Con 500 personas y antorchas, la celebración del 15 de septiembre

Con 500 personas y antorchas, la celebración del 15 de septiembre

0 190

Durante la conferencia mañanera de ayer, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, señaló que sobre la celebración del 15 de septiembre referente a la Independencia de México, el Grito se llevará a cabo guardando la sana distancia y se celebrará en el Balcón.

“En toda la plancha del Zócalo pueden estar 500 personas bien separadas y yo hice la propuesta, porque hay un comité de esta ceremonia, hice la propuesta que sea con antorchas para mandar el mensaje de que sigue encendida la llama de la esperanza, porque así es además, la gente mantiene la esperanza y la esperanza es una fuerza muy poderosa”, señaló.

Puntualizó que eso se puede cuidar, en toda la plancha 500 con representación de los 32 estados o las 32 entidades federativas y los medios, es decir, transmisión por radio, por televisión, desde luego la prensa escrita, y desde los domicilios la gente puede participar, puede ver la ceremonia del Grito.

En el caso del desfile militar lo mismo. No es el desfile de siempre, no va a ser el del año pasado que participaron miles de personas, va a ser una ceremonia conmemorativa sin muchos contingentes, guardando la sana distancia, todo a partir de los protocolos de salud, pero no me dieron tiempo de explicarlo.

Ámbito económico

Sobre el ámbito económico en el sentido que el Inegi dio a conocer que la caída durante el segundo trimestre del Producto Interno Bruto es de 18.9 por ciento, esto aunado también a lo que hace dos días publicó el Coneval, de que 70 millones de personas en nuestro país no tendrían para adquirir una canasta básica y se suma a esto las pérdidas de Pemex de 600 mil millones de pesos.

Señaló que ya se esperaban estos datos porque se está midiendo abril, mayo y junio, que son los tres meses peores. Si ustedes recuerdan, la pandemia comienza a afectar en marzo, ya nos afectó en el primer trimestre, se cayó la economía, pero se tocó fondo en abril y mayo.

Y se puede medir, independientemente de los datos del Inegi, en la pérdida de empleos. Como se cerraron las actividades productivas, se paró la economía en abril y mayo fundamentalmente. En abril se perdieron 555 mil empleos, sólo tomando en cuenta a los trabajadores registrados en el Seguro Social, que no es toda la población, estamos hablando de la economía formal, se tenía antes de la pandemia 20 millones 500 mil trabajadores inscritos en el Seguro Social.

Entonces, abril menos 555 mil, mayo, menos 340 mil y junio menos 82 mil; o sea, estamos hablando de una pérdida de alrededor de un millón de empleos.

Y nuestra propuesta de enfrentar la crisis nos está resultando favorable, porque dijimos que a partir de julio empezábamos a levantarnos y ya hay signos en ese sentido; después de caernos en el caso del empleo hasta 82 mil plazas perdidas en junio, ya julio prácticamente no hay pérdida de empleos, ayer sólo se habían perdido en todo julio, según datos de ayer, cuatro mil empleos y yo espero que salgamos sin pérdida, tomando en cuenta estos días que nos faltan para terminar julio.

Entonces, es 555 mil, 340 mil, 82 mil en junio y julio cero pérdida de empleos, y tenemos otros indicadores que nos indican, nos señalan, que ya julio vamos hacia adelante.

Entonces, los datos de hoy del Inegi corresponden a esa situación, están reflejando la caída. Vamos a tener que esperar tres meses, porque los datos los dan a conocer cada tres meses, es decir, hasta septiembre, para conocer el resultado del trimestre julio-agosto-septiembre, que yo lo veo con optimismo.

“Ya pasó lo peor y funcionó la estrategia, y que ya nos estamos recuperando y que los datos son hasta el mes de junio, que no incluye julio y todo lo que consideramos va a suceder en agosto, septiembre y lo que falta del año, y que va a ser una ‘V’, que caímos, que esto es lo que estamos viviendo ahora, también como cayeron todas las economías del mundo, no es un asunto de México, es un asunto mundial por la pandemia, entonces en el caso nuestro es que caímos y ya estamos repuntando, ya estamos saliendo en la creación de empleos.

La política de apoyar a los pobres nos ayuda mucho, lo que se decidió de inyectar recursos abajo para que la gente no padezca, que la gente más pobre tenga ingresos. Si hubiésemos optado por la otra política de meter dinero arriba, entonces sí, el deterioro en las condiciones de vida de la mayoría de los mexicanos sería más preocupante; pero al meter los recursos abajo estamos garantizando que la gente tenga ingresos, que tenga para el consumo básico, además no hemos recurrido a deuda.

Nos va a pegar desde luego la caída de la economía y la depreciación del peso, porque aumenta la deuda sin que se contrate nueva deuda, sólo por la caída de la economía aumenta el porcentaje de deuda con relación al producto, pero no nos hemos endeudado y vamos a salir adelante, tenemos finanzas públicas sanas, no nos faltan los fondos”.

“Yo les puedo decir que se están entregando fondos y apoyos a los pobres como nunca y se está complementando esto con algo que nos ha estado ayudando frente a la crisis: la llegada de las remesas. Tengo el dato de que en este mes de julio van a aumentar las remesas, eso lo va a dar a conocer el Banco de México dentro de dos meses, pero yo ya sé que están aumentando las remesas, porque le estoy dando un seguimiento especial diario, así como tengo diario el seguimiento de los empleos en el Seguro Social.

Entonces, este año puedo garantizar, porque ya sucedió en el primer semestre, así como en el primer semestre tenemos un promedio de la caída de la economía del 10 por ciento, así también en el primer semestre de este año, en comparación con el primer semestre del año pasado tenemos un incremento en las remesas del 10 por ciento en términos reales.

Entonces, por eso crecimiento no necesariamente significa más o menos pobreza, ese es un asunto de la tecnocracia, de la forma como median anteriormente. Se puede caer la economía 10 por ciento en el semestre, pero si tenemos un aumento en las remesas del 10 por ciento ¿qué significa?, a dónde va ese dinero?, va a abajo, va a 10 millones de familias de los pueblos de México que se benefician con esa derrama económica, y a eso agréguese lo que estamos nosotros destinando en créditos, en programas de bienestar.

Por eso son concepciones distintas de medir. No la caída económica necesariamente va a significar en la misma proporción caída en la calidad de la vida de los mexicanos, sobre todo por el modelo que estamos aplicando. Si fuese el mismo gobierno neoliberal entonces sí, porque no atendían a pobres, cae la economía y no atienden a los pobres, pues entonces sí se puede decir: Se va a impactar a la mayoría de la gente, va a haber más pobres, pero no es así, porque ahora es más lo que destinamos a apoyar a la gente necesitada.

Y yo espero que la economía termine ya de recuperarse, está creciendo la industria de la construcción.

Lo mido también en el consumo de gasolinas. Cuando se paró la economía, el consumo de gasolinas se redujo al 25 por ciento, era lo que se consumía, 25 por ciento de lo que se vendía antes de la pandemia; ahora ya se está consumiendo el 75 por ciento, todavía falta llegar al 100, llegar a como estaba, faltan 25, pero ya vamos hacia adelante.

Afortunadamente también, y eso yo lo agradezco mucho, la gente ha actuado con mucha responsabilidad, porque tuvimos que parar la economía de manera voluntaria, no con métodos coercitivos, se tuvo que parar la economía, sobre todo, abril y mayo, dos meses se paró la economía”.

Confinamiento

En el sentido del confinamiento, usted anunció que el lunes se va a dar a conocer el regreso a clases. Además del regreso a clases, el regreso de los trabajadores al servicio del Estado, los trabajadores de la administración pública.  Hay duda sobre si regresan, este decreto que se había dicho que en agosto, pero hay dudas si se regresa o no a partir del próximo lunes, si regresan los trabajadores de la administración pública o continúan.

Que la gente ayudó, porque eso significa una contribución importante, porque es dejar de recibir ingresos, sobre todo los que dependen de la economía informal, fue un sacrificio y eso también nos permitió el que no se nos desbordara la pandemia y que se pudiera atender a todos los enfermos en hospitales como lo estamos haciendo, no hay un enfermo que se quede sin una cama, sin un equipo que lo atienda y sin los especialistas. Entonces, sí nos ayudó el confinamiento.

Ya se tomó la decisión de que no se regrese en dos meses.

O sea, sería hasta octubre el regreso.

Hasta el 1º de octubre, en el caso de los trabajadores al servicio del Estado.

Seguimos trabajando igual, como lo hemos venido haciendo. Hay áreas en donde tenemos que estar en el gobierno, todo lo que es atención a la gente, la seguridad pública, desde luego el sector salud y la Presidencia.

En el tren interurbano entre México y Toluca parece que hay un retraso, no se están realizando las obras en el tramo 3, que comprende de la caseta a Constituyentes.

Quisiéramos saber cuál es la situación, porque reporta la gente que no hay obras, que parece que hay algunos problemas de trazo. Y en caso de retraso, si pudiera entrar el Ejército a concluir esta obra.

Y, por último, hubo mucha polémica en redes sociales y en muchos lados sobre el nombramiento de la señora Isabel Arvide como cónsul de México en Estambul, Turquía. Se mencionaba que no tiene experiencia diplomática y que hay muchos precisamente trabajadores de la SRE con experiencia y carrera diplomática que no se les ha dado una oportunidad.

Sobre el nombramiento de Isabel Arvide señaló que es una periodista que está ejerciendo el noble oficio del periodismo desde hace más de 40 años, no tiene malos antecedentes.

“Yo no la encontré en la lista de los que recibían dinero en el gobierno anterior, fue Premio Nacional de Periodismo en el género de columna política o análisis político, la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Periodismo. No sé por qué ahora se ponen tan estrictos cuando se trata de una propuesta para una cónsul, una mujer periodista”.