Ponen alto a represión policial de parte de encargado de alcaldía de...

Ponen alto a represión policial de parte de encargado de alcaldía de AO

0 144

Leobardo Reyes

En respuesta a las quejas  y acusaciones en contra del nuevo responsable de la alcaldía de Álvaro Obregón Alberto Esteva Salinas, el diputado local Pablo Montes de Oca logró ante el Pleno del Congreso se aprobará un exhorto para que el gobierno de la CDMX ponga orden en el actuar de este funcionario, “ya que hay indicios de represión y de que ejerce abusos a través de la policía de Contacto Ciudadano”.

Montes de Oca, refirió Esteva Salinas ha logrado que “los vecinos manifiesten su temor al encontrarse con una patrulla, ya que al realizar sus patrullajes se muestran amenazantes y soberbios, tanto con los transeúntes como con los conductores de vehículos, pero muy marcadamente con los jóvenes”.

Indicó que el Pleno del Congreso aprobó que el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch y la directora General de Seguridad Ciudadana de Álvaro Obregón, Marcela Muñoz Martínez, revisen la actuación de la policía de Contacto Ciudadano de la Alcaldía que administra Esteva Salinas.

Subrayó,  “debemos evitar el actuar prepotente con el que se ha manejado, esto combinado a las amenazas realizadas por el actual encargado de despacho de dicha alcaldía, lo que desencadena violaciones a los Derechos Humanos”.

Refirió, por mencionar algunos casos sobre conductas irregulares, entre los elementos encargados de la seguridad ciudadana de Álvaro Obregón, destaca un suceso el año pasado en donde un policía fue captado agrediendo a dos personas, por lo cual fue abierta una investigación. Otro caso inédito se dio hace días, pues elementos de Contacto Ciudadano realizaron una revisión a un joven que confundieron con un presunto asaltante, y luego argumentaron que tenían características similares.

Recalcó, “este tipo de actitudes sumadas a una coordinación no adecuada, podrían ser una combinación muy peligrosa para los habitantes de Álvaro Obregón. El encargado de despacho, lo cual es a todas luces un atentado en contra de los derechos humanos de los habitantes de Álvaro Obregón”.