Nada sospechoso que Donald Trump haya concertado con AMLO captura de Cienfuegos

Nada sospechoso que Donald Trump haya concertado con AMLO captura de Cienfuegos

0 470

José Ángel Somera

Sigue dando de qué hablar la detención del general de cuatro estrellas retirado y exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena) Salvador Cienfuegos Zepeda por delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por principio estaría que esto es parte de la campaña del presidente Donald Trump para seguir estando en la Casa Blanca por otro periodo, teniendo como tópicos el narcotráfico –Plan Mérida- y la migración como banderas para ganar los comicios de noviembre próximo.

Aunado en que en los círculos militares y judiciales del país existe la sospecha de que las autoridades estadounidenses vía la agencia Antidrogas (DEA) nunca se han llevado bien con las fuerzas armadas de México, en caso específico el Ejército nacional.

A qué viene esto, en septiembre del año pasado el exprocurador General de la República Ignacio Morales Lechuga reveló que el gobierno de la Unión Americana le solicitó “amistosamente” la extradición del exsecretario de Gobernación y exgobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz, actual director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en esa ocasión relató que a  su paso por la extinta Procuraduría General de la República (PGR 1991-1993) los Estados Unidos le solicitaron la extradición de Manuel Bartlett, por su presunta responsabilidad en el homicidio de Enrique Camarena Salazar, agente encubierto  de la Administración para el Control de Drogas es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

Recordó que recibió una invitación a cenar en Texas, por parte del entonces procurador estadounidense, William Pelham Barr en la gestión de George W. Bush al frente del gobierno de Estados Unidos, “todo transcurría normalmente hasta que el procurador Bart pidió la extradición de tres personas: Juan Arévalo Gardoqui, exsecretario de la Defensa Nacional, Enrique Álvarez del Castillo –extitular de la PGR- y Manuel Bartlett”.

Apuntó, en esa época Manuel Bartlett era priista y gobernador de Puebla, y antes se había desempeñado como secretario de Educación en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y como secretario de Gobernación con Miguel de la Madrid Hurtado, “se analizaron los testimonios y nunca se permitió la extradición por anomalías en los testimonios”.

Subrayó, “los testimonios eran venidos de personas que purgaban condenas en Jalisco por delitos federales, robo a mano armada y narcotráfico”, de ahí que carecieran de sustento y veracidad los señalamientos, ya que por lógica los denunciantes iban a obtener algún beneficio.

El exfuncionario federal indicó que en esa reunión se pintaba con claridad la situación tensa entre México y Estados Unidos por el asesinato de Enrique Camarena, por la noche fue a cenar con el actual procurador general de justicia de la Unión Americana William  Barr, les acompañaba Jorge Carrillo Olea, entonces director del Cendro, y William Sessions director del FBI, “fue una noche muy larga que se extendió hasta las cuatro de la mañana, en la que el Fiscal estadounidense advirtió: ´Estados Unidos no va a renunciar a juzgar a los asesinos de Camarena…´”.

Enfatizó, “en esa ocasión le revire a Bar ´conozco la tesis que tú manejas y conozco parte de las pruebas en que te basas para pedirme la extradición, pero sé que son falsas. Tengo evidencias para demostrar que son inventos de esos cinco delincuentes de Jalisco que ustedes se llevaron como testigos protegidos y sé que les están pagando 5 mil dólares a cada uno para que se mantengan en Estados Unidos´”.

De ahí la fuerza que cobra las sospechas de que todo era de conocimiento de las autoridades mexicanas en la operación “El Padrino” para detener a Cienfuegos Zepeda una vez que estuviera en el vecino país, y que haya incredulidad en lo dicho por el presidente López Obrador de que “desconocía los hechos, y que era una investigación de parte de los norteamericanos”.