Prevé la OCDE una caída del 10.2 por ciento en la economía...

Prevé la OCDE una caída del 10.2 por ciento en la economía mexicana en 2020

0 134

Hugo Martínez Zapata

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) estimó que la economía de México sufrirá una contracción de 10.2 por ciento en 2020, en lugar de 7.5 por ciento como previó en junio.

La OCDE explicó que la contracción de la economía mexicana de este año figura entre las cinco más significativas de sus pronósticos. Sudáfrica y Argentina toman la cabecera con caídas estimadas de 11.5 y 11.2 por ciento, respectivamente; les siguen México e India con una contracción de 10.2 por ciento y luego Reino Unido, en donde se anticipa que el PIB se contraiga 10.1 por ciento.

México forma parte del grupo de países en donde los bancos centrales han tomado medidas de política monetaria para apoyar la liquidez.

Los programas de compra y financiación de activos se han reforzado en Australia, la zona del euro y Reino Unido, y los tipos de interés han bajado aún más en Brasil, Indonesia, México, Rusia y Sudáfrica.

Según la actualización de sus estimados del martes pasado, el Producto Interno Bruto (PIB) de México tendrá un crecimiento de 3 por ciento en el 2020.

Mientras tanto, hay una mejora en el pronostico del PIB mundial ya que las economías de China, Estados Unidos y Europa, provocarán que la economía mundial caiga 4.5 por ciento en 2020, y no 6 por ciento como se estimaba en junio.

“Se proyecta que las disminuciones de la producción en 2020 serán aún más profundas de lo anticipado anteriormente en Argentina, India, México y Sudáfrica, lo que refleja la prolongada propagación del virus, altos niveles de pobreza e informalidad y medidas de confinamiento más estrictas durante un período más prolongado”, señaló el informe Perspectivas Económicas Interinas, del reporte The OECD Economic Outlook.

Al presentar las Perspectivas económicas provisionales, que abarca las economías del G20, el economista jefe de la OCDE, Laurence Boone, dijo: “El mundo se enfrenta a una aguda crisis de salud y la desaceleración económica más dramática desde la Segunda Guerra Mundial. El final aún no está a la vista, pero todavía hay mucho que los legisladores pueden hacer para ayudar a generar confianza”.

Añadió: “Es importante que los gobiernos eviten el error de endurecer la política fiscal demasiado rápido, como sucedió después de la última crisis financiera. Sin el apoyo continuo del gobierno, las quiebras y el desempleo podrían aumentar más rápido de lo justificado y afectar los medios de vida de las personas en los próximos años.

“Los formuladores de políticas tienen la oportunidad única de implementar planes de recuperación verdaderamente sostenibles que reinicien la economía y generen inversiones en las actualizaciones digitales que tanto necesitan las pequeñas y medianas empresas, así como en infraestructura verde, transporte y vivienda para reconstruir una mejor y economía más verde”.

El informe advierte que muchas empresas de los sectores de servicios más afectados por los cierres, como el transporte, el entretenimiento y el ocio, podrían volverse insolventes si la demanda no se recupera, provocando pérdidas de empleo a gran escala.

También es probable que el aumento del desempleo agrave el riesgo de pobreza y privación de millones de trabajadores informales, particularmente en las economías de mercados emergentes.