Biden planea programa migratorio

Biden planea programa migratorio

0 219

Washington.- El secretario de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, pidió tiempo para reconstruir el sistema migratorio de manera ordenada e instó a quienes estén pensando en iniciar el viaje hacia la frontera del país que no lo hagan.

«Dennos tiempo para construir un sistema ordenado que les permitirá hacer su petición bajo la ley de Estados Unidos sin emprender el viaje y arriesgar sus vidas», dijo este domingo Mayorkas, dirigiéndose a quienes tengan intención de emigrar a EU, en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

Mayorkas viajó el viernes pasado a la frontera de El Paso, Texas, en medio de la crisis por la llegada de menores inmigrantes.

Un día antes, funcionarios de la Administración del presidente Joe Biden admitieron que más de 14 mil menores inmigrantes que atravesaron la frontera desde México solos permanecen bajo custodia de agencias del gobierno.

Según esas fuentes, 9 mil 562 niños y adolescentes permanecen bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y otros 4 mil 500 son custodiados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), que tiene a su cargo la Patrulla Fronteriza.

Mayorkas indicó que están trabajando las 24 horas del día para trasladar a los menores que están en instalaciones de la CBP, que no están acondicionadas para acogerlos.

Y acusó al gobierno del expresidente Donald Trump (2017-2021) de haber originado la situación actual.

El senador demócrata Chris Murphy, que acompañó a Mayorkas en El Paso, «vio a una niña de 13 años llorando que había sido expulsada a México durante la Administración de Trump», aseguró el secretario del DHS.

«Lo que estamos haciendo es abordar las necesidades humanitarias de manera que refleje nuestros valores y nuestros principios como país», afirmó.

El viernes pasado Murphy tuiteó que habían visitado un centro de tramitación de casos de inmigrantes en la frontera en El Paso, donde había cientos de niños y adolescentes «hacinados en grandes salas abiertas».