Sistema penitenciario de la CDMX, en pro de no violencia a la...

Sistema penitenciario de la CDMX, en pro de no violencia a la mujer

0 466

Leonardo Juárez R.

El subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz Ortega reiteró las “Buenas prácticas en tiempos de Covid-19, para mujeres y adolescentes en reclusión”, con la realización de los “16 Días de Activismo contra la Violencia de Género”, donde se llevaron a cabo cursos, conferencias y mesas de debate con las trabajadoras y trabajadores de los centros de reclusión.

Ruiz Ortega explicó que las actividades virtuales que organizó el Instituto de Capacitación Penitenciaria (INCAPE) participaron expertos penitenciaristas, psicólogas y juristas, entre otros especialistas, así como integrantes de organizaciones sociales, servidores públicos, personal de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) y de la Clínica Condesa.

Indicó, que también participaron más de 100 internautas, así como la impartición de una conferencia virtual, “los 16 Días tienen como objetivo contribuir a la visibilización y prevención de la violencia contra las mujeres entre quienes trabajan en el Sistema Penitenciario para aplicar en su actividad laboral y en su vida cotidiana, lo que conlleva a una mejor atención a las mujeres privadas de su libertad#.

Resaltó, “las pláticas que ofreció el segundo Visitador de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Iván García Gárate, y de la directora de la Clínica Condesa, Andrea González”.

Refirió, en “estos 16 Días que iniciaron el 25 de noviembre en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y terminan el 10 de diciembre en el Día de los Derechos Humanos, se promueve la sensibilización del derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, entre las trabajadoras y trabajadores del Sistema Penitenciario”.

Manifestó, asimismo, se dan a conocer las acciones que se desarrollan en la Subsecretaría del Sistema Penitenciario para avanzar en el objetivo de erradicar la violencia contra las mujeres.

Apuntó, “los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, es una campaña internacional anual que promueve la Organización de las Naciones Unidas, a través de su sección ONU Mujeres, para visibilizar esta problemática con el tema ÚNETE 2020: ´Pinta el mundo de naranja: ¡Financiar, responder, prevenir, recopilar!´”.

Apuntó, “la Subsecretaría de Sistema Penitenciario, de la Secretaría del Gobierno de la Ciudad de México, se une a esta campaña, pues en violencia contra las mujeres hay retos pendientes y corresponde a las autoridades afinar políticas públicas y acciones de prevención, atención y procuración de justicia para garantizar el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia”.

Comentó, además se realiza una campaña de difusión contra la violencia de género con materiales impresos en los centros penitenciarios y se estará iluminando el edificio de la Subsecretaría de color naranja.

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) reconoció el trabajo de cuatro personas indígenas privadas de la libertad en la Ciudad de México que participaron en el Concurso de Cuento Indígena “Aprende a Amar Nuestras Lenguas Originarias”.

Por otra parte, el subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz Ortega, dio a conocer que de 36 cuentos enviados al concurso, escritos por 35 personas indígenas privadas de la libertad de diferentes centros, cuatro fueron reconocidos como los más destacados, tres de ellos de la Penitenciaría de Santa Martha y uno del Reclusorios Preventivo Varonil Sur.

Destacó que el objetivo de invitar a las personas indígenas privadas de la libertad a participar sirve para preservar y fortalecer la autoestima, así como fomentar la identidad cultural.

Detalló, las cuatro obras reconocidas como las mejores correspondieron a Mario por “La meta”, Claudio por “Del amor al prójimo”, Luis Guillermo por “El señor de los gatos”, los tres de la Penitenciaría, y Luis Alberto por “El señor de las montañas”, del Reclusorio Sur.

Informó, los  reconocimientos fueron entregados en las direcciones de los centros junto con medallas y libros

Ruiz Ortega felicitó a los participantes por su capacidad e interés de escribir y a través de la escritura trascender, enseñar y apreciar la vida. “La capacidad de escribir no sólo es una técnica, sino que es la capacidad de expresar los sentimientos y va más allá del tema de la reinserción, es un tema humano, espiritual”.

Manifestó, “El señor de los gatos” fue considerado el más completo por el juez del concurso, el poeta maya Jorge Miguel Cocom Pech, ya que cumple con todos los elementos necesarios, además de ingenio y originalidad.

Detalló, este cuento está basado en una persona privada de la libertad en la misma Penitenciaría,  “es un señor que en realidad está olvidado, no tiene visita… ese día estaba sentado con sus cobijas… y me llamó la atención su mirada perdida en la nada… el aire le daba en su cabello y le volaba el mismo, se me hizo un momento que había que inmortalizar, yo quise inmortalizarlo en escritura, lo que estaba viendo, lo que estaba sintiendo por ese señor en ese momento… las palabras escritas cobran vida propia”, el cual fue desarrollado por Luis Guillermo.

Añadió, el Sistema Penitenciario de la Ciudad de México atiende a una población de 26 mil 791 personas privadas de la libertad, de las cuales 429 son indígenas, 389 hombres y 30 mujeres; de ellos, 35 participaron en el concurso del INPI: 12 de Reclusorio Oriente, 12 de la Penitenciaría, 5 del Centro Varonil de Seguridad Penitenciario I (Cevasep), 4 del Centro Femenil de Santa Martha, 1 del Reclusorio Norte y otro del Reclusorio Sur”.

Se ha beneficiado a 300 reclusos con Programa de Pública Utilidad y Trabajo Penitenciario

En lo que va del año, más de 300 personas privadas de la libertad en la Ciudad de México se han beneficiado con el Programa de Actividades de Pública Utilidad y Trabajo Penitenciario, el cual cuenta con asesoría de especialistas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el acompañamiento del Poder Judicial y la Secretaría de Obras y Servicios, ambos de la Ciudad de México, así como del Ministerio de Justicia de Italia.

El subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruíz Ortega, expresó que el objetivo de este programa es que las personas privadas de la libertad contribuyan con actividades de revegetación, mantenimiento de áreas verdes y recuperación ambiental, en espacios públicos de la ciudad, así como al interior de los centros penitenciarios.

Además, durante el tiempo que persista la emergencia sanitaria por el SARS-COV-2, han realizado actividades para enfrentarla, como sanitización y desinfección de áreas comunes al interior de los centros de reclusión y elaboración de productos de protección individual (cubrebocas, overoles y caretas de poliuretano), que conllevan a la prevención del delito, la reinserción social y la disminución de la reincidencia delictiva.

En el desarrollo de esta última actividad, a la fecha se han elaborado más 300 mil cubrebocas, que han sido distribuidos para su uso entre el personal penitenciario, la población privada de su libertad y sus visitantes; además, una parte ha sido adquirida por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia de la Secretaría de Gobernación.

Antes de incorporarse a una actividad productiva del programa, las personas privadas de la libertad reciben capacitación introductoria, donde se abordan temas como emprendimiento, teoría en ecología y medio ambiente; manejo de herramientas, seguridad e higiene en el trabajo, entre otras; por la cual además reciben un apoyo económico equivalente a un salario mínimo.

Para ampliar la capacidad de los talleres institucionales de costura, la Oficina de las Naciones Unidas donó máquinas de coser, cortadoras de tela y mesas de trabajo, así como equipos para esterilización a partir de rayos UV, para garantizar la inocuidad de los productos, además de nebulizadoras y termonebulizadoras.

A la fecha se han revisado 950 expedientes de hombres y mujeres privadas de la libertad como posibles participantes del programa para seleccionar a los poco más de 300 personas que han participado en las actividades de pública utilidad al interior de los centros y los seis que cumplen el perfil y con la anuencia de los jueces de ejecución penal para realizar limpieza al exterior de los centros penitenciarios, específicamente en las periferias del Centro Varonil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

Uno de los objetivos finales del programa es lograr la certificación del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer) en alguna de las siguientes cuatro competencias laborales: experto en manejo de cultivos, agricultor hidropónico, experto en uso de sustratos y operador de máquinas de costura.