Una brutal explosión arrasa Beirut y deja al menos 78 muertos y...

Una brutal explosión arrasa Beirut y deja al menos 78 muertos y más de 4 mil heridos

0 283

Una descomunal explosión arrasó ayer martes el Puerto de Beirut, la capital del Líbano, y ha dejado al menos 78 personas fallecidas y más de 4 mil  heridos, además de numerosos daños materiales, según informó el secretario de Salud libanés, Hamad Hasán, a la prensa.

La gran explosión fue por la combustión de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut asoló la capital libanesa dejando decenas de muertos y miles de heridos en un momento en el que el país vive una de sus peores crisis económicas desde el final de su guerra civil en 1990.

La explosión, que se produjo fue tan fuerte que, según testimonios citados por múltiples fuentes, la onda expansiva se sintió y destrozó cristalería hasta a 10 kilómetros de distancia. Cerca del puerto se podían ver carros arrasados y volteados sobre el asfalto por la fuerza del impacto.

En el aeropuerto, situado precisamente a 10 kilómetros de distancia, se produjeron importantes daños, con cristales rotos y paneles destrozados.

Además, según el corresponsal del diario The Guardian en Beirut, Michael Safi, fuentes en Lárnaca, en Chipre, situado a 240 kilómetros del lugar de la explosión, aseguraron que se sintió el estallido “como si hubiera ocurrido aquí”.

Inicialmente, la agencia libanesa NNA apuntó que el origen de la explosión fue un incendio en un almacén ubicado en el puerto, donde se guardaban petardos. Sin embargo, posteriormente se informó de la posibilidad de que la enorme explosión la provocara una deflagración en un almacén de nitrato de amonio, que es un potente explosivo cuando se combina con un hidrocarburo.

No está claro si esta deflagración pudo ocurrir por un inicial incendio en el almacén de petardos o no hubo tal incendio en un almacén de petardos en primer lugar.

En declaraciones ante Sky News Líbano, el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, aseguró, entre lágrimas, que lo ocurrido es «un desastre nacional parecido a (la bomba nuclear en) Hiroshima».

Por su parte, el primer ministro libanés, Hasán Diab, declaró un día de luto y aseguró que las autoridades habían dado advertencias al almacén presuntamente afectado desde 2014.

Asimismo, el exprimer ministro Saad Hariri, afirmó que la magnitud de las pérdidas tras la explosión es “demasiado grande para ser descrita”.

Tanto la CNN como la BBC reportaron escenas caóticas en los hospitales de Beirut, con el personal médico desbordado por la cantidad de heridos. Algunos, citó la cadena estadunidense, con severas heridas causadas por los cristales que salieron disparados.

Los centros se vieron tan desbordados que, según citó la periodista Abby Sewell, citada por The Guardian, algunos de ellos están atendiendo a los heridos en los estacionamientos.

La situación en los hospitales libaneses ya era difícil por culpa de la pandemia de COVID-19, con escasas camas de cuidados intensivos y multimillonarias deudas del gobierno con los centros sanitarios privados, por culpa de una crisis económica que ha devaluado un 80 por ciento la divisa libanesa desde el inicio de la pandemia, lo que ha triplicado los precios de los productos de consumo básico.

Hasta el cierre de esta edición, el embajador mexicano en Líbano, José Ignacio Madrazo, escribió a través de Twitter, que “todo el personal de la Embajada de México está bien” y aseguró que seguirán “recabando información”. A su vez, el canciller mexicano, Marcelo Ebardad, agregó que “se desconoce la causa de la enorme explosión” pero aclaró que “no hay reporte de mexicanos afectados”.

Por su parte, el presidente de EEUU, Donald Trump, sostuvo que la explosión en Beirut que las autoridades locales atribuyeron a un cargamento de nitrato de amonio fue en realidad un “ataque” con “algún tipo de bomba”.

“Parece un ataque espantoso”, afirmó Trump en rueda de prensa. “Me he reunido con algunos de nuestros grandes generales y ellos parecen sentir que lo fue (un ataque). Esto no fue un suceso tipo una explosión industrial”, prosiguió el mandatario de Estados Unidos, contradiciendo así la versión de las autoridades locales. “Esto parece que fue, según ellos (los generales), lo sabrán mejor que yo, pero parece que piensan que fue un ataque, fue algún tipo de bomba”, añadió Trump.