Cuauhtémoc “bajo el terror del hampa”, que tiñe de rojo las calles...

Cuauhtémoc “bajo el terror del hampa”, que tiñe de rojo las calles de la alcaldía

0 266

El caso de los menores de edad Yair y Héctor quienes fueron reportados como desaparecidos desde el pasado 27 de octubre cuando acudieron a los festejos de San Judas Tadeo, y cuyos cuerpos fueron encontrados descuartizados en bolsas para basura en el Centro Histórico de la alcaldía Cuauhtémoc, vuelve a reforzar aún más la presencia de la delincuencia organizada en esa jurisdicción a cargo de Néstor Núñez López, que parece poco o nada le interesa el tema, o se le hace poco esos tipos de hechos que quizás pueda decirse “son aislados”.

De acuerdo a una encuestadora que realizó un estudio sobre los alcaldes del país mejor evaluados, el tabasqueño Núñez López encabeza la lista de los reprobados en la Ciudad de México, siguiéndole sus homólogos de Coyoacán Manuel Negrete Arias, y de Álvaro Obregón, Layda Sansores San Román.

Ambos jóvenes cursaban la secundaria y ayudaban a sus padres de origen autóctono en un puesto en la colonia Morelos, el modo en que ocurrieron los hechos hace suponer a la FGJCDMX que detrás de esto se encuentren grupos de narcomenudistas, en particular de la Unión Tepito o del grupo Anti-Unión de quien a decir del secretario de Seguridad Ciudadana Omar García Harfuch, han sido completamente desmantelados, pero este tipo de hechos contradice lo manifestado por el jefe de la policía preventiva.

Ha trascendido que las hipótesis que maneja la dependencia a cargo de Ernestina Godoy Ramos, es que los jóvenes en el ir y venir del Templo de San Hipólito, para estar presentes en una carrera de arrancones de motocicletas, pudieran haber sido confundidos en las múltiples disputas que siguen manteniendo la “UT” con la “A-U”, incluso a que trabajaban para la “U”.

Otra es de que Héctor Efraín anduviera cortejando a una muchacha de 14 años, a la cual acudieron a visitar a una vecindad de República de Cuba 86, donde se presume existe la venta de drogas, y uno de los “dealers” era novio de ella, por lo que en venganza les asesinaron, no sin antes torturarlos, en este sitio se dice entre los vecinos que es uno de los territorios de la Unión Tepito, en ese inmueble vivían dos de sus integrantes Irving Jonathan Herrera Sánchez (a) «El Irving», uno de los cabecillas de esta asociación criminal, y Omar Sánchez Oropeza “El Gaznate” encargado de cobrar los “derechos de piso” para la Unión a comerciantes de la plaza de Santo Domingo, fue asesinado en 2018 en un estacionamiento de la colonia Centro.

La tercera línea de investigación refiera que esto estaría relacionado con la madre de ambos, quien laborá en el área de derechos humanos de la alcaldía de Cuauhtémoc.

Desde la llegada de Néstor Núñez López a la alcaldía de Cuauhtémoc está se mantiene entre las principales demarcaciones con alto índice delictivo, desde los robos en sus diversas modalidades, el narcomenudeo y sobre todo las narcoejecuciones relacionadas con este ilícito, la proliferación del ambulantaje, la prostitución, feminicidios, entre otros.

Comerciantes de esta jurisdicción en distintas ocasiones han denunciado ser víctimas de extorsiones y “cobros de piso” de parte del hampa que prolifera en esa jurisdicción, prueba de ello que en el reporte del último trimestre del presente año del organismo Observatorio Nacional Ciudadano ubica a la Cuauhtémoc, en el nada honroso primer sitio de las 16 alcaldías, con 3.43 Carpetas de Investigación iniciadas en la FGJCDMX por cada 100 mil habitantes, el tercer sitio en el rubro de robo con violencia con 99.97 carpetas iniciadas. De las tres colonias de la metrópoli donde se suscitaron estos robos, dos pertenecen a esa alcaldía, se trata de la Centro con 109 y Doctores con 60 carpetas iniciadas respectivamente.

También según el análisis ocupa la primera posición en lo concerniente a robo a casa-habitación con 20.60 carpetas integradas, donde más se concentraron los delitos fueron en las colonias Cuauhtémoc y Centro, y San Bartolo Ameyalco de lla alcaldía de Álvaro Obregón. Asimismo, en robos a negocios las colonias Centro y Roma Norte son de las más casos acumulan con 57 y 25 carpetas iniciadas.

Lidera en robo en transporte público en esteperiodo en Cuauhtémoc se iniciaron  36.82 carpetas, en denuncias por violación tiene la tercera posición con el 20.1 por ciento del total de indagatorias iniciadas, siendo la colonia Roma Norte el foco rojo con 5.1 carpetas comenzadas.

En violencia familiar va en segundo sitio con 106.07 carpetas iniciadas por cada 100 mil habitantes, para el delito de Trata de Personas la alcaldía que tuvo la tasa más alta de trata de personas en este periodo fueCuauhtémoc, con 3.05 CI por cada 100 mil habitantes, las colonias Morelos y Centro de esta jurisdicción son las que concentran el mayor número de casos.

Aquí resalta y da elementos para las hipótesis de las autoridades de la Ciudad de México de en el caso de los jóvenes autóctonos asesinados y desmembrados de la colonia Centro, es que la alcaldía a cargo de Núñez López, tuvo la tasa más alta de narcomenudeo en ese periodo con 54.75 carpetas iniciadas por cada 100 mil habitantes. Lo anterior se refuerza en que la Cuauhtémoc mantiene en ese periodo el tercer sitio en lo concerniente a lesiones dolosas con 16.79 carpetas iniciadas por cada 100 mil habitantes.

Basta recordar que la mayoría de los asesinatos relacionados con el tráfico de drogas se concentran en calles de la colonia Morelos, de acuerdo a las autoridades los casos de sangre y pólvora en ese sitio concentran el 70 por ciento del total, se han extendido a otras zonas como los bares de Insurgentes, colonia Juárez, Roma, Condesa y otros, esto aunado a que en los últimos años se tiene detectada la presencia del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que supuestamente apadrina a estas empresas delictivas, aunque desde décadas pasadas se tenía la presencia de los cárteles de Tijuana, Juárez, Golfo, “Zetas” y Sinaloa, para expandir sus zonas de influencia en este sitio considerado uno de los principales centros de distribución y venta de estupefacientes a lo largo y ancho de la Ciudad de México, por la complejidad de sus construcciones y “túneles” con salidas que las mismas autoridades desconocen.

Los yerros y omisiones de Núñez López

Aunado a la inseguridad y al ambulantaje que son los dos principales problemas a los que enfrenta Néstor Núñez López, es que ha hecho caso omiso a peticiones y resoluciones, destacando el caso de mayo de 2018 donde a petición del Instituto Nacional de Bellas Artes y de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX,  la entonces delegación Cuauhtémoc, clausuró  obras irregulares en avenida México 157 e Insurgentes 511, colonia Hipódromo y en la calle 5 de febrero 187 colonia Obrera, la actual administración hizo caso omiso a la colocación de sellos de suspensión de obras y a los conflictos vecinales que se generaron de ella.

En ese sentido, el Consejo Vecinal de esa alcaldía mencionó que todo indica que los violadores de la ley son protegidos, porque las obras también fueron clausuradas por violación al uso de suelo y modificaciones no autorizadas por el INBA, pero todo eso fue inútil.

Apuntaron, ante la falta de compromiso y de hacer valer las leyes de parte de la administración de Néstor Núñez López, algunos vecinos vieron la oportunidad de sacar dinero de esto, y lucraron con el espacio del inmueble localizado en avenida México 157.

Los duelos del condominio refieren que María Eugenia León Rodríguez, es la responsable de autorizar tomas clandestinas de luz y agua para locales deudores, ante la indiferencia de las autoridades encabezadas por Néstor Núñez López, a pesar de las quejas presentadas.

Sumado a lo anterior hay sospechas que en la alcaldía de Cuauhtémoc a cargo de Néstor Núñez, corren “ríos de dinero” provenientes de operaciones “bajo el agua”, donde no se pagan impuestos, y caen en pocas manos. Desde el arribo del tabasqueño Néstor salió a relucir que en la coordinación de Vía Pública, hay un servidor público Javier “N”  “El Jave”, de quien se dice desde hace años es el operador encubierto de Salvador Santiago (a) “El Chava-Chava”, que lleva más de 30 años manejando los negocios sucios en esa jurisdicción, cuyos dividendos no pagan impuestos algunos, y entran limpios semana a semana a sus bolsillos, y los de sus cómplices, sin que de esto Núñez López sospeche nada.

Víctimas de la voracidad de estos personajes y algunos empleados de la alcaldía de Cuauhtémoc, detallaron que el modus operandi de este dúo que obtiene sus ingresos extra vía negocios de vía pública, desde puestos fijos, semifijos, restaurantes, tables dance, cantinas, bares, loncherías, chelerías, y otros, parte de los ingresos llega a altos funcionarios del gobierno de la Cuauhtémoc.

Al respecto, los comerciantes afectados mencionaron que “El Jave” fue nombrado por Salvador Santiago como coordinador de vía pública de las 20 zonas en que está dividida la Alcaldía, de ahí sacan el dinero semanalmente que recolectan al pasar “las charolas” entre el comercio informal y el tolerado, que les deja ganancias de alrededor de los 2 millones de pesos, considerando que a los comerciantes les cobran un promedio de 30 pesos diarios, lo cual sumado a os de los comercios fijos que oscila entre los 3 mil y 5 mil pesos, el monto estimado asciende a cerca de 20 millones de pesos, de los cuales no se registra ni un solo centavo en las arcas de la alcaldía.

Revelaron que a pesar de la crisis sanitaria por la que se está pasando en el país, “El Jave” instruyó a los aproximadamente más de 200 empleados que tiene la Alcaldía para Vías Públicas, seguir cubriendo la cuota establecida, haya o no comerciantes, “esa es su bronca y si no pueden los mandamos a la banca”, así lo dicen los empleados de la Cuauhtémoc de base sindicalizados y de contrato que están adscritos a ese sector, además de que ha incursionado en “la renta” a los estacionamientos de las calles aledañas, y del propio estacionamiento de la demarcación.

Apuntaron, “la desmedida ambición de ´El Jave´ llega hasta pedir que le compren sus aguas, refrescos y papas a los trabajadores de Vía Pública, porque por eso es el ´Jefe´”.

Empleados de la alcaldía recordaron que Salvador Santiago “El Chava-Chava”, lleva más de tres décadas  operando los giros “negros” y “rojos” de la Cuauhtémoc, inició como inspector de Vía Pública, encontró  acomodo en las administraciones de María Dolores Padierna Luna, José Luis Muñoz Soria, Agustín Torres Pérez, Alejandro Fernández y Ricardo Monreal Ávila, es de corte perredista y siguió cambiándose a Morena con el actual alcalde Néstor Núñez, ya que para él no hay colores partidistas sino sólo el del dinero, alertan empleados de la Alcaldía.

De acuerdo a empleados de la alcaldía tiene el control de la Jefatura de Reglamentos de la Alcaldía, es el verdadero “Patrón” de Vía Pública, quita y pone trabajadores y ahora apadrinó a “El Jave”, quien presume en su círculo cercano tener muchas propiedades, terrenos y negocios y va por más, emulando los pasos de su padrino “Chava-Chava” que acumuló una fortuna, esto podría ser un caso de “enriquecimiento inexplicable”, ya que sus salarios no corresponden para adquirir bienes inmuebles de alto costo, bien debería ser investigado por la Controlaría del Gobierno de la Ciudad de México, y la Secretaría de la Función Pública, al no cumplir los lineamientos de la 4 T.

Asimismo, integrantes del Consejo Ciudadano de las colonias San Rafael y Tabacalera, manifestaron que el dúo de “Chava-Chava y El Jave”, han sido los operadores para permitir que la lideresa Diana Sánchez Barrios, se apodere de zonas de la demarcación, incluso permitiendo en la opacidad que cobre cuotas con supuestos recibos de su Fundación “Pro Diana” a los comerciantes ambulantes, la cantidad fija es de 210 pesos semanales que depositan en una cuenta del Banco Santander, ese es otro negocio más de dónde reciben fuertes cantidades por este contubernio.

Añadieron, son múltiples los casos de extorsión, amenazas y golpizas a comerciantes que no se “alinean”, por ello se les quita su puesto y se le entrega a un incondicional de Diana Sánchez Barrios, para ello hay que cubrir entre 10, 20 y hasta 30 mil pesos, para eso mantienen un grupo de “esquiroles” o “golpeadores” para sembrar el terror entre los inconformes, los comerciantes agredidos dicen que hay hasta quienes se ostentan como integrantes la “Unión de Tepito”, y Núñez López no sabe o no quiere hacer nada.