Pronostica FMI deuda mayor al 60 por ciento al término del mandato...

Pronostica FMI deuda mayor al 60 por ciento al término del mandato de AMLO

0 236

La crisis por COVID-19 hizo que la deuda general del gobierno de México aumentara a más de 60 por ciento como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) y así se mantendrá hasta 2026, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con el Monitor Fiscal presentado ayer, en 2021 la deuda de México va a concluir en 60.5 por ciento como proporción del PIB, y al cierre del actual gobierno se va a ubicar en 60.7 por ciento, cabe señalar que la actual administración recibió una deuda con un nivel de 53.6 por ciento y durante su primer año de gobierno logró reducirla 0.3 puntos porcentuales.

Al cierre del año pasado, la deuda del gobierno alcanzó el registro de 60.6% del PIB, que incorpora un aumento histórico de siete puntos del PIB, resultado del impacto de la depreciación cambiaria en las métricas de la deuda y del desplome de la actividad económica generado por la crisis del Covid-19.

La citada medición incluye las obligaciones de todas las instituciones públicas incluidos Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fondos de seguridad social y deuda del gobierno en sus tres órdenes: federal, estatal y local.

Según los pronósticos del FMI, incluidos en el su reporte radiográfico semestral sobre la situación de las finanzas públicas, el Monitor Fiscal, la deuda general del gobierno de México tendrá una suave moderación durante este año y el próximo, que llevará al indicador a promediar el equivalente a 60.5% del Producto.

El organismo internacional destaca que este aumento de la deuda responde al impacto de la depreciación del tipo de cambio y a la caída de la actividad económica generada por la crisis del COVID-19.

Vitor Gaspar, director del Departamento de Finanzas Públicas del Fondo Monetario Internacional, indicó que a pesar de la pandemia, tanto en 2020 como en 2021 la política fiscal de México tuvo un modesto apoyo fiscal para contener el impacto de la pandemia en las familias y pequeñas empresas.

Gaspar estableció que la crisis económica ha provocado un aumento generalizado de los niveles de déficit y deuda pública, especialmente en los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo.

Y evidenció que a partir de información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que “se presentó un aumento de la pobreza laboral que pasó de 35.7% en el primer trimestre de 2020 a 44.5% en el tercer cuarto del año”.