Política energética garantiza acceso a servicios básicos de electricidad y combustibles

Política energética garantiza acceso a servicios básicos de electricidad y combustibles

0 260

La secretaria de energía, Rocío Nahle compareció para informar sobre el Segundo Informe de Gobierno en materia de Energía en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, donde señaló que se ha diseñado una política basada en el adecuado balance energético que garantice a la población, el acceso a los servicios básicos de electricidad y combustibles de uso común e industrial.

Trabajamos para obtener la autosuficiencia y eliminar paulatinamente importaciones. Para ello, se desarrolla y habilita infraestructura que proporcione valor agregado a la materia prima en nuestro territorio nacional.

El apoyo y rescate de las empresas productivas del Estado, PEMEX y CFE, constituyen una parte esencial en la política pública y económica del país, para garantizar la seguridad nacional.

“Hemos diseñado un programa para conducir e impulsar la transición de la matriz energética, hacia un nuevo equilibrio entre fuentes de energía primaria y secundaria, tanto en hidrocarburos como en electricidad. El propósito es impulsar el acceso universal de toda la población a las energías de calidad, con una visión de Estado incluyente que atiende al imperativo social de reducir las desigualdades”.

El combate a la corrupción, la disciplina operativa, la aplicación y emisión de normas de eficiencia energética, el fortalecimiento de nuestra infraestructura y la visión de un balance nacional con actores de la iniciativa privada; nos ha permitido tener ahorros económicos significativos y replantear inversiones importantes en las áreas de mayor necesidad.

Considerar el sector como utilidad de interés público y no privado, es la regla establecida para garantizar a los mexicanos el acceso a la energía de calidad, a precios accesibles.

Comentó que la producción nacional de petróleo y gas natural, se ha estabilizado desde el 2019 y observamos aquí en estas gráficas, un claro repunte en el 2020.

No es fácil, cuando viene con una declinación en pendiente, parar y estabilizar la producción petrolera. Técnicamente, son pozos maduros que hay que inyectar presión, que hay que ir a perforar y explorar más.

A partir de mayo, la producción de petróleo se mantiene bajo el acuerdo contraído del 12 de abril del 2020, con la OPEP, acuerdo que se toma con los países productores OPEP No OPEP, para estabilizar el precio del petróleo.

Es evidente el derrumbe de los precios en los meses de marzo a abril por el exceso de oferta mundial y la baja demanda ocasionada por el Covid-19.

En cuanto a combustible se refiere, la producción de gasolinas internas tuvo un incremento de 10 mil barriles por día en promedio en el 2019 con respecto al 2018; mientras que en este año en los meses de febrero de julio se tuvo una reducción, derivado de los trabajos de la rehabilitación que se efectúan en las refinerías, debiendo sacar de operación las plantas Combinada Maya de las refinerías de Minatitlán y Madero, y las plantas primarias en Salamanca.

Adicionalmente, por el sismo del 23 de junio, se presentó un paro en la refinería de Salina Cruz por ocho días.

De acuerdo con el Programa de Procesamiento de Crudo, se ha ido incrementando la carga en el Sistema Nacional de Refinación y al cierre de septiembre se logró llegar a 697 barriles por día de proceso y estos días traíamos casi 720 mil.

Por supuesto hay meses en que por el Covid tuvimos que frenar la carga en algunas refinerías, porque estamos saturados de gasolina en el país; hay un exceso de gasolinas de importaciones y las gasolinas que nosotros estamos produciendo.

Respecto a refinación, voy a hablar de un tema importante sobre la nueva refinería de Dos Bocas, proyecto que procesará 340 mil barriles por día. Esto obedece a la política de autoabastecimiento para reforzar su seguridad energética, a través del incremento de la producción de combustibles, tal como lo hacen otros países.

Cabe mencionar que este proyecto de Dos Bocas cuenta con los permisos requeridos, entre los que se destacan permiso para la refinación del petróleo, dictamen técnico del Instituto Mexicano del Petróleo, Evaluación de Impacto Social y Manifestación de Impacto Ambiental.

Hasta el momento se han generado 43 mil 321 empleos en México directos e indirectos y estos han impactado principalmente en los rubros de la construcción, en la fabricación de equipos de origen nacional, en el desarrollo de ingeniería, en servicios propios al proyecto, en talleres satélites o alternos de trabajos complementarios.

El proyecto ha concluido la Fase I y en la Fase II las actividades de construcción se han desarrollado todas aquellas que, de acuerdo con la metodología institucional de Petróleos Mexicanos, permite realizar inversiones para su ejecución.

Y en materia de contratos petroleros el Estado cuenta actualmente con 103 contratos para la explotación y extracción, contratos que se hicieron en el gobierno pasado.

En materia de electricidad, la demanda máxima de electricidad en el país está garantizada. En la siguiente gráfica se representa la demanda en la red nacional, donde se observa que en este año, derivado del efecto de la pandemia, tuvo un descenso significativo de consumo.