Biden tampoco participará en el próximo debate tras la negativa de Trump

Biden tampoco participará en el próximo debate tras la negativa de Trump

0 189

Washington.- La campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden anunció que él tampoco participará en el próximo debate tras la negativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a hacerlo, y pidió celebrarlo una semana después con preguntas de votantes. La reacción de Biden implica que el segundo debate presidencial, que estaba previsto para el próximo 15 de octubre en Miami, queda suspendido con toda la probabilidad, dada la negativa de ambos candidatos a participar.

Trump anunció este jueves que no asistiría al debate si este se celebraba en formato virtual, poco después de que la Comisión de Debates Presidenciales (CPD) afirmara que había decidido optar por esa vía debido al reciente diagnóstico de COVID-19 del presidente estadounidense. La directora de comunicación de la campaña de Biden, Kate Bedingfield, aseguró que el candidato demócrata estaba «preparado para aceptar la propuesta» de celebrar un debate virtual, pero ha cambiado de plan tras la negativa de Trump.

«Como resultado, Joe Biden encontrará un lugar apropiado para responder directamente a las preguntas de los votantes el 15 de octubre», dijo Bedingfield. Eso significa que los dos candidatos tendrán actos por separado la noche en la que estaba previsto el debate, puesto que la campaña de Trump ha anunciado que el presidente dará un mitin ese día. El debate de Miami no iba a ser un cara a cara clásico entre ambos, sino que estaba previsto que fueran votantes indecisos -y no un moderador- los que hicieran las preguntas a los dos candidatos.

Bedingfield argumentó que si Trump se ha negado a participar en un formato virtual de ese debate es porque «no quiere responder a las preguntas de los votantes sobre sus fracasos en lo relativo a la COVID y la economía». «Esperamos que la Comisión de Debates mueva al 22 de octubre el encuentro con votantes de Trump y Biden, para que el presidente no pueda evitar esa rendición de cuentas. Los votantes deberían tener la oportunidad de hacer preguntas directamente a los dos candidatos», dijo Bedingfield, al subrayar que todos los candidatos presidenciales desde 1992 se han sometido a ese formato.

El 22 de octubre es cuando estaba previsto el tercer y último debate entre Trump y Biden, en Nashville (Tennessee). No está claro si la petición de la campaña de Biden implicaría simplemente que el formato del tercer debate se cambie para incluir preguntas de votantes, o si el encuentro en Nashville se cancelaría o pospondría para que los candidatos participen esa noche en un cara a cara en Miami. Trump insistió este jueves, una semana después de dar positivo por COVID-19, en que ya no es «contagioso», a pesar de que eso no está demostrado, y acusó a la CPD de intentar «proteger» a Biden con su decisión de convertir el debate en virtual. El presidente recibió el lunes el alta hospitalaria del Centro Médico Walter Reed, en Bethesda (Maryland), a las afueras de Washington, y regresó a la Casa Blanca, donde numerosos funcionarios han dado positivo de COVID-19.