexuales, trabajo forzado en labores agrícolas, mineras, mendicidad organizada, servidumbre o extracción de órganos.

Mientras que Juan Reséndez, instructor de la CDHDF informó que el curso taller contempla desarrollar tres temas: trata de personas; componentes y modalidades de víctimas y tratantes; los Derechos Humanos y sus actos violatorios con relación a la norma jurídica y contexto institucional, así como la responsabilidad social del Estado y sus acciones institucionales de información, prevención y combate de la trata de personas.