La OSN interpreta obras de Debussy, Gershwin y Tchaikovsky

La OSN interpreta obras de Debussy, Gershwin y Tchaikovsky

0 223

Con obras de Claude Debussy, George Gershwin y Piotr Illich Tchaikovsky, la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) presenta un concierto virtual desde el Palacio de Bellas Artes con las interpretaciones del Preludio a la siesta de un fauno, Concierto para piano y orquesta, y la Quinta Sinfonía, bajo la batuta del director huésped Eduardo Strausser.

El pianista Rachid Bernal, ganador del Concurso Nacional de Piano Angélica Morales, participará como solista en un programa que inicia con el poema sinfónico Preludio a la siesta de un fauno de Debussy, obra estrenada en París en diciembre de 1894.

La obra, inspirada en la oda homónima de Stéphane Mallarmé, es sin duda, una de las piezas más conocidas de su autor; obra crucial en el desarrollo de la estética impresionista. La sensualidad y la potencia visual de la composición motivaron que fuera coreografiada en el año 1912 por Vaslav Nijinsky y presentada en los escenarios de los ballets rusos de Sergei Diaghilev.

De acuerdo con el programa, será el joven pianista mexicano Rachid Bernal quien interprete el Concierto para piano de George Gershwin.

El pianista capitalino Rachid Bernal (1995) ha sido solista en ensambles de música de cámara en diversos estados de la República mexicana, además de participar en clases magistrales con Jorge Federico Osorio, Anatoly Zatin, Józef Olechowski, Enrique Bátiz y Horacio Nuguid, así como ser concertista en la Orquesta Sinfónica Nacional, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro.

Considerada una de sus obras maestras, la Sinfonía No. 5 en Mi menor, Op. 64 de Piotr Illich Tchaikovsky fue estrenada por el propio compositor en noviembre de 1888 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo.

Los analistas han comparado esta composición con la más famosa de este género, la Sinfonía No. 5 de Beethoven, porque en ambas es perceptible el mismo concepto estético y humano de la victoria a través de la lucha.

El director huésped Eduardo Strausser es considerado «un futuro prometedor para una de las caras nuevas en el mundo de la música». Ha dirigido las orquestas Sinfónica de Berna, la Filarmónica de Luxemburgo, la Sinfónica de Berlín y la Sinfónica de Queensland.

Durante 2016-2017 dirigió las óperas Elektra de Strauss, y Fosca, de Carlos Gomes, así como La flauta mágica y La bohème. Ha trabajado con el Ballet Nacional de São Paulo, así como con la Orquesta de Cámara Kurpfälzisches, la Südwestdeutsche Philharmonie Konstanz, el Festival de Cuerdas de Lucerna y la Camerata de Berlín. Ha estado al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional de México en varias ocasiones.