La política de seguridad no ha dado los resultados esperados

La política de seguridad no ha dado los resultados esperados

0 186

José Ángel Somera

La política de seguridad de la Cuarta Transformación no ha dado los resultados esperados, dejando las promesas como “sueño guajiro”, en algunos sectores se comienza a manejar de que sí el titular del Ejecutivo federal ha tomados las decisiones correctas en este rubro, o solamente improvisa y actúa de acuerdo a como la situación se presenta, aunado a esto la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez aún no ha comenzado a actuar y tendrá una “bomba de tiempo” en sus manos, por el trabajo de su predecesor Alfonso Durazo Montaño, el cual  dejó mucho que desear, prueba de eso son las alarmantes cifras de homicidios dolosos.

Mucho menos la aparición de la Guardia Nacional conformada en su mayoría por militares y marinos ha dado resultados óptimos, incluso para los partidos de oposición como el PAN en el caso específico de la Ciudad de México es considerada como “un elefante blanco” que participa en la estrategia de seguridad del gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo, y este cuerpo de seguridad es considerado un “capricho” del titular del Ejecutivo federal.

De acuerdo al último informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de la SSyPC, el índice de homicidios se ha disparado principalmente en cinco entidades: Zacatecas, San Luis Potosí, Sonora, Guanajuato y Michoacán quienes cerraron el año pasado con un alza en la tasa de homicidios dolosos, que disminuyó en las 27 entidades restantes.

La estadística refiere que los homicidios por cada 100 mil habitantes en esos cinco estados aumentó en el periodo de enero a noviembre comparado con el mismo periodo de 2019, generalmente esto debido a la “guerra” entre cárteles de las drogas como Guanajuato y Michoacán, por el control de territorios para el tráfico de estupefacientes, y la desatención y diferencias entre la Federación y los gobiernos locales, tal y como fue el caso de la detención de José Antonio Yepez Ortiz “El Marro” líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, quien se enfrentó a sangre y fuego con la gente de Nemecio Oseguera Cervantes “El Mencho” o “El Señor de los Gallos”, cabeza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerado el más poderoso del país, desplazando al cártel de Sinaloa que encabezaba Archibaldo Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

El SESNSP resaltó en su informe que el estado que registró un mayor incremento con el 44 por ciento, fue Zacatecas entidad donde anteriormente dominaban “Los Zeta”, y a últimas fechas se refiere que hay alta presencia del denominado cártel de Caborca que aliado al Cártel de Juárez, disputa la plaza al cártel de Sinaloa, bajo la dirección de Rafael Caro Quintero “El R-1”, pasó de 30.82 a 44.1 homicidios por cada 100.

Le siguen  San Luis Potosí, Sonora, Guanajuato y Michoacán que cerraron 2020 con un incremento en la tasa de homicidios dolosos, que disminuyó en las 27 entidades restantes. El organismo destacó que los estados de Baja California, Coahuila, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Querétaro, Veracruz y Yucatán actualizaron información para ese año, el resto aún no.

La estadística de homicidio doloso del SESNSP indica que en enero se dieron 2 mil 373 casos, febrero  2 mil 308, marzo 2 mil 632, abril 2 mil 476, mayo  2 mil 420, junio 2 mil 370, julio 2 mil 474, agosto 2 mil 547, septiembre  2 mil 296, octubre  2 mil 404, noviembre 2 mil 230, dando hasta ese momento un total de  26 mil 530 homicidios.

De estos con arma de fuego se cometieron en enero mil 734, febrero mil 642, marzo mil 881, abril mil 788, mayo mil 719, junio mil 666, julio mil 747, agosto mil 687, septiembre mil 591, octubre mil 631, noviembre mil 547, total de asesinatos en ese lapso 18 mil 633.

En cuanto a los cometidos con arma blanca en enero 179, febrero 218, marzo 219, abril 211, mayo 213, junio 227, julio  215, agosto 271, septiembre 203, octubre 210, noviembre  205, cifra total en once meses de 2020 2 mil 371, con otro elemento: enero 422,  febrero 384, marzo 485, abril 408, mayo  422, junio  425, julio  429, agosto  517, septiembre  443, octubre  465, noviembre 392, total  4 mil 792.

No especificado el objeto para cometer el ilícito: enero 38, febrero 64, marzo 47, abril  69, mayo  66, junio  52, julio  83, agosto  72, septiembre  59, octubre  98, noviembre  86, total  734.

Otro de los delitos que ha ido en aumento y que no ha podido detenerse es el feminicidio, gran parte de ellos debido a que son considerados como conflictos de pareja que no tipifican en este ilícito, las estadísticas del SESNSP arrojan que en enero se cometieron en enero 76, febrero  92, marzo  77, abril  71, mayo  67, junio  94, julio  73, agosto  76, septiembre  78, octubre  74, noviembre  82, total de casos 860.

En estas cifras no se tomó en cuenta a Chihuahua considerado uno de los territorios con más índices de crímenes, basta recordar los homicidios de periodistas que difundieron nexos de políticos con grupos criminales, los tan sonados casos de las “Muertas de Juárez”, y la interminable lucha entre los cárteles de Juárez con el de Sinaloa por el control de las drogas que se envían a la Unión Americana el principal consumidor de estupefacientes del orbe.

En esta entidad gobernada por el panista Javier Corral Jurado –México-norteamericano-, de acuerdo al Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec), el comparativo entre el 2019 y el 2020, en el año pasado se dio un incremento del seis por ciento respecto al ejercicio anterior.

El organismo señaló que el año pasado en Chihuahua se registraron dos mil 716 víctimas de homicidio doloso de las cuales el 89 por ciento fueron hombres (dos mil 427) y el 11 por ciento mujeres (288 víctimas), lo que arroja un aumento del 6.3 por ciento más con respecto a 2019 que tuvo 2 mil 554 víctimas.

Destacó, en agosto se registraron más víctimas, se sumaron 285 hechos; mientras que el mes con menos incidencia fue diciembre con 170. “Siendo Ciudad Juárez el municipio que tuvo una ocurrencia mayor con mil 642 hechos concentrando el 60 por ciento del estado, mientras que Chihuahua capital sumó 414 víctimas en este último año.

Refirió, las acciones generadas a partir de la contingencia sanitaria por el Covid-19 en cuanto a la restricción de movilidad derivaron en una disminución de los delitos en el 2020 en todo el territorio estatal. El delito que tuvo una baja marcada con relación al 2019 fue el robo a transeúnte en un 35 por ciento, situación similar al robo a casa habitación que registró menos denuncias en un 31% en este 2020 comparado al mismo periodo de 2019; asimismo, el robo a negocio y el robo a vehículo que disminuyeron un 20 por ciento cada uno.

Pese a eso, el delito que aumentó debido al confinamiento fue la violencia familiar en un 3 por ciento, lo mismo que el delito de secuestro. Expuso que en el estado y en el municipio la cifra negra, es decir, aquellos delitos que no se denunciaron, fue del 88% de acuerdo con la información de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) de Inegi 2020, reflejando que sólo una de cinco carpetas de investigación es abierta para su atención y seguimiento.

En su momento, el extitular de la SSyPC Alfonso Durazo Montaño, reconoció la situación “aún no se pueden celebrar avances pues aunque el número de homicidios se estabilizó, continúa alto El número de homicidios en el país continúa alto, son cinco los estados que concentran el 41.5% de los decesos que se registraron desde diciembre de 2018 a agosto de 2019”.

En esa ocasión el ahora candidato de Morena a ser gobernador del estado de Sonora, comentó que los  estados con el mayor porcentaje de homicidios eran –algunos siguen siendo- Guanajuato 9.2%, Baja California 9.1%, México 8.9%; Jalisco 7.2% y  con Chihuahua 7.2%.

Lo anterior sin tomar en cuenta los números de fosas clandestinas que siguen apareciendo en el país, el año recientemente finalizado dio como resultado que el estado de Jalisco es el que registró la mayor cifra de cadáveres exhumados en fosas clandestinas con más de 500 víctimas.

De acuerdo a las estadísticas en once meses se contabilizaron 565 cuerpos inhumados de manera clandestina en 24 fosas, por el  momento se analizan en los servicios forenses  restos humanos de más de mil 500 perfiles genéticos, los números de las Comisiones Estatal y Nacional de Derechos Humanos y organismos de búsqueda de desaparecidos, arrojan que se descubrieron mil 171 cadáveres entre 2009 y 2020.

Por lo anterior tan sólo en el año pasado se registró una exhumación de víctimas superior a la de los 10 años anteriores. Con base a las cifras del Gabinete de Seguridad, 320 personas fueron consignadas ante jueces entre enero de 2019 y octubre de 2020 por parte de la Fiscalía Especial en Desaparecidos.

Aunque sólo se vinculó a procedimiento a 80, en los últimos dos años únicamente cuatro detenidos obtuvieron una sentencia condenatoria.

A nivel nacional, los municipios de Zapopan, Tlajomulco y El Salto, ocupan los primeros lugares en inhumaciones clandestinas, pero es otro tema que sigue pendiente en la actual administración.