Con nocaut en el último round Óscar Valdez se impuso a Jayson...

Con nocaut en el último round Óscar Valdez se impuso a Jayson Vélez

0 150

Hugo Martínez Zapata

Con un nocaut de último minuto en el décimo round, Óscar Valdez pudo doblegar a Jayson Vélez para llevarse La Burbuja del MGM Grand Hotel, en Las Vegas, Nevadas, en lo que la última de seis funciones, dos por semanas, que organizó Top Rank, en esa ciudad.

Después de estar seis meses fuera de actividad, el originario de Nogales, Sonora se convirtió en el primer boxeador en noquear a Vélez, hecho que le da mayor confianza para ir por el título Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el cual le pertenece actualmente a su compatriota Miguel Alacrán Berchelt.

Desde el comienzo de la pelea, Valdez dejó en claro lo que buscaba. Y eso era contragolpear a Jayson Vélez. Cuando el boricua atacaba, Valdez esperaba a que empezara a salir para conectarlo  con el gancho de izquierdo a la cabeza. Prácticamente lo estuvo cazando con ese golpe.

Y es que ese gancho de izquierdo se ha convertido en un arma icónica para Valdez, que lo tira con velocidad y poder. Así fue como consiguió derribar a Vélez por primera vez en la pelea.

En el quinto round, Valdez volvió a tender la trampa. Dejó a Vélez entrar y cuando iba de salida lo alcanzó el gancho izquierdo que entró duro al mentón. Vélez se notó sorprendido y sacudido, se fue trastabillando hacia atrás hasta caer. No se veía tocado y pudo administrar el conteo para levantarse en el último segundo.

La pelea tuvo grandes emociones. Óscar Valdez dejó su poderío para la recta final, pues fue en el décimo y último round que el púgil azteca noqueo a su rival, justo 37 segundos antes de llegar al final.

Con esta victoria, Óscar Valdez mantiene su invicto y llega a las 28 victorias en su carrera profesional, 22 de ellas han sido por la vía de nocáut.

Jayson Vélez le resistió casi todo a Óscar Valdez. En una pelea pactada a 10 rounds, el noveno capítulo terminó con la sensación de que el combate se iría a las tarjetas. Así lo sintió también Eddy Reynoso, entrenador de Valdez, que le aconsejó no salir a buscar el nocaut para no arriesgarse. “Venimos a ganar, no venimos a noquear”, le dijo Reynoso a Valdez.

Al término del combate Óscar Valdez comentó que “Vélez fue todo lo que esperaba, un guerrero duro que luchó con todo su corazón. Lo felicito por su gran actuación y una gran pelea”.