Responde Sedena a FGJ de Guanajuato sobre detención de “El Marro”

Responde Sedena a FGJ de Guanajuato sobre detención de “El Marro”

0 237

José Ángel Somera

Mientras que el  líder fundador del cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) José Antonio Yépez Ortiz (a) “El Marro”, fue trasladado al Centro de Readaptación  Social de Puentecillas en el municipio de Yerbabuena, Guanajuato para quedar a disposición de un juez de control por delitos del fuero común, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena) Luis Crescencio Sandoval respondió a los señalamientos del gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en el sentido de que la participación de las fuerzas federales fue de “adorno”.

El titular de la Sedena recalcó “la captura de José Antonio Yépez Ortiz se llevó 15 minutos, una semana de inteligencia en la fase final y tres cuartos de hora su consignación. En la operación envolvente se impuso la inteligencia y no la fuerza, el trabajo de las Fuerzas Armadas y Federales (Sedena, Semar, GN, SSPC) y sólo el acompañamiento del gobierno local para justificar los cateos”.

Sandoval González le aclaró contundentemente a las autoridades guanajuatenses que presumen el éxito de esa operación, “se requirieron 15 minutos para la detención del ‘Marro’ y 45 para hacer puestos a disposición de la gente del Ministerio Público y en total, desde que se pone en ejecución la operación hasta la culminación fueron cuatro horas con 15 minutos».

Detalló, una semana antes de la captura (domingo 2 de agosto) tuvieron indicio solidos de la presencia del delincuente, por ello, se colocó vigilancia en cuatro inmuebles ubicados en los municipios de Franco Tavera, Torresillas y San Antonio Morales. Ya se tenían las órdenes de aprehensión, pero no las de cateo, razón por lo cual las solicitaron y acompañaron de las autoridades locales.

A las 14 horas del sábado 1 de agosto se confirmó el arribo de “El Marro’”a una de fincas identificada como “Las Galleras”, donde se localizó una camioneta color negro y también se verificó que se les llevó alimentos, una vez obtenidas las órdenes de cateo en  forma sincronizada se intervinieron o allanaron legalmente los cuatro domicilios, dos de ellos eran los puntos clave: “La Casa Gris” y “Las Galleras”.

El funcionario federal enfatizó “se sabía que  ‘El Marro’ estaba con su escolta y por ello se cuidó hasta el último movimiento en forma milimétrica.  Al darse la orden para actuar, se desplegaron 120 elementos de Fuerzas Especiales, cubiertos en los alrededores por otros 120 elementos de la región militar, más 20 soldados de reacción de emergencias”.

Indicó, por aire se cubrió la zona con dos helicópteros “Cougar” artillados, “como se esperaba posibles reacciones de integrantes de la organización criminal y posiblemente de la base social, el Ejército mexicano desplegó 24 bases de operaciones y la Secretaría de Marina dos, mientras que la Guardia Nacional, 32 bases”.

Informó, “se tuvo una presencia de más de mil hombres, con lo cual no dieron tiempo a ninguno de sus cómplices y adeptos para movilizarse, colocar bloqueos o realizar quema de vehículos y camiones. En ningún momento se puso en riesgo la seguridad de los pobladores la operación fue quirúrgica y con una ejecución de excelencia”.

Subrayó, “la operación en sus parte final inició a las 3:00 horas, ya con las órdenes de cateo y el acompañamiento de las autoridades locales y el conocimiento del gobernador Diego Sinhué. A las 3:45 se hizo la detención de ‘El Marro’, junto con cinco cómplices más, además de que se rescató a una mujer secuestrada, al parecer empresaria local. No hubo una oposición o resistencia importante y solo Saulo Sergio, jefe de la escolta de ‘El Marro’ resulto herido en una pierna. A las 4:00 horas, un helicóptero inició movimiento para trasladar a ‘El Marro’ y a las 4:30 horas arribó al complejo ministerial del estado para consignarlo ante el Ministerio Público el fuero común, aunque hay solicitudes de arresto por delitos del orden federal”.

Pidió a las autoridades judiciales locales y judiciales que cumplan con la responsabilidad que les toca, pues las Fuerzas Armadas, la SSPC y las autoridades locales hicieron un gran trabajo.