Propone PRD en el Senado Medalla Belisario Domínguez para el recién fallecido...

Propone PRD en el Senado Medalla Belisario Domínguez para el recién fallecido Mario Molina

0 140

Miguel Ángel Mancera, coordinador del PRD en el Senado, propuso que Mario Molina, Premio Nobel de Química 1985, sea recipiendario post mortem de la Medalla Belisario Domínguez en su edición 2020. En la Gaceta Parlamentaria de este martes, el exjefe de Gobierno inscribió una comunicación, para enterar al pleno de su proposición.

Recordó que la Medalla Belisario Domínguez se instituyó en 1953, para enaltecer la memoria y rendir homenaje a este prócer y a sus elevadas virtudes cívicas y reconocer a las y los mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia y su virtud, en grado eminente, como servidores de la patria o de la humanidad.

Propuso que en su edición 2020, la medalla se le conceda post mortem al eminente científico Mario Molina, fallecido apenas el 7 de octubre pasado. Dijo que con su fallecimiento, el país perdió al segundo mexicano en ser galardonado con el Premio Nobel, así como a un científico de prestigio mundial y a un luchador incansable en lograr políticas que atendieran el problema del cambio climático y el desarrollo sustentable.

Miguel Ángel Mancera, reiteró que Mario Molina debe ser recipiendario de la Medalla Belisario Domínguez como reconocimiento a su obra y vida. Mario Molina nació en la Ciudad de México en 1943. En 1965 se graduó como ingeniero químico por la Universidad Nacional Autónoma de México; dos años después realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania y en 1972 recibió el doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos.

Fue pionero y uno de los principales investigadores a nivel mundial de la química atmosférica. En 1974, publicó junto con F.S. Rowland un artículo prediciendo el adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales, los clorofluorocarburos (CFC), el cual les mereció el Premio Nobel de Química en 1995. Asimismo, sus investigaciones y publicaciones sobre el tema condujeron a la instrumentación del Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas, el primer tratado internacional que ha enfrentado con efectividad un problema ambiental de escala global y de origen antropogénico.