Necesario atender problema de residuos de aceite y grasas que se tiran...

Necesario atender problema de residuos de aceite y grasas que se tiran en calles

0 314

Leobardo Reyes

Ante la problemática que representan las descargas de grasas y aceite comestible por parte de particulares, comercios ambulantes y empresas, en las calles de la Ciudad,  la diputada Ana Cristina Hernández Trejo, promovió una iniciativa para reformar la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal y la Ley de Alcaldías para contemplar un mejor tratamiento a este tipo de residuos.

Hernández recalcó “las leyes locales no atienden de manera integral esta problemática, que se acrecienta cuando en los drenajes los aceites se mezclan con detergentes creando bolas de grasa que obstruyen las cañerías y contribuyen a las inundaciones, así como las infecciones entre la población”.

Manifestó, “la Ciudad requiere una mejora en sus calles que se han visto perjudicadas por los desechos vertidos diariamente por comercios en la calle, inmuebles particulares y empresas, la Secretaría del Medio Ambiente presentó investigaciones que atribuyen los principales problemas de obstrucción en el sistema de alcantarillado a la acumulación de gases que se concentran en lugares cercanos a los tiraderos clandestinos y a los drenajes cercanos a establecimientos ambulantes, mismos que vierten aceites grasas, basura, restos de comida, entre otros”.

La iniciativa, que fue suscrita por el Diputado Ricardo Fuentes Gómez, fue enviada a las Comisiones unidas de Alcaldías y Límites Territoriales y la de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias, con opinión de la comisión de Preservación del Medio Ambiente.

Con el propósito de establecer medidas precautorias ante los daños a la salud provocados por el tabaco en espacios abiertos y cerrados, la diputada Paula Soto Maldonado presentó una iniciativa para adicionar y reformar las leyes de Protección a la Salud de los No Fumadores en la Ciudad de México y la de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal.

Soto indicó que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el consumo de tabaco se ha convertido en un importante factor de riesgo para el desarrollo de múltiples enfermedades como el cáncer,  padecimientos cardiovasculares y respiratorios.

Apuntó, el humo de tabaco no sólo afecta negativamente la salud de la persona fumadora, sino que también afecta a las personas conocidas como “fumadoras pasivas”, ya que el humo del tabaco que emiten las personas fumadoras se propaga a través del aire que todas las personas respiran, tanto en espacios cerrados, como al aire libre.

Señaló, “este humo tóxico no sólo representa una fuente de contaminación por sí mismo, sino que diversos estudios realizados por la OMS han revelado que el hábito de fumar incide de manera importante en la propagación del Coronavirus,  los daños a la salud que conlleva el consumo del tabaco, las personas infectadas por  Covid-19, enfrentan un riesgo mucho mayor; debido a que el tabaquismo agrava de manera importante la salud de las personas infectadas por este virus.

Subrayó, “la iniciativa busca hacer hincapié en las medidas de protección de los derechos de las personas no fumadoras en los establecimientos mercantiles que, a pesar de que cuentan con áreas de servicio al aire libre, con objeto de proteger a las personas de los cambios de tiempo, instalan barreras que impiden la libre circulación del aire”..

“Las personas capitalinas tienen el derecho a gozar de una vida plena y saludable, libre del humo del tabaco y libre del riesgo que éste representa”, puntualizó.