Aprueba congreso capitalino ley de huertos urbanos de la Ciudad de México

Aprueba congreso capitalino ley de huertos urbanos de la Ciudad de México

0 178

El Pleno del Congreso capitalino aprobó expedir la Ley de Huertos Urbanos de la Ciudad de México, con la cual se tendrán beneficios para mejorar la relación con los entornos, así como conocer los ciclos naturales de la tierra, y contribuir para avanzar en la construcción de una ciudad verde y sostenible.

Las y los diputados avalaron en primera instancia abrogar la Ley de Huertos Urbanos en la Ciudad de México y dar pie a la expedición de dicha norma, donde se establece que los huertos urbanos son ideales para colocarse en techos, azoteas, jardines verticales, patios y espacios públicos, entre otros lugares; y que generan grandes servicios ambientales a la sociedad.

La diputada Teresa Ramos Arreola, presidenta de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica y Animal, aseguró que los huertos urbanos se consideran benéficos para las sociedades debido a que mejoran la relación con los entornos.

Además, porque conocer los ciclos naturales de la tierra y los procesos para la obtención de alimentos fomenta el respeto al medio ambiente y genera conciencia sobre la necesidad de conservar los recursos que se usan día a día, agregó.

“Al aumentar la cobertura vegetal, abona a la reducción del efecto isla de calor urbano, que se da principalmente en las ciudades al encontrarse en su mayoría repletas de concreto”, explicó.

Cabe mencionar que este dictamen se construyó con dos iniciativas que fueron presentadas por la diputada del PAN, Gabriela Salido Magos, (PAN) y el diputado de MORENA, Temístocles Villanueva Ramos.

Al razonar su voto, Villanueva Ramos resaltó el valor de los espacios abiertos y las áreas verdes para la comunidad, la importancia de garantizar el derecho a vivir en un medio ambiente sano, y los beneficios sociales y ambientales que genera el cultivar vegetales y plantas en huertos urbanos.

En votación nominal, el dictamen en lo general fue aprobado por unanimidad, con 57 votos a favor, y posteriormente se aprobó el dictamen, en lo particular, con 52 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, y se remitió al gobierno de la Ciudad de México para los efectos legales correspondientes.