Exigen expliquen por qué fue cerrado el Auditorio Metropolitano

Exigen expliquen por qué fue cerrado el Auditorio Metropolitano

0 114

Ángel Galván

Tecámac, Edomex.- La legislatura mexiquense exhortó al gobernador Alfredo del Mazo para que informe sobre las razones por las cuales fue cerrado y dejó de funcionar el Auditorio Metropolitano de Tecámac, y cuándo reanudará sus actividades.

También pidió a la Auditoría Superior de la Federación conocer el estatus detallado de la auditoría número 852-DS-GF/2015 y exhortó al secretario estatal de Obra Pública en la entidad para que desclasifique la información sobre la construcción del auditorio y al de la Contraloría para que informe de las acciones realizadas a petición de la ASF.

El diputado Faustino de la Cruz de Morena refirió que el 10 de marzo 2017, el ex presidente Enrique Peña Nieto y el ex gobernador Eruviel Ávila inauguraron el Auditorio Metropolitano.

Aun cuando ese mismo año, el Auditorio acogió al menos una docena de eventos políticos y musicales, inexplicablemente fue cerrado al público en noviembre de 2017, a 8 meses de su apertura y a la fecha, el Gobierno de Estado no ha ofrecido una respuesta oficial.

Recordó que algunos medios de comunicación dieron cuenta de que el cierre fue por fallas estructurales de la obra y ante solicitudes de información pública hechas por ciudadanos para preguntar sobre la obra, su estatus legal, las dependencias responsables, convocatoria y contratos, estudios de factibilidad, las dependencias, sostuvo, se turnaban unas a otras las solicitudes.

Al final, la información fue reservada por cinco años, con el argumento de que parte sustancial de la información solicitada obraba en la carpeta del acta de formalización e inicios de los trabajos de la auditoría, correspondiente al oficio de auditoría número 852-DS-GF/2015, a cargo de la ASF para fiscalizar los recursos de los “Programas y Fondos Federales en el Estado de México”, respecto a la construcción del Auditorio Metropolitano Tecámac.

Además, justificaron, la divulgación de la información representaba un riesgo real, demostrable e identificable del perjuicio al interés público, pues no había concluido el procedimiento de auditoría y consideraron que proporcionar la información solicitada vulneraría los principios de seguridad y certeza de dichos procedimientos de auditoría, pues se corría el riesgo de afectar la actuación de la autoridad fiscalizadora y los resultados de la auditoría.

La construcción del Auditorio, precisó, tuvo una inversión original de 430 millones, 71 mil pesos más IVA, de los cuales 200 millones fueron de recursos federales provenientes del Gasto Federalizado, pero la ASF detectó que se rebasó el periodo de ejecución, previsto para 307 días naturales.