El PJF preparado para cumplir con su obligación constitucional y legal

El PJF preparado para cumplir con su obligación constitucional y legal

0 598

José Ángel Somera

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Jorge Mario Pardo Rebolledo, aseguró ayer que frente a los trágicos acontecimientos recientes que han indignado a la sociedad, los gritos que exigen justicia, resuenan con fuerza en los oídos de los jueces, “somos conscientes de esa legítima demanda de importantes sectores sociales, estamos preparados y dispuestos a cumplir con nuestras obligaciones constitucionales y legales sin reserva alguna”.

Durante la ceremonia de bienvenida a las Consejeras de la Judicatura Federal Martha María del Carmen Hernández Álvarez y Rosa Elena González Tirado, el Ministro Pardo Rebolledo, indicó “tenemos la convicción de que nuestra actuación debe estar dirigida, de manera muy precisa, a incrementar la confianza de la sociedad en sus jueces”.

En tanto, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, Juan Silva Meza, acompañado de los integrantes del Pleno, develó la placa alusiva al reconocimiento que la ONU entregó a la SCJN, por su compromiso en la defensa y promoción de los derechos humanos, en el 2013.

En el Salón de Plenos de la SCJN, Pardo Rebolledo dijo que la República Mexicana se encuentra inmersa en una dinámica incesante de cambios estructurales en los terrenos legislativos, económico, científico y político, entre otros.

Comentó “sin embargo, ningún cambio estructural será efectivo, ni ninguna medida legislativa dará los resultados esperados, si no se cuenta con un Poder Judicial capacitado, profesional, valiente, honesto y comprometido, que a través de sus resoluciones genere un ambiente de respeto irrestricto a los derechos humanos, que sancione severamente las conductas que atenten contra la vida, la libertad, la dignidad y el patrimonio de las personas”.

Apuntó, “la inmensa mayoría de los juzgadores federales en el país, entregan su vida al servicio de la sociedad, con honestidad, capacidad y compromiso y que su vocación de servicio, independencia, honradez, preparación y capacitación deben ser la mejor garantía de que la justicia federal está en buenas manos”.

Subrayó “debemos hacer patente la exigencia ineludible de que cuando se tenga noticia y evidencia de que un juez traicione esa confianza, apartándose de la excelencia con la que debemos desarrollar nuestras atribuciones, reciba el castigo con todo el rigor de la ley, porque un elemento negativo afecta la imagen de toda la institución ante la opinión pública”.

Refirió que las nuevas Consejeras Martha María del Carmen Hernández Álvarez y Rosa Elena González Tirado tienen la visión y el rumbo adecuados para el Poder Judicial de la Federación y que no cabe duda de que aspiran a una condición de éxito y grandeza para nuestra institución.

El Ministro aseveró que en la muy delicada tarea de definir, por parte del CJF, las líneas rectoras de las políticas a las que deberán ajustar su actuar los jueces federales, no deben tener cabida la ocurrencia, el capricho, el resentimiento personal o la imposición.